Pareja desaparecida en Tenerife: encontrado el coche de Marc y Laura, cuyo cuerpo mutilado flotaba en el mar

Pareja desaparecida en Tenerife: encontrado el coche de Marc y Laura, cuyo cuerpo mutilado flotaba en el mar
Pareja desaparecida en Tenerife: encontrado el coche de Marc y Laura, cuyo cuerpo mutilado flotaba en el mar
-

Los dos jubilados belgas, que vivían desde hacía 16 años en esta isla canaria, habían desaparecido en extrañas circunstancias el 22 de abril, hasta el macabro descubrimiento de los restos del sexagenario el 2 de mayo.

La investigación avanza, pero el misterio sigue en Tenerife, donde la policía intenta dilucidar las circunstancias de la desaparición de una pareja de jubilados belgas, Laura Trappeniers, de 66 años, y Marc Olbrechts, de 71 años, de los que había sin noticias desde el 22 de abril, hasta el hallazgo de sus restos el 2 de mayo.

Este sábado 4 de mayo fue el coche de la pareja, un Opel Mokka que la policía española no había recuperado, el que fue descubierto cerca de su casa: “Buenos amigos de la pareja encontraron el coche ellos mismos ayer mientras registraban la zona”afirma Tessa Rens, periodista de VTM NIEUWS, que se encuentra en Tenerife.

En el vehículo secuestraron un cuchillo

“Encontraron el coche en la calle principal de una aldea, no lejos de donde vivía la pareja y desaparecieron. Por lo tanto, informaron a la policía. Según los informes, el coche estaba abierto. También se encontraron en el vehículo un cuchillo, gafas de sol y ropa. La policía ha informado Ahora confiscó el auto para una mayor investigación.

Las personas cercanas a la pareja continúan preguntándose qué pasó con sus amigos, a quienes vieron por última vez en su clase de yoga la noche del 22 de abril. Ese día, Laura le contó a una amiga que tenía un problema con un inquilino, que iba a ocupar una dependencia situada al lado de su villa, y que finalmente canceló su reserva, relatan los medios flamencos.

Laura temía un robo

“Él aparentemente no era de la isla y supuestamente la amenazó. Ella no quiso decir más pero estaba claro que no se sentía cómoda”. dice este testigo. “Laura temía que este hombre viniera y robara el chalet”.

Esa noche, alrededor de las 21:30 sonó la alarma en su casa, pero los dos belgas estaban inalcanzables: las llamadas realizadas a sus teléfonos sonaron en vano. Todavía según HLN, “En ese momento, un hombre aparentemente trepó la cerca de su jardín y caminó a gran velocidad alrededor de la casa. El hombre vio entonces una cámara e intentó desconectarla. Pero fue al desconectarla que la alarma luego huyó hasta alrededor de las 1 A.m., alguien fue visto cerca de la casa.

Desde entonces, la policía ha examinado las imágenes de las cámaras de vigilancia de varios restaurantes, con la esperanza de encontrar elementos que permitan comprender lo ocurrido la noche del 22 de abril.

-

PREV 70 años después de Diên Bien Phu, Vietnam inicia un nuevo diálogo con Francia
NEXT Castraciones filmadas, testículos cocinados: un hombre condenado a cadena perpetua por “carnicería humana”