Las canceladoras antiguas son caras, la tarjeta de varios cursos está en peligro

Las canceladoras antiguas son caras, la tarjeta de varios cursos está en peligro
Las canceladoras antiguas son caras, la tarjeta de varios cursos está en peligro
-

Forma parte del contenido de las carteras de muchos suizos de todas las edades y procedencias, pero pronto desaparecerá: la tarjeta de cartón para varios viajes. El sector del transporte público está considerando eliminar esta oferta y todas las máquinas que la destruyen antes de finales de 2025. El Consejo Federal respondió esta semana a las preocupaciones de la consejera nacional Martina Bircher (UDC/AG), que deplora la decisión. “¿Por qué tenemos que buscar una nueva solución cuando ya existe una oferta que funciona y es apreciada por el público?”, se pregunta el funcionario electo.

En primer lugar, la decisión no es definitiva. “El futuro de los destructores mecánicos se decidirá en el verano de 2024”, indica el Consejo Federal. Pero todo el mundo estará de acuerdo en que estas pequeñas máquinas naranjas situadas en los andenes de las estaciones no parecen estar a la vanguardia de la tecnología. Incluso se podría decir que son realmente anticuados.

“Muchos obliteradores han llegado al final de su vida útil y necesitan ser reemplazados. Sin embargo, la adquisición de repuestos es cada vez más difícil, porque a veces ya no están disponibles”, señala el gobierno. Sobre todo cuesta mucho. Actualmente hay alrededor de 15.000 máquinas de este tipo en Suiza. Cada uno tiene un precio de 3265 francos. “Los costes anuales de los 15.000 canceladores ascienden a 10 millones de francos”, señala el Consejo Federal, mientras que el uso de tarjetas de cartón disminuye año tras año.

El principio mismo de la tarjeta de varios cursos no está necesariamente en peligro, sino sobre todo la tarjeta física la que sí lo está. La filial está estudiando cómo sustituirlo por una solución digital. Sin embargo, para Martina Bircher, “las tarjetas de varios platos son especialmente prácticas para los niños y las personas mayores”, que son quienes no necesariamente tienen un smartphone a mano. En este aspecto el Consejo Federal es claro. “El Consejo Federal aprueba el desarrollo de la digitalización en el transporte público”, afirmando que el sector también debe ofrecer soluciones para los viajeros sin smartphone.

-

PREV Nuclear. Con el dinero del EPR de Flamanville, la necesidad de hacer ganar a todos
NEXT “Simplemente tomó un boleto”