El mundo no está preparado para hacer frente a los incendios.

El mundo no está preparado para hacer frente a los incendios.
El mundo no está preparado para hacer frente a los incendios.
-

Este año ya han aparecido paisajes de ceniza a raíz de las olas de calor en Canadá, Estados Unidos, Grecia y Turquía.

Si bien últimamente se han destinado nuevos recursos a la lucha contra los incendios, no se puede decir lo mismo de la previsión de catástrofes de este tipo, opinan los expertos. “Aún nos estamos poniendo al día”, afirmó Stefan Doerr, director del Centro de Investigación sobre Incendios de la Universidad de Swansea en Gales.

Predecir un incendio o su gravedad puede resultar difícil debido a los múltiples factores en juego, empezando por el clima. Pero los incendios son cada vez más grandes e intensos por regla general, estima el investigador, coautor de un reciente estudio sobre el tema.

El número y la intensidad de los incendios forestales extremos, los más destructivos y contaminantes, se han más que duplicado en el mundo en los últimos 20 años, debido al calentamiento global debido a la actividad humana, según otro estudio que acaba de publicarse en el periódico. revista Nature Ecology & Evolution. “Es evidente que no estamos lo suficientemente preparados para afrontar esta situación”, advierte Stefan Doerr.

“El agua se evapora antes de llegar al suelo”

El cambio climático es una de las principales causas del problema aunque también influyen otros factores, como el uso del suelo y la ubicación de las viviendas.

Como los incendios no conocen fronteras, los gobiernos han comenzado a combatirlos de forma conjunta, subraya Jesús San-Miguel, experto del Centro Común de Investigación de la Unión Europea (UE). Este último ha desarrollado fuertemente el intercambio de recursos. Incluso los países mediterráneos fuera de la UE ya se han beneficiado de equipos de extinción de incendios o de ayuda financiera, señala el especialista. Pero esto ya no es suficiente ante incendios más extremos.

“Recibimos comentarios de nuestros compañeros de protección civil que nos dicen: ya no podemos combatir los incendios, el agua se evapora antes incluso de llegar al suelo”, afirma Jesús San-Miguel. “Necesitamos trabajar más en la prevención”.

La quema controlada, el uso de ganado pastando o medios mecánicos para limpiar la maleza son formas efectivas de limitar lo que puede alimentar los incendios, dice Rory Hadden de la Universidad de Edimburgo. Otras soluciones para evitar las primeras llamas y reducir la propagación: prohibir las hogueras y utilizar las carreteras como cortafuegos, continúa este especialista.

Tantos esfuerzos financieros y de planificación cuyos resultados son invisibles. “Cualquiera que sea el método o técnica que utilices… el resultado de esa inversión es que no pasa nada, lo cual es muy extraño desde el punto de vista psicológico. El éxito se produce cuando no pasa nada”, comenta Rory Hadden.

“La gente olvida”

A menudo son los residentes y los municipios quienes toman la iniciativa de limpiar la maleza alrededor de casas y edificios públicos. Pero no todo el mundo está dispuesto a aceptar el hecho de que se encuentra en una zona de riesgo. “La gente no cree que les vaya a pasar, pero les pasará”, advierte Jesús San-Miguel, en referencia a regiones con climas antiguamente fríos o húmedos -como el noroeste de Estados Unidos- que han sufrido importantes incendios en los últimos tiempos. años.

Ante esta evolución, los países se están adaptando y adoptando nuevas normas, desde Canadá hasta los países escandinavos. Pero la mejor respuesta no siempre es obvia, incluso en regiones acostumbradas a los incendios, subraya Guillermo Rein, del Imperial College de Londres, y no siempre se aprenden lecciones después de un desastre.

-

PREV Miss Francia 2025: ¿quién es Jade Fansonna, la sublime Miss Guyana?
NEXT “Más vale tarde que nunca”: Tony Parker le hace una ardiente declaración a Agathe Teyssier