contener la respiración para limitar los efectos secundarios

contener la respiración para limitar los efectos secundarios
contener la respiración para limitar los efectos secundarios
-

Desde febrero, el Centro Nacional de Radioterapia implementa una nueva técnica para mujeres con cáncer de mama.

Durante la radioterapia para tratar el cáncer, pueden producirse ciertos efectos adversos tras las sesiones. Para limitar estas consecuencias para la salud, el Centro Nacional de Radioterapia François-Baclesse instaló, el año pasado, un nuevo dispositivo para mujeres que padecen cáncer de mama.

Este método es radioterapia de apnea corta. Entonces, cómo funciona ? Durante la sesión, la paciente debe, durante veinte a veinticinco segundos, inhalar profundamente y luego bloquear la respiración. Aquí es cuando se administra el tratamiento (rayos). El gesto se repite varias veces durante unos minutos.

El objetivo es proteger al máximo el corazón de la radiación que se utiliza para destruir las células cancerosas. “Inhalar profundamente ayuda a alejar el corazón de la pared mamaria al inflar la caja torácica. Esto limita el daño cardíaco que puede ocurrir en este tipo de cáncer. Sólo lo hacemos en el seno izquierdo, porque es el más cercano al corazón”, explica Anne Eschenbrenner, radiofísica.

En un comunicado de prensa, el Dr. Bérangère Frédérick, radioterapeuta y oncólogo del centro François-Baclesse, precisa que este método permite “reducir una media de un 7,5% por gris (la unidad de medida de la dosis absorbida durante la irradiación con radiaciones ionizantes) durante mucho tiempo. efectos secundarios cardíacos a largo plazo”.

Una técnica muy supervisada

Pero antes de ser practicado, este método requiere de un apoyo previo con el paciente. En primer lugar, es el médico quien le hablará de este dispositivo durante la primera consulta. “Incluso puede darle pequeños ejercicios para que los haga en casa y aprenda a aguantar veinte segundos. Luego, el paciente regresa para la simulación y hay otra entrevista (…). Esto se explicará nuevamente durante la exploración antes del tratamiento y cuando se administre”, explica Mélanie Habay, asistente técnica médica de radioterapia.

Para poder desarrollar esta nueva radioterapia específica también se formó al personal de enfermería. “Dentro del equipo de referencia hay un total de cuatro médicos, cuatro físicos y siete técnicos. Además de la formación básica, todos los años realizamos cursos de actualización”, afirma el radiofísico.

Al contrario de lo que podría pensarse, este método se puede practicar a cualquier edad. “El único criterio es poder mantener una apnea. Por eso tratamos de desestresar a los pacientes porque a veces tienen miedo de no poder hacerlo, mientras que cuando estás realmente relajado puede ser muy sencillo (…). Tenemos personas mayores a las que les va muy bien y jóvenes que fracasan”, explica Anne Eschenbrenner.

El radiofísico desea destacar que si la apnea no se realiza correctamente durante la sesión, esto no influye en el éxito del tratamiento. “También tenemos muy buenos resultados en respiración libre, por lo que no hay de qué preocuparse”.

Desde el lanzamiento de esta radioterapia de inspiración bloqueada el pasado mes de febrero, treinta de cuarenta pacientes se han beneficiado de ella. “Si a veces sienten cierta aprensión, lo aceptan fácilmente porque están felices de participar en su tratamiento”, explica Mélanie Habay. En el futuro, el Centro Nacional de Radioterapia de Luxemburgo desearía desarrollar esta técnica para otros tipos de cáncer. “Ya nos gustaría poder hacerlo también en el pecho derecho. Aquí protegeríamos los pulmones. Entonces, ¿por qué no para el cáncer de pulmón y de hígado? Se trata de algo cuya eficacia ha sido demostrada en numerosas revistas científicas”, afirma Anne Eschenbrenner.

Presente desde hace varios años en numerosos países europeos, como Francia, esta radioterapia de corta apnea se aplica por primera vez en Luxemburgo.

-

PREV 200 trampas de anidación desplegadas en Blagnac para luchar contra las especies invasoras
NEXT Mi “terapia deportiva”: CrossFit by Aude – Asociación RoseUp