¿Quién puede ayudar a Cathy, de Valansart, que tiene síndrome de Cowden?

¿Quién puede ayudar a Cathy, de Valansart, que tiene síndrome de Cowden?
¿Quién puede ayudar a Cathy, de Valansart, que tiene síndrome de Cowden?
-

Cathy Hautus vive en Valansart (Chiny) y lanza una auténtica petición de ayuda. El 22 de abril, los médicos le diagnosticaron el síndrome de Cowden, una enfermedad extremadamente rara de origen genético. Se manifiesta por malformaciones diseminadas con aspecto tumoral y un mayor riesgo de desarrollar determinados cánceres. Este síndrome de Cowden se caracteriza por la presencia de tumores benignos que se forman en la piel, el tórax, la tiroides, el sistema gastrointestinal, el endometrio o incluso el cerebro. La prevalencia de esta enfermedad se desconoce pero se estima en 1 entre 200.000 personas. Por lo tanto, en Bélgica debería haber como máximo unos sesenta casos.

Los signos de la enfermedad suelen aparecer entre la segunda y tercera década de la vida, pero pueden aparecer a cualquier edad. Aunque fue diagnosticada el 22 de abril, Cathy Hautus ha estado mostrando signos de la enfermedad durante muchos años. “De origen indio, fui adoptado a la edad de 17 meses.explica la señora. A partir de entonces desconozco mis orígenes y es indudable que uno de mis padres biológicos fue portador del síndrome. Cuando todavía estaba en la India, habría contraído polio. Después siempre me quedaban secuelas en una de mis piernas”.

Una enfermedad que no se puede curar

A los 12 años, Gaumaise tuvo un problema de tiroides y los médicos decidieron extirparlo. A los 30 años desarrolló cáncer de cuello uterino. “Después empecé a tener quistes por todos lados.continúa la señora. Incluso lo tenía en la cabeza. Mi neurólogo me aconsejó entonces que me hiciera una prueba genética que reveló este famoso síndrome. Después de tantos años, finalmente le hemos puesto palabras a la enfermedad”.

Lamentablemente, el síndrome de Cowden no se puede curar y es imposible frenar su progresión. “Actualmente me siguen en el hospital Saint-Luc de Bruselas.Ella continúa. Pero necesito testimonios de personas que padecen este síndrome. También me gustaría ponerme en contacto con asociaciones o médicos de la provincia de Luxemburgo que conozcan la enfermedad de cerca o de lejos.”

A pesar de todo lo que le sucede, Cathy mantiene el ánimo en alto. “Estoy acostumbrado a las malas noticias y siempre pongo las cosas en perspectivadestaca con cierta actitud positiva. No tengo más remedio que mantener el ánimo en alto y disfrutar de las pequeñas alegrías de la vida”.. Si puedes ayudar a Cathy, no dudes en escribirle un correo electrónico a [email protected].

-

PREV Aquí está el mejor momento del día para defecar.
NEXT Estos municipios de Pays de la Loire colonizados por el mosquito tigre