Demanda de 150 millones de dólares contra Robert Giroux: Ponzi y transacciones irregulares, dice un experto

-

El contable forense encargado por los millonarios que demandan a Robert Giroux por 150 millones de dólares en relación con la debacle del grupo Huot es categórico: las transacciones realizadas tienen todas las características de un esquema Ponzi, lo que pone en duda que inversores verdaderamente informados hubieran inyectado más dinero en un modelo así.

François Filion no es su primer caso importante. El experto de la empresa KPMG había testificado durante varios días en el proceso contra Vincent Lacroix, condenado por el escándalo de Norbourg.

Según su análisis, está claro que algunas de las transacciones observadas entre las empresas de Robert Giroux, los fondos de inversión privados Q-12 y FIISH, así como las empresas de Stéphan Huot, presentan “características Ponzi”.

¿Qué es un esquema Ponzi?

“El fraude Ponzi implica tomar dinero que pertenece a un inversor para pagar rendimientos falsos a otros inversores o simplemente para reembolsar a los inversores que quieren recuperar su dinero. De este modo, los estafadores pueden dar la falsa impresión de que el dinero invertido genera buenos rendimientos y que no hay problemas para recuperar el dinero invertido”.

Fuente: Autoridad de Mercados Financieros

Su análisis reveló que el imperio Huot había estado en déficit durante varios años y que estaba luchando por pagar los intereses que debía a los inversores que le habían concedido préstamos. Para compensar esto, Robert Giroux habría solicitado otras inyecciones de fondos a los millonarios, dinero nuevo que sirvió, según el experto, para pagar ciertos intereses.

“Obtuvieron el dinero de sus intereses, por lo que sienten que la rueda está girando. Excepto que recibieron el dinero aportado por los inversores”, explicó el contador forense durante su testimonio.

Foto tomada de la cuenta de Linkedin de François Filion

ilusión de seguridad

Esta rueca, François Filion la describió durante su testimonio como “la ilusión” de que todo iba bien para el grupo Huot y, al mismo tiempo, para el dinero de los inversores.

“Es una ilusión porque no se trata de sumas generadas por las actividades de Stéphan Huot”, afirmó el contable forense.

En total, se invirtieron casi 120 millones de dólares en el préstamo FIISH entre 2017 y 2022 para financiar los proyectos del Grupo Huot. En su análisis, el Sr. Filion determinó que aproximadamente el 11% de esta cantidad se utilizó para transacciones de tipo Ponzi, o aproximadamente 10 millones de dólares.

“Son 6,9 millones de dólares en intereses para los inversores que se pagaron con el dinero de su inversión. Todos estos pagos mantienen la ilusión de que el sistema está funcionando”, insistió el experto financiero.

Y para los préstamos FIISH y Q12 combinados, este último descubrió 40 millones de dólares en transacciones irregulares.


El sitio de construcción de una de las fases del proyecto Ariela

Foto Vincent Desbiens, Journal de Québec

Si hubieran sabido

Según Filion, estas maniobras eran necesarias para mantener a flote el barco de Stéphan Huot. Y como la ilusión funcionó, nadie buscó más cuando llegó el momento de inyectar más dinero, argumentan los demandantes.

Pero los déficits efectivamente estaban ahí. (Ver cuadro a continuación)

¿Sabía el Grupo Giroux de estos contratiempos? Ésta es la pregunta que formula varias veces M.mi François Valin, abogado de los demandantes, al perito de KPMG.

“Bueno, sí, eso es seguro. Ellos fueron quienes gestionaron el préstamo y generaron parte de los ingresos por concepto de comisiones”, explicó François Filion, planteando él mismo una cuestión fundamental en todo este asunto.

“Si los inversores supieran que estaba en déficit desde el principio, ¿se habrían añadido 58 millones de dólares al fondo? Tenemos que hacernos la pregunta”.

Robert Giroux aseguró durante su testimonio que había informado a los patrocinadores de lo que calificó como “los problemas temporales de liquidez de Stéphan Huot”. Los millonarios, por su parte, declararon que “se cayeron del asiento” cuando se enteraron de la debacle del Grupo Huot, que culminó en una quiebra provocada por deudas de más de mil millones de dólares.

Grupo Huot: problemas financieros crónicos según el experto

Si Robert Giroux insistió repetidamente en su testimonio en que los problemas de Stéphan Huot eran sólo “dificultades temporales de liquidez”, el experto de KPMG que analizó el caso de los inversores engañados pinta un panorama muy claro.

“Para mí no es nada temporal. Eran crónicas las dificultades financieras. [du Groupe Huot]», repitió varias veces François Filion, contable forense encargado en la demanda de 150 millones de dólares contra Robert Giroux.

Desde 2017

Según el análisis del experto, Stéphan Huot y sus empresas atraviesan dificultades de liquidez desde 2017. Para compensarlo, el empresario solicitó varios préstamos, de cuantiosas cantidades, que conllevaban elevados tipos de interés y acumulación de gastos de gestión.


Demanda de 150 millones de dólares contra Robert Giroux: Ponzi y transacciones irregulares, dice un experto

Foto STEVENS LEBLANC

Entre 2017 y 2022, François Filion explicó que el Grupo Huot tenía obligaciones por 98,4 millones de dólares en intereses y comisiones sobre estos préstamos. Una cantidad mucho mayor de lo que le reportaron sus actividades.

“Eso es mucho dinero. Cuando se considera que sus operaciones inmobiliarias generan $56M, hay un problema. No se pueden tener menos ingresos que gastos”, describió el experto, precisando que lo que “no era rentable” para el Grupo Huot era el peso que representaban las obligaciones vinculadas a sus numerosos préstamos.

“El préstamo FIISH afectó enormemente a la actividad de Stéphan Huot en términos de rentabilidad y capacidad de hacer frente a sus obligaciones.”


Demanda de 150 millones de dólares contra Robert Giroux: Ponzi y transacciones irregulares, dice un experto

Asociación Huot-Giroux: rentabilidad unidireccional

S’il fallait trouver une image pour illustrer l’effet qu’ont eu les prêts des fonds FIISH et Q-12, administrés par Robert Giroux, sur Stéphan Huot, une bouée de sauvetage à laquelle serait attachée une tonne de briques serait probablement la buena.

Porque los numerosos préstamos que permitieron al imperio Huot mantenerse temporalmente a flote tuvieron costos tales que finalmente causaron su caída. Y Robert Giroux, recogió según François Filion, contable forense.

“Todo esto beneficia al 100% a Robert Giroux”, concluye el experto de la firma KPMG.

Según sus cálculos, el 75% de los ingresos de las distintas empresas de Robert Giroux de 2017 a 2022 fueron atribuibles al Grupo Huot, una cantidad de 71,8 millones de dólares. De esta cantidad, 44 millones de dólares provinieron únicamente de tarifas de procesamiento, servicios financieros, gestión y administración de los distintos préstamos.

De 2017 a 2022, los activos personales de Robert Giroux y sus empresas habrían aumentado casi 50 millones de dólares, principalmente porque el Grupo Huot estaba pagando por él.


Demanda de 150 millones de dólares contra Robert Giroux: Ponzi y transacciones irregulares, dice un experto

Foto tomada de la página de Facebook de Robert Giroux.

El efecto bola de nieve

Varios testigos han hablado desde el inicio del juicio de 150 millones de dólares sobre el efecto bola de nieve. Ahora entendemos que esta bola de nieve se transformó en la avalancha que envolvió al Grupo Huot.

“La bola de nieve son los importes de los intereses”, explicó el experto en contabilidad forense François Filion en su testimonio la semana pasada.

A medida que pasaban los años y acumulaba déficits, Stéphan Huot no tuvo más remedio que pedir nuevos préstamos para continuar sus operaciones. Y cada uno de sus préstamos venía con nuevos intereses y comisiones de gestión y servicio.

Con el paso de los meses, la bola de nieve creció.

Al final, en 2022, Stéphan Huot debía la friolera de 20 millones de dólares anuales en intereses y comisiones por el préstamo FIISH de 118 millones de dólares.

“Cada tasa que añadimos reduce la capacidad de reembolso de Stéphan Huot”, concluye François Filion.

“Un día todo se detiene”.

La defensa llegará en otoño

El testimonio de François Filion esta semana puede parecer condenatorio para Robert Giroux, a quien el contable forense atribuye parte de la responsabilidad en la debacle del grupo Huot y las pérdidas resultantes para los millonarios que prestaron grandes sumas. Pero los abogados del empresario harán oír a su propio experto en otoño.

Luc Marcil, contador forense de la empresa LMD, hizo el mismo trabajo que su homólogo, pero para los acusados. Obviamente, es probable que sus conclusiones sean diferentes.

En el contrainterrogatorio, M.mi Sylvain Rigaud, abogado de Robert Giroux, mencionó en varias ocasiones que “lo veremos en otoño”. ¿Un fraude Ponzi? “Creemos que está mal, pero lo defenderemos en otoño”, subrayó.

La prueba de 150 millones de dólares está programada para un total de aproximadamente seis semanas, tres esta primavera y tres más en el otoño. Robert Giroux respondió con una contrademanda de 25 millones de dólares.

¿Tiene alguna información para compartir con nosotros sobre esta historia?

Escríbanos a o llámenos directamente al 1 800-63SCOOP.

-

PREV Comptoir des Lys compra la marca de perfumes y cosméticos ecológicos Acorelle
NEXT En Sables-d’Olonne, por qué esta empresa con cincuenta empleados no pudo evitar la liquidación