¿cómplice de asesinato o inocente?

¿cómplice de asesinato o inocente?
¿cómplice de asesinato o inocente?
-

Éric Guénette no disparó los seis proyectiles que mataron a Achraf Thimoumi en Stoneham en agosto de 2022. Sin embargo, admite haber conducido el vehículo para acudir al encuentro fatal.

El hombre de 35 años presenció el asesinato. La fiscalía sostiene que sabía que Keven Prévost-Bouchard iba a utilizar su arma ese día, lo que le convierte en cómplice. Dado que ayudó a su amigo a cometer el delito, él también es culpable.

Prévost-Bouchard admitió haber matado a Achraf Thimoumi el pasado mes de marzo. Fue declarado culpable de asesinato no premeditado.

La defensa afirma que Éric Guénette no pensó que su “novio” fuera realmente a disparar. “Normalmente nunca hay balas”, deja caer el acusado durante su testimonio.

Por tanto, el hombre habría actuado por miedo a represalias, resume Louis Belliard, que hizo oír a su cliente durante el juicio del viernes.

Actividades criminales

Antes, durante y después del asesinato del ciudadano marroquí, Éric Guénette no denunció a Prévost-Bouchard porque tenía “miedo”.

“No puedo irme, él tiene un arma. Después de sacar al niño, me chocó los cinco y me dijo: somos hermanos para toda la vida”.

Según el acusado, estas palabras reflejan una obligación de “mantener la boca cerrada y no hablar con nadie”.

“Si respeto eso, está bien, si no lo respeto, comeré”, dijo el acusado.

En su testimonio, Éric Guénette explicó al jurado que empezó a salir con Keven Prévost-Bouchard en mayo de 2022. Le compraba drogas para revenderlas a sus amigos.

También admitió haber participado en varias ocasiones en las actividades delictivas de Prévost-Bouchard. Lo describe como un hombre “violento y peligroso” que siempre llevaba consigo un arma.

Guénette habría sido golpeada en prisión por orden de Prévost-Bouchard, cuando supo que finalmente había contado todo a las autoridades. El acusado también dice que en estos momentos hay “un contrato sobre su cabeza”. Ha estado detenido en una zona aislada y protegida durante los últimos siete meses.

La entrega salió mal

Éric Guénette condujo desde Saguenay a Quebec en agosto de 2022 para ayudar a Keven Prévost-Bouchard, justo antes del asesinato. Aceptó llevarse consigo el kilo de droga, cuyo valor rondaría los 37.000 dólares en 2022.

“Sabías que era peligroso, violento, tenía un arma. ¿Por qué te fuiste? ¿Por qué servir a este tipo de personas? -me preguntó Fabien Villemaire durante el interrogatorio.

El acusado sostiene que no podía decir “no” a Prévost-Bouchard debido a su asociación con peligrosas bandas callejeras. Guénette dijo que temía por su vida.

El señor Villemaire también explicó al jurado que Guénette incrementó las actividades criminales después del asesinato. Continuó frecuentando Prévost-Bouchard para comprarle drogas, en particular. El acusado no negó estos hechos.

Antes de su arresto por asesinato, Keven Prévost-Bouchard fue arrestado por otros delitos. Una vez en prisión, Éric Guénette realizaba tareas para él, como recoger dinero de los clientes.

Cada vez que Me Villemaire le preguntaba por qué seguía manteniendo una relación con Prévost-Bouchard, Guénette respondía que temía represalias.

“¡No fui yo quien lo mató, muchacho!” dijo Guénette con emoción en su voz durante su testimonio.

El señor Villemaire y el abogado defensor, el señor Louis Belliard, comenzarán sus alegatos la próxima semana. El jurado tendrá que decidir entonces si Guénette es culpable o no de asesinato involuntario por su complicidad.

-

PREV Este operador rebaja el precio de todos sus planes móviles de 20 GB a 160 GB
NEXT Oro: el precio del oro vuelve a probar un soporte clave en 2.290 dólares