Descubre los secretos de Moringa, el potente y natural agente antienvejecimiento

Descubre los secretos de Moringa, el potente y natural agente antienvejecimiento
Descubre los secretos de Moringa, el potente y natural agente antienvejecimiento
-

En un mundo donde ahora defendemos la salud física y mental, destaca una tendencia: la locura por los “súper alimentos”. Estos alimentos se promocionan como joyas nutricionales y ofrecen multitud de beneficios para la salud. Conocemos, por ejemplo, los de las semillas de chía, las bayas de goji, la maca en polvo o incluso la col rizada. Estos superalimentos son alimentos naturales y ricos en nutrientes que a menudo se consideran particularmente beneficiosos para la salud y el bienestar. Su atractivo radica en su alta concentración de vitaminas, minerales, antioxidantes y otros compuestos bioactivos.

Ahora, los esteticistas y todos aquellos que buscan una mente sana en un cuerpo sano están recurriendo a la moringa. La Moringa, también conocida como árbol de Moringa o “árbol milagroso”, es una planta originaria de las regiones tropicales y subtropicales del sur de Asia, África y América del Sur. Esta planta ha sido apreciada durante siglos por sus múltiples usos medicinales, nutricionales e industriales.

Las hojas de moringa y especialmente sus raíces se consumen a menudo como alimento nutritivo. Se pueden agregar a sopas, ensaladas, batidos o consumir como té. Las semillas de moringa también son comestibles porque son ricas en proteínas y grasas beneficiosas. Generalmente se trituran para hacer aceite.

¿Cuáles son los beneficios de la moringa para la piel?

Moringa resulta ser mucho más que una simple planta. Es un tesoro de la naturaleza que ofrece una impresionante variedad de beneficios para la piel. Con su composición rica en ácidos grasos esenciales y vitaminas A y E, hidrata profundamente la piel, preservando su luminosidad natural y brindando un agradable alivio a las pieles secas y deshidratadas.

Pero eso no es todo. Dotada de un potente poder antioxidante, la moringa lucha eficazmente contra los signos del envejecimiento de la piel neutralizando los radicales libres, promoviendo así una piel visiblemente más suave, elástica y radiante cuando se utiliza como mascarilla. Además, sus propiedades purificantes y antibacterianas lo convierten en un valioso aliado en la lucha contra las imperfecciones de la piel y el acné, regulando el exceso de sebo y calmando la piel irritada. Si la usas como crema a diario, la moringa puede fortalecer la barrera cutánea e incluso ofrece protección contra las agresiones externas como la contaminación y los rayos UV. Moringa se posiciona como un nuevo escudo natural para una piel sana y radiantemente hermosa.

¿Cómo utilizar la moringa en tu rutina de belleza?

Moringa está disponible en diferentes formas en productos cosméticos:

Aceite de moringa: Puro o mezclado con otros aceites vegetales, se masajea sobre el rostro y el cuerpo para hidratar, nutrir y proteger la piel.

Polvo de moringa: Incorporado en mascarillas, exfoliantes o cremas caseras, exfolia, purifica y revitaliza suavemente la piel.

Cremas y lociones: Muchos productos cosméticos incluyen actualmente aceite o extracto de moringa por sus propiedades nutritivas, antienvejecimiento y protectoras.

Bebida sencilla y eficaz: Mezcla una cucharadita (½ cucharadita para empezar) de moringa en polvo en agua, jugo de frutas (manzana, naranja, coco) o un batido.

En la cocina : Espolvorea el polvo sobre ensaladas, huevos, verduras asadas, pastas, risottos, sopas, yogures o tazones de cereales para obtener un sutil impulso nutricional.

Integrado en la repostería: Añade moringa en polvo a tus preparaciones dulces como brownies, muffins, galletas o incluso masa de pan para darle un toque nutritivo original.

Fuente: ELLE

Lea también: ¿Cuáles son los mejores humectantes con SPF?

-

PREV Enojarse, aunque sea por unos minutos, puede afectar la función de los vasos sanguíneos
NEXT ¿Qué apoyo a las personas mayores?