En el Pont du Gard, 380 invitados se reunieron para apreciar el talento gastronómico de los grandes chefs del Gard

En el Pont du Gard, 380 invitados se reunieron para apreciar el talento gastronómico de los grandes chefs del Gard
En el Pont du Gard, 380 invitados se reunieron para apreciar el talento gastronómico de los grandes chefs del Gard
-

Cerca de 400 personas acudieron al Puente del Gard para disfrutar de la experiencia de grandes chefs en un marco suntuoso.

El evento gastronómico “Via Gusto”, organizado en su segunda edición por la asociación Gard aux Chefs, reunió este miércoles 8 de mayo al mediodía a cerca de 380 amantes de la cocina gourmet. Dieciséis chefs de mundos muy diferentes (algunos de ellos con estrellas Michelin) se reunieron para celebrar “la comida gastronómica francesa”, catalogada como patrimonio inmaterial de la UNESCO desde 2010.

Chefs y enólogos

Este encuentro gourmet, antes llamado “Toqués d’Oc”, tras tres años de ausencia por crisis sanitaria, ha recibido un nuevo nombre, como un nuevo comienzo, basado en una idea de Michel Kayser (chef estrella del Restaurante Alexandre, en Garons): A través del gusto. “Estas palabras latinas unen perfectamente el arte culinario, basado en productos locales, y las raíces históricas de muchos lugares y monumentos del Gard”. explica Serge Chenet, chef con estrella Michelin y presidente de la asociación Gard aux Chefs.

Precisamente al mediodía, unos 380 epicúreos acudieron a la entrada para disfrutar de un menú gourmet en un entorno idílico, a la sombra de los plátanos y con vistas al legendario acueducto. Una decena de viticultores del Gard brindaron sus consejos para un maridaje perfecto entre comida y vino a los participantes que degustaron seis platos, una tabla de quesos firmada por el mejor trabajador de Francia, Vincent Vergne, asistido por Sébastien Rath y dos postres.

Calabacín, queso y dulces

La fiesta comenzó con el trío de aperitivos (Vincent Croizard, Ludovic Davouze e Yves Ruffinatto); la mezcolanza de espárragos blancos de Aigues-Mortes (Damián Sánchez y Julien Lavandet); luego la flor de calabacín de Bellegarde (Jérôme Nutile y Diane Jardin), los guisantes… sonidos azules (Christophe Ducros y Jean-Paul Lecroq); salmonetes, una pequeña fábula gustativa de mayo (Michel Kayser y Mario Monterroso). Pero también el cerdo Beauregard (Matthieu Hervé y Serge Chenet), la composición de los quesos curados (Vincent Vergne (MOF) y Sébastien Rath). Y, por último, el trío de mignardises (Laure y Pierre Francin y Frédéric Rame) y el manjar de merengue (Christopher Bignon).

Con 110 personas dedicadas al servicio y la logística y una perfecta organización, esta jornada fue un éxito total a pesar de algunas ráfagas de viento inesperadas.

Para obtener más información sobre la asociación Gard aux Chefs, haga clic aquí.

#French

-

PREV Creatividad y disciplinas variadas en el Ontario francés
NEXT Continúa el renacimiento de La Marsellesa en Vaucluse