La Corte Suprema de Estados Unidos rechaza la impugnación del mapa electoral de Carolina del Sur

La Corte Suprema de Estados Unidos rechaza la impugnación del mapa electoral de Carolina del Sur
La Corte Suprema de Estados Unidos rechaza la impugnación del mapa electoral de Carolina del Sur
-
Lea también: Donald Trump y los republicanos se preparan para ser malos perdedores

El espinoso tema podría ayudar a determinar quién, los demócratas o los republicanos, controlará la Cámara de Representantes de Estados Unidos el próximo año. Los republicanos tienen ahora una mayoría muy estrecha en la Cámara de Representantes. Un aumento en el número de distritos electorales de mayoría negra podría inclinar la balanza en las elecciones legislativas de noviembre.

Varias batallas legales contra el “gerrymandering”

La Corte Suprema, dominada por jueces conservadores, dictaminó por 6 votos a 3 que un mapa electoral elaborado por la legislatura de mayoría republicana de Carolina del Sur no constituía manipulación ilegal.

“Gerrymandering” es una división electoral partidista, que consiste en mover los límites de los distritos electorales de acuerdo con los intereses del partido en el poder. Está prohibido cuando se hace por motivos raciales.

En Estados Unidos se están librando varias batallas jurídicas por esta práctica que puede diluir el voto de las minorías.

En el caso de Carolina del Sur, un panel federal de tres jueces dictaminó en enero de 2023 que una redistribución de distritos realizada después del censo de 2020 era ilegal porque se basaba en criterios raciales, ordenando que se redistribuyera antes de las elecciones de noviembre de 2024. La mayoría republicana es acusado de haber “blanqueado” un distrito electoral al colocar a 30.000 afroamericanos en un distrito electoral que ya tenía una mayoría negra. La gran mayoría de los afroamericanos tienden a votar por los demócratas.

La legislatura de Carolina del Sur presentó una apelación contra la decisión del tribunal inferior y el caso terminó ante la Corte Suprema.

Una decisión calificada de “mala” por la jueza Elena Kagan

Este último, en un dictamen escrito por el juez ultraconservador Samuel Alito, declaró que la conclusión del primer tribunal de que el criterio racial era predominante en la redistribución de distritos del mapa era “claramente errónea”.

“La redistribución de distritos es una empresa inevitablemente política”, dijo Samuel Alito, y “una legislatura puede perseguir objetivos partidistas cuando se dedica a la redistribución de distritos”. “Cuando la raza y la política están fuertemente correlacionadas, un mapa que ha sido manipulado con fines partidistas puede parecerse mucho a un mapa tallado según líneas raciales”, continuó.

Los otros cinco jueces conservadores de la Corte se unieron a Samuel Alito. Los tres progresistas expresaron sus diferencias de opinión.

La jueza Elena Kagan calificó la decisión del Tribunal de “mala”. “Y así continuará esta práctica ‘odiosa’ de clasificar a los ciudadanos, basándose en generalizaciones raciales y explotando las divisiones raciales”, criticó.

Lea también: Joe Biden reconquistando el voto negro

La decisión de la Corte Suprema “amenaza la capacidad de los habitantes de Carolina del Sur de hacer oír su voz en las urnas”, afirmó el presidente Biden en su comunicado de prensa. La redistribución de distritos defendida por “la Corte es parte de un patrón peligroso de intentos de manipulación racial por parte de funcionarios electos republicanos para diluir la voluntad de los votantes negros”.

-

PREV Ordenan pagar 1.500 millones a las familias | La Justicia autoriza la liquidación de activos del teórico de la conspiración estadounidense Alex Jones
NEXT La UE inicia un procedimiento contra Argelia por incumplimiento de compromisos