Por qué la autonomía de Córcega es más incierta que nunca

Por qué la autonomía de Córcega es más incierta que nunca
Por qué la autonomía de Córcega es más incierta que nunca
-

” TIENE En un giro menos improbable, parece que, esta vez, se dice misa. » Este tenor del nacionalismo corso no oculta su amargura. Si la sorpresiva disolución de la Asamblea Nacional fue un shock eléctrico en la escena política de toda Francia, tuvo el efecto de un martillazo para la isla.

El boletín político

Todos los jueves a las 7:30 a.m.

Reciba una vista previa de información y análisis políticos del equipo editorial de Point.

Gracias !
Su registro ha sido tenido en cuenta con la dirección de correo electrónico:

Para descubrir todos nuestros otros boletines, vaya aquí: Mi Cuenta

Al registrarte aceptas las condiciones generales de uso y nuestra política de confidencialidad.

Este repentino regreso a las urnas y el resultado muy incierto que presagia en la reorganización del equilibrio de poder en el Palacio Borbón como en un futuro gobierno están haciendo sudar frío a los partidarios de una Córcega autónoma.

“Estamos poniendo los contadores a cero y no hay indicios de que el proceso se vaya a reiniciar”, se preocupa Michel Castellani, diputado autonomista de Alta Córcega. Una cosa es segura: por el momento, la disolución supone un serio freno a la reforma constitucional prometida por Emmanuel Macron en el podio de la Asamblea de Córcega, en septiembre de 2023: un estatuto de autonomía acompañado de un poder normativo para incluir la singularidad de la isla en la ley fundamental.

En el bando de Gilles Simeoni, jefe del ejecutivo nacionalista, la incertidumbre está más que nunca a la orden del día. El jefe de la comunidad corsa lo sabe: ha invertido mucho crédito político en estas negociaciones y, sin duda, una gran parte de legitimidad, incluso teniendo en cuenta su controvertido historial al frente de la región.

Un voto masivo por la RN

Por parte del gobierno, observamos especialmente otro fenómeno: si el domingo 9 de junio la Agrupación Nacional de Jordan Bardella triunfó en las elecciones europeas con más del 31% de los votos –el doble que la lista macronista de Valérie Hayer (14 , 6%) – en Córcega la tendencia fue aún más marcada. Con diez puntos más que la media nacional, el partido de Marine Le Pen aplasta a la competencia. Muy, muy por delante de la lista apoyada por Emmanuel Macron (13,2%), en un contexto de alta abstención, del 57%.

Este voto masivo a favor de RN podría inclinar la balanza hacia el abandono del proyecto. En primer lugar, porque el partido de la llama ha mostrado abiertamente su hostilidad a la idea de un estatuto autónomo para la isla. En las columnas de Córcega-mañanaEl 5 de junio, Jordan Bardella temía que esta reforma constitucional constituyera en realidad el “escalón hacia la independencia”.

Su fórmula no deja lugar a dudas sobre la posición de su partido sobre este proyecto: “La autonomía que defienden un cierto número de movimientos políticos y nacionalistas conducirá al fin de las garantías sociales, en particular en materia de salud y educación, mientras que Córcega está una de las regiones más pobres de nuestro país con 75.000 personas que viven por debajo del umbral de pobreza. »

En el gobierno también hemos prestado atención al silencio ensordecedor de Gilles Simeoni. La falta de posicionamiento del líder de la mayoría nacionalista, que tuvo cuidado de no mostrar oficialmente su apoyo al candidato apoyado con todas sus fuerzas por el campo presidencial en las elecciones europeas, hizo toser. A fortiori, porque, en la cúpula del Estado, veíamos en este líder autonomista un “aliado” para mantener los equilibrios precarios y frenar el endurecimiento del independentismo.

“El gobierno ha hecho su parte al llevar a cabo con éxito estas negociaciones para el desarrollo institucional”, considera un diputado macronista, que tiene acceso al castillo. Hubo una decena de reuniones con cargos electos corsos y aún más encuentros cara a cara entre el presidente Simeoni y Gérald Darmanin. Esta falta de posicionamiento de los europeos es bastante difícil de entender. »

“Tendremos que aportar soluciones a Córcega”

Después de seis años de relaciones accidentadas entre el ejecutivo local y París, la apertura, en marzo de 2022, de esta “discusión histórica”, que supuestamente conduciría a la autonomía, marcó un punto de inflexión. En un contexto de conflagración en la isla, tras el ataque mortal al separatista Yvan Colonna por parte de un compañero yihadista en la prisión de Arles (Bouches-du-Rhône), el Ministro del Interior, enviado urgentemente por el Elíseo, decidió abrir “en nombre del Estado” estas delicadas negociaciones. Una concesión sin precedentes dirigida a los nacionalistas, al igual que el acercamiento en la isla, un mes después, de los dos miembros aún vivos del “comando Erignac” que perpetraron el asesinato del prefecto en 1998.

Esta actitud había roto con la firmeza adoptada por Emmanuel Macron, quien, después de prometer a los autonomistas un “pacto girondino” durante su campaña presidencial en 2016, había rechazado la mayoría de las demandas nacionalistas. Desde entonces, la calle corsa ha obligado a ambas partes a encontrar una especie de modus vivendi. Pero las negociaciones fueron lentas.

Desde aplazamientos hasta retrasos, en un contexto de reanudación de ataques clandestinos y desacuerdos, los funcionarios electos y el gobierno tardaron dos años en llegar a un acuerdo sobre un “proyecto constitucional”, en marzo pasado. Un texto audaz, sin duda el más ambicioso desde la primera ley de descentralización de 1982, que prevé que la Colectividad Territorial de Córcega “autorice a fijar normas en las materias en las que se ejercen sus competencias”.

Este proyecto, sin embargo, tenía pocas posibilidades de ser aprobado por el Parlamento, la derecha senatorial, mayoritaria en el Palacio de Luxemburgo, mostrándose claramente hostil a la idea de transferir el poder legislativo a la isla. Para llevarla a cabo, Emmanuel Macron tuvo que presentar esta propuesta a ambas cámaras, y recibir un voto favorable en los mismos términos, antes de recibir la aprobación final de las tres quintas partes del Parlamento, reunido en el Congreso.

Baste decir que una posible mayoría de RN en la Asamblea Nacional podría enterrar definitivamente este proceso. “No podemos prejuzgar el gobierno que surgirá de estas elecciones legislativas”, considera Michel Castellani. Sin embargo, será necesario aportar soluciones a Córcega, a nivel económico, social y cultural. Si soy reelegido, por supuesto seguiré defendiendo este camino, aunque sea estrecho. » Sin duda más que nunca.

-

PREV Donald Trump fue evacuado de una reunión después de las explosiones, el presunto tirador y un espectador murieron – rts.ch
NEXT El precio medio de los vehículos exportados alcanzó un nuevo récord en el primer semestre