“Aquí todo es caro”: los precios se disparan

-

Una espiral inflacionaria alimentada por los impuestos a la propiedad en Israel

El aumento del arnona (impuesto a la propiedad) de Israel, a la tasa más alta en 17 años, está generando preocupación sobre su impacto en la inflación y el poder adquisitivo de los ciudadanos. El Ministerio del Interior anunció recientemente un aumento del 5,3%, el mayor desde 2007. Este aumento se produce en un momento en que los precios ya están subiendo en todos los sectores, aumentando así la carga financiera sobre los israelíes.

El impuesto a la propiedad, por su naturaleza, es un poderoso generador de inflación. De hecho, cualquier aumento de los precios de bienes y servicios acaba reflejándose en este índice, contribuyendo así a un bucle inflacionario. Los propietarios de empresas, que deben soportar este aumento de impuestos, inevitablemente trasladarán estos costos adicionales a los consumidores. Por lo tanto, son los hogares los que en última instancia sufrirán el aumento de los precios, no sólo de los bienes de consumo cotidianos, sino también de los servicios.

Es importante señalar que este aumento del impuesto a la propiedad se suma a una serie de aumentos de costos ya observados recientemente: el agua, la electricidad, el combustible e incluso el salario mínimo han experimentado aumentos. Esta combinación de factores crea un efecto multiplicador, exacerbado por el hecho de que los impuestos a la propiedad están vinculados a la inflación y los salarios del sector público. Cuanto más aumenta la inflación, mayor es el impuesto a la propiedad, lo que empuja a los trabajadores a exigir aumentos salariales para compensar la pérdida de poder adquisitivo. Este fenómeno, conocido como espiral salario-precio, alimenta aún más la inflación.

Desde que asumió el gobierno Netanyahu-Smotrich, la inflación alcanzó un nivel del 4,5% entre enero de 2023 y abril de 2024, afectando particularmente a los sectores de alimentación, cultura y entretenimiento. Este aumento contrasta marcadamente con las promesas de reducir el costo de vida hechas por Netanyahu durante su campaña electoral.

El gobierno parece estar aprovechándose de esta situación mediante lo que los economistas llaman el “impuesto inflacionario”. En tiempos de inflación, el valor real de la deuda pública disminuye, lo que reduce la carga de la deuda sobre el gobierno. Además, la inflación empuja los ingresos de los hogares hacia tramos impositivos más altos, aumentando así los ingresos tributarios nominales sin un aumento correspondiente en el ingreso real. Esto permite al gobierno extraer más recursos financieros del público, incluso si es a expensas del poder adquisitivo de los ciudadanos.

Sin embargo, esta estrategia no está exenta de riesgos. La inflación erosiona el poder adquisitivo, creando una presión adicional sobre los ahorradores e inversores. Los ciudadanos ven que su dinero pierde valor con el tiempo, lo que actúa como un impuesto oculto sobre sus ahorros.

La gestión de la economía por parte del gobierno es cada vez más criticada. A pesar de las promesas y medidas anunciadas, los ciudadanos siguen experimentando constantes aumentos de precios y una disminución de su poder adquisitivo. El gobierno parece más preocupado por gestionar su déficit presupuestario que por implementar políticas efectivas para combatir la inflación y mejorar el nivel de vida de los israelíes.

En conclusión, el aumento de los impuestos a la propiedad y la espiral inflacionaria que genera plantean serios desafíos para la economía israelí. Las medidas actuales parecen insuficientes para detener esta tendencia, y el gobierno debe encontrar imperativamente soluciones duraderas para estabilizar la economía y proteger el poder adquisitivo de los ciudadanos.

Jforum.fr

612b34e83d.jpg

Me gusta eso :

me gusta cargando…

El equipo editorial de JForum eliminará automáticamente cualquier comentario antisemita, racista, difamatorio, insultante o que contravenga la moral judía.

-

PREV ¿Kylian Mbappé se ha salido de su papel? “Disgustado, decidí boicotear a la selección francesa”
NEXT El productor de oro B2Gold Corp está contratando para estos 3 puestos (17 de junio de 2024)