¿Un retiro generalizado de sal “peligrosa para la salud”? Es falso

¿Un retiro generalizado de sal “peligrosa para la salud”? Es falso
¿Un retiro generalizado de sal “peligrosa para la salud”? Es falso
-

El consumo medio mundial de sal se estima en más de 10 gramos diarios por la OMS, que recomienda limitar esta ingesta a 5 gramos diarios. En la primavera de 2024, vídeos ampliamente difundidos en TikTok afirmaban que la sal de la marca francesa La Baleine sería objeto de una retirada del mercado en toda Francia debido a los aditivos que contiene. Pero no hay ninguna alerta de este tipo, aseguraron a la AFP la empresa y el Ministerio de Agricultura. La Unión Europea supervisa los efectos sobre la salud de los nuevos aditivos alimentarios antes de su comercialización desde 2009 y los productos previamente autorizados deben estar sujetos a una reevaluación.

¡Urgente, retirada de sal en toda Francia! Si tienes sal de La Baleine, deja de usarla inmediatamente: este producto ha sido identificado como un peligro grave para la salud.“, asegura un vídeo publicado en TikTok el 29 de abril.

Alerta […] La sal de la marca La Baleine, retirada del mercado, representa un verdadero peligro para la salud“, afirma otro vídeo publicado la víspera en la misma red social.

A finales de abril, cuentas que se presentaban como emisoras compartieron decenas de vídeos similares.noticias“, acumulando más de 40.000 compartidos y varios millones de visualizaciones.

Capturas de pantalla tomadas en TikTok el 15/05/2024
Capturas de pantalla tomadas en TikTok el 15/05/2024

Es serio lo que esta pasando todo esto [sic] contaminación“, “Mi pareja lo tira [sic] hoy siguiendo esto“: en los comentarios, varios internautas están preocupados. Otros, sin embargo, son más prudentes y piden a los perfiles detrás de estos vídeos virales que compartan sus fuentes.

También recibimos un mensaje en el número de WhatsApp de AFP Facteur de un usuario que cuestionaba la veracidad de estos videos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “El consumo medio mundial de sal se estima en 10,8 gramos por día, más del doble de la recomendación de la OMS de menos de 5 gramos de sal por día (una cucharadita).” (enlace archivado aquí). En Francia, ANSES registró en 2017 una dosis diaria de sal de 7 gramos para las mujeres y 9 gramos para los hombres (enlace archivado aquí).

Sin recordatorios

En el sitio web del gobierno “Retiro del consumidor”, que enumera los productos de consumo retirados, en las últimas semanas no se ha emitido ninguna alerta sobre la sal, cualquiera que sea su forma o marca (enlace archivado aquí).

La última retirada de un producto de este tipo data de septiembre de 2023 y se refería a un cubo de sal de cocina gruesa de la marca Cerebos que puede contener trozos de madera (enlace archivado aquí).

Según el buscador “Rappel conso”, ninguna de las más de 11.000 alertas publicadas desde el lanzamiento del sitio en 2021 se ha dirigido a un producto de la marca La Baleine.

Contactado por la AFP, el Ministerio de Agricultura, que supervisa la Dirección General de Alimentación, confirmó que recientemente no se ha retirado del mercado ningún producto de la marca La Baleine.

La Compagnie des Salins, propietaria de la marca La Baleine, también negó la existencia de una alerta sobre sus sales vendidas en Francia. “no hay recordatorio“, aseguró a la AFP un representante de la empresa, explicando que tuvieron conocimiento de los vídeos virales a finales de abril.

Según él, estos vídeos provocaron “un cierto número de preguntas de los consumidores“, quienes habrían compartido sus preocupaciones con los supermercados.

Aditivos controlados

Según vídeos virales, la supuesta retirada de la sal de La Baleine estaría motivada por la presencia de aditivos peligrosos.

Un cardiólogo ha advertido duramente sobre el consumo de sal que contiene cantidades peligrosas del antiaglomerante E535, también conocido como ferrocianuro, y carbonato de magnesio, que tiene un efecto laxante.“, afirma uno de ellos.

El exceso de ferrocianuro puede provocar malestar estomacal, náuseas, vómitos y problemas respiratorios, convulsiones o colapso circulatorio.“, continúa el narrador.

No se dieron detalles sobre la identidad del cardiólogo mencionado y una búsqueda avanzada en Internet no permitió a la AFP encontrar el rastro de este profesional.

Como antiaglomerantes se utilizan ferrocianuro de sodio y carbonato de magnesio, respectivamente E535 y E504 según la nomenclatura europea de aditivos alimentarios.

El primero sólo está autorizado en sal y sus sucedáneos por la Unión Europea y no debe superar una concentración de 20 mg/kg (enlace archivado aquí).

Según datos de la Asociación Europea de Productores de Sal, que representa a la mayoría de los productores de sal europeos, la concentración media en sus productos de ferrocianuro de sodio es de 8 mg/kg con un máximo observado de 15 mg/kg (enlace archivado aquí).

El segundo se puede añadir a determinados quesos y sales en función del “satisfacción cuántica“, es decir sin límite oficial así como hasta “7% sobre materia seca desgrasada expresada en carbonatos de potasio” en determinados productos del cacao.

Como afirma el Ministerio de Agricultura, “Para que un aditivo alimentario pueda utilizarse en la Unión Europea, debe contar con una autorización, basada sistemáticamente en una evaluación previa de los riesgos relacionados con su uso. Esta evaluación independiente la lleva a cabo la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)” (enlace archivado aquí).

Según esta norma, que se aplica desde 2009, es posible realizar reevaluaciones en caso de nuevas investigaciones científicas.

En paralelo, “La EFSA debe reevaluar todos los aditivos alimentarios autorizados para su uso en la UE antes del 20 de enero de 2009“, indica la autoridad en su sitio (enlace archivado aquí).

Si esta tarea “Se esperaba que estuviera terminado en 2020. […] La EFSA ha reevaluado hasta el momento más del 70% de los 315 aditivos alimentarios” aprobado antes de 2009, precisa.

Los ferrocianuros, incluido el ferrocianuro de sodio, fueron objeto de un nuevo análisis en 2018 (enlace archivado aquí).

Según estos investigadores, la absorción de ferrocianuros por parte del cuerpo humano es “débil“y sin efecto acumulación.”No hay preocupaciones con respecto a la genotoxicidad y la carcinogenicidad.“y ahí está”No hay problemas de seguridad bajo las condiciones de uso y niveles de uso actualmente permitidos.“, aseguran.

En su estudio, los científicos fijaron la ingesta diaria admisible (IDA) de ferrocianuro en 0,3 miligramos por kilogramo de peso corporal, en particular para proteger los riñones de cualquier toxicidad.

El carbonato de magnesio, por su parte, aún está a la espera de una nueva evaluación.

Según la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA), “El principal efecto del exceso de magnesio oral es un efecto laxante. Sin embargo, el cuerpo humano puede adaptarse a este efecto laxante con el tiempo. […] La hipermagnesemia tóxica, que se manifiesta por ejemplo por hipotensión o debilidad muscular, sólo se observa con dosis orales de magnesio superiores a 2500 mg de magnesio (equivalentes a 8,4 g de carbonato de magnesio).” (enlace archivado aquí).

Nanomateriales

Desde 2020, la Agencia Nacional de Seguridad Alimentaria (ANSES) sospecha que el ferrocianuro de sodio y el carbonato de magnesio contienen nanomateriales (enlace archivado aquí). Sospechas que no se mencionan en los videos virales.

En muchos campos, como en la industria alimentaria, los nanomateriales fabricados se utilizan por sus propiedades específicas a nanoescala (propiedades ópticas, mecánicas, etc.), así como por su gran superficie específica. Los nanomateriales fabricados pueden añadirse voluntariamente como aditivos alimentarios o como aditivos tecnológicos en la formulación de materiales en contacto con alimentos.“, explica la agencia.

La ANSES clasificó al ferrocianuro de sodio y al carbonato de magnesio como “Sustancias presentes en los alimentos humanos y para las cuales se sospecha y no se confirma la presencia de nanomateriales fabricados después de la revisión de la literatura y los datos.“.

El uso de nanomateriales no es suficientemente rastreable, lamentó la organización, que pidió a las autoridades públicas que refuercen el seguimiento de estos productos, a menudo poco conocidos y cuyos posibles riesgos son preocupantes (enlace archivado aquí).

Porque si Francia obliga desde 2013 a declarar “sustancias en estado de nanopartículas“, en un registro”R-Nano“, gestionado por la ANSES, el sistema tiene numerosos límites.

Bajo nivel de inteligencia y validez limitada de los datos.“Dificultan así su explotación”, señalan los expertos del organismo sanitario, señalando, entre otras cosas, exenciones, la posible invocación del secreto comercial o incluso “la falta de verificación de la validez de los datos declarados“.

Destacan también la ausencia de una obligación de declaración para los usuarios finales, por ejemplo los distribuidores, lo que impide lograr “completamente” la trazabilidad.

En 2022, ANSES”reiterar[ait] su recomendación de limitar la exposición de trabajadores y consumidores a los nanomateriales hasta que se pueda demostrar su seguridad, y de evitar igualmente la dispersión de estas partículas en el medio ambiente. Para ello, la Agencia recomienda favorecer productos libres de nanomateriales y equivalentes en términos de función, eficacia y coste.” (enlace archivado aquí).

-

PREV estos 2 supermercados ofrecen las frutas y verduras menos contaminadas, según Greenpeace
NEXT Arándano rojo para prevenir ciertas enfermedades crónicas