A pesar del declive de la agricultura biológica, Puy-de-Dôme logra estabilizarse

A pesar del declive de la agricultura biológica, Puy-de-Dôme logra estabilizarse
A pesar del declive de la agricultura biológica, Puy-de-Dôme logra estabilizarse
-

A nivel nacional, lo orgánico todavía está luchando. Sus superficies agrícolas han disminuido al igual que su consumo. Pero en Puy-de-Dôme consigue mantenerse aunque el camino aún es largo para que entre definitivamente en los hábitos y se mantenga frente a la agricultura convencional.

Thierry es un criador de vacas nodrizas ecológicas en Sauxilanges, en Puy-de-Dôme. A su hijo le gustaría dedicarse a las vacas lecheras, pero surge la duda: qué agricultura elegir entre orgánica y convencional. El informe financiero no es el mismo, especialmente en lo que respecta a la alimentación del animal. “Tendremos que independizarnos de la lechera porque ella come más que una mamadera así que hay que pensar si funcionará o no”el explica. Es especialmente en relación con el precio y lo que nos quedará a final de mes”..

Si la elección es convencional, tendrán que reconvertir sus tierras por los productos utilizados. “Será un poco más no orgánico. Llegaremos hasta 2026 pero en mi opinión en 2027 ya no seremos orgánicos. Todo será convencional, no podremos hacer ambas cosas, sería demasiado fácil, no habría más control”.confiesa Marie-Claire Champeix. “Hay poco interés económico en ser ecológicos y eso nos obliga a pagar más de 800 euros por el control así que al menos ganaremos con eso”.

A nivel nacional, en 2023 se perdieron en un año 54.000 hectáreas cultivadas en agricultura ecológica. Pero el departamento de Puy-de-Dôme parece ir bien. “Las cifras son muy reveladoras. En 2016, teníamos 300 granjas convertidas a orgánicas, hoy tenemos 670, por lo que es una buena progresión, es alrededor del 8% del área del departamento”.se alegra Sabine Tholoniat, responsable de la agricultura ecológica en la Cámara de Agricultura. “Al contrario de lo que anuncia la agencia ecológica en el territorio nacional, nosotros en Puy de Dôme somos fuertes en esta estabilización”.

En la alimentación francesa, la proporción de productos ecológicos aumentó del 6,4% en 2022 al 5,6% en 2024. Hay un ligero aumento en las ventas directas pero disminuye en los supermercados debido a la falta de productos y especialmente a la competencia de otras etiquetas como “Alta valor ambiental”.

“El Estado y la FNSEA han creado un sello llamado HVE que ha socavado la agricultura ecológica porque hay personas que han dado la vuelta para optar por productos con menos certificaciones y menos buenas cualidades. Orgánico es el único sello que certifica que no utilizamos pesticidas, ni fertilizantes químicos y que tiene impactos positivos en la biodiversidad., afirma Nathanael Jacquart, presidente de la Federación de Agricultores Ecológicos de Puy-de-Dôme. La agricultura ecológica tiene un apoyo estatal limitado a pesar de la ayuda financiera. Sin embargo, es fundamental ante el cambio climático y limita los impactos sobre el agua y el suelo.

-

NEXT Concierto de la Orquesta Nacional de Isla de Francia