Antiguas minas cerca de Figeac: los vecinos se movilizaron para exigir la anulación de un decreto prefectural

-

lo esencial
La prefectura de Lot acaba de publicar un decreto sobre la contaminación del suelo en los alrededores de Figeac a causa de antiguas minas. La publicación de este decreto es vista como una injusticia por los vecinos que siguen movilizándose para exigir su anulación.

En las alturas de Figeac, el barrio de Crêtes está considerado el “Beverly Hills” de la subprefectura. “Es una zona cercana a Figeac”, explica Jean-Pierre Albignat, agente inmobiliario de Sélection Habitat. Hermosas residencias rodeadas de vegetación tienen impresionantes vistas de la ciudad. Con una media de 35 euros por m², los precios de los terrenos edificables no urbanizables se encuentran entre los más altos de la ciudad. Pero desde que el pasado minero ha resurgido con sus posibles consecuencias para la salud humana, ha reinado la preocupación. “Algunos compradores han renunciado a comprar una propiedad en la zona. Muchos de ellos han tenido dudas desde que escucharon que había potencialmente arsénico y plomo en la tierra. Se han vuelto desconfiados y la incertidumbre tiene consecuencias. Comprar un terreno o una casa suele ser la inversión de toda una vida. »

El 21 de mayo, la prefectura de Lot publicó unOrdene la creación de los sectores de información del suelo (SIS) en las antiguas minas de Planioles y Asprières “en el deber de informar al público”. Se integran nuevas parcelas. Sin embargo, la publicación de este decreto prefectural es algo positivo para el agente inmobiliario. “El hecho de que las cifras comunicadas por la prefectura sean inferiores a las anunciadas es algo bueno”, considera este agente inmobiliario. ” Pero el daño esta hecho “.

Estamos decepcionados y nos sentimos menospreciados”. Jacques Andurand no se mueve. El alcalde de Aynac, propietario de una propiedad en el sector de Crêtes, pregunta con su colectivo post-minero 46 (AM46) la cancelación del Sector de Información del Suelo (SIS). “No estamos en contra de un SIS. Pero lo consideramos injusto e inaplicable”. El colectivo que reúne a los residentes locales cuestiona el mapa del SIS. “Esta carta es un auténtico Gruyère”, señala Jacques Andurand. “Solo aparece el terreno que ha aceptado un muestreo por parte del perito encargado por el Estado. No se incluyen los terrenos cuyos propietarios no han aceptado un gravamen. Es injusto para quienes jugaron el juego”. Los miembros del colectivo también cuestionan las tranquilizadoras cifras comunicadas por la prefectura. “¿Qué pasó con las conclusiones del informe inicial que apuntaban a medidas mucho más alarmantes? » pregunta de nuevo el colectivo. En el inventario realizado por Géodéris, los sectores están clasificados por peligrosidad con letras que van desde ” TIENE “ tiene ” mi “. Aquí en las crestas fuimos clasificados E ». lYo trabajémuestreo que identifica la presencia de metales en suelos se basa en más de mil muestras de agua, sedimentos, plantas y suelos realizadas por el perito postminero del Estado geoderis. A partir de este trabajo, la prefectura concluyó que “las concentraciones observadas en plomo, a nivel de parcelas residenciales, se midieron entre 20 mg/kg y 3830 mg/kg. La mayoría de los brotes no superaron el umbral de alerta de 300 mg/kg fijado por el Consejo Superior de Salud Pública (HCSP).

“Cuando se dice de forma brutal y sin una educación previa, inevitablemente lo sentimos muy mal”, concibe André Mellinger, alcalde de Figeac. “La ley estaba mal hecha, hay que decirlo. El Estado debería haber asumido la responsabilidad. La campaña de muestreo debería haber sido sistemática, analizando todas las áreas y no sólo de forma voluntaria porque eso es injusto”. El funcionario electo que aboga por un cambio en la ley también apela al sentido común de los residentes locales. “Tenemos que ser razonables”, explica el alcalde de Figeac. “Como decía el prefecto, es mejor saber que no saber. La política de esconder la cabeza en la arena no resuelve el problema”.

“Sigo las recomendaciones de la prefectura, nos cepillamos los pies, nos lavamos las manos”, explica Laurent, residente del Chemin des Crêtes. Este miembro del Colectivo AM46 desea permanecer en el anonimato. “Nunca habría construido mi casa aquí si me hubieran comunicado los resultados de las muestras en un plazo razonable”. Si este propietario quisiera revender su propiedad, ahora estaría sujeto a la obligación de informar al comprador por escrito. En su defecto, según el decreto de la prefectura, “el comprador tendría la opción de solicitar la rescisión del contrato o la devolución de parte del precio de venta”. Laurent señala que su vecino, que no aceptó un gravamen sobre su terreno, no está sujeto a esta obligación. “Los servicios del Estado organizarán pronto un intercambio con profesionales inmobiliarios para recordar el significado de un SIS y permitir así a estos últimos proporcionar toda la información útil a sus clientes”, explica por su parte Claude Raulin, el prefecto de Lot. con quien contactamos. “El Estado abre el paraguas”, resume Guy Lacout, alcalde de Planioles.

El colectivo AM46 también cuestiona la continuación de los programas de urbanización en el sector de Crêtes y la falta de respuesta sobre este tema por parte de la diputada Huguette Tiegna. “Es desprecio”, consideran estos vecinos. Jacques Andurand tiene previsto llevar el asunto ante el tribunal administrativo. “Hay una falta de equidad entre los propietarios de las parcelas recolectadas y las no aprovechadas. Solicitamos la revisión de este SIS “parcelado” para crear un alcance amplio y así garantizar la equidad entre los propietarios probados y no probados. Llegaremos hasta el final”, advierte el colectivo.

Le Grand Figeac, encargado del desarrollo del PLUi, no respondió a las solicitudes de La Dépêche.

-

NEXT Por qué Somagec está interesada en la gestión del nuevo astillero de Casablanca