Ocupación de Unifr: el rectorado amenaza con presentar una denuncia

Ocupación de Unifr: el rectorado amenaza con presentar una denuncia
Ocupación de Unifr: el rectorado amenaza con presentar una denuncia
-

La Universidad de Friburgo sale a la luz y denuncia las acciones de los activistas. Recordemos que desde el lunes por la mañana, varias decenas de personas han ocupado el vestíbulo del edificio Pérolles 21, protestando en particular contra los vínculos de la Unifr con el Estado de Israel.

Ocupación de la Unifr: Estudiantes abandonan el recinto, pero regresarán

El lunes por la noche, la reunión con el rector de la Universidad de Friburgo, solicitada por los activistas, duró más de una hora y media y finalizó poco antes de las 21 horas. Tras otras conversaciones con representantes del rectorado, esto condujo en particular a la salida temporal de los activistas para pasar la noche.

Este martes, mientras regresan los manifestantes, la dirección acordó dar su punto de vista, a través de un comunicado de prensa, sobre las negociaciones y la marcha de esta acción.

Método denunciado y negociaciones complicadas

Al principio se sorprende por la forma en que se produjo la ocupación. “Unas 50 personas se instalaron ayer en este centro neurálgico, escuchando música a todo volumen, moviendo los muebles del edificio a su antojo, extendiendo alfombras, sirviendo café y comida, decorando el lugar con banderas y lemas, retransmitiendo anuncios por megáfono y repartiendo folletos. en todo el edificio”, se denuncia en el comunicado de prensa oficial. Siguiendo el método, el rectorado también lamenta no haber sido informado de la medida hasta las 12:31 horas, una hora después que los medios de comunicación.

Ocupación de Unifr: La manifestación se reanuda a las 12:00 horas.

Básicamente, la rectora y su equipo dicen estar “sorprendidos” por varias conclusiones de las negociaciones. Creen que “se rechazaron los medios democráticos, calificados de demasiado lentos e inadecuados para la causa”, que “la propuesta del rector de utilizar la Universidad como plataforma para los debates científicos quedó en letra muerta” y que “no se puede utilizar otra forma que la ocupación”. Los ocupantes han tenido en cuenta y no tienen en cuenta, incluso después de varios recordatorios de los representantes del rectorado. Para la institución, la ocupación es un “intento de explotar las instituciones académicas apolíticas” y “no constituye una condición previa para un diálogo constructivo”.

La Universidad también deplora la participación de personas no afiliadas a sus carreras de estudio. Afirma haber preparado una denuncia por allanamiento de morada y tiene intención de presentarla “en caso de una nueva infracción de la normativa interna”. Sin embargo, aunque la acción irritaría, según el rectorado, a la comunidad universitaria, ésta se compromete a examinar las demandas “con calma” y a responder a ellas.

-

PREV Más de 40 organizaciones se unen a AQOCI, Cooperación Canadá y (…)
NEXT El círculo de los poetas desaparecidos, la obra ganadora de Molières, reprogramada en el Théâtre Libre