“De la noche a la mañana, en nuestros huertos, olemos vinagre”: las avispas asiáticas al rescate de las cerezas en Ardèche

“De la noche a la mañana, en nuestros huertos, olemos vinagre”: las avispas asiáticas al rescate de las cerezas en Ardèche
“De la noche a la mañana, en nuestros huertos, olemos vinagre”: las avispas asiáticas al rescate de las cerezas en Ardèche
-

Las 300 avispas “Ganapsis cf. brasiliensis” fueron escoltadas hasta una altitud de 600 metros por tres empleados del INRAE.

Estos insectos originarios de Asia, criados en un laboratorio de Sophia Antipolis (Alpes Marítimos) desde 2016, atacan a las larvas de la mosca Drosophila Suzukii -también asiática- que ha invadido Francia en los últimos años y ataca a los cerezos.

“Cuando hace calor, Drosophila Suzukii se multiplica muy rápidamente y de la noche a la mañana, en nuestros huertos, olemos a vinagre y las cerezas no son comestibles”testifica Christel Cesana, productora de cerezas y vicepresidenta de la Cámara de Agricultura de Ardèche.

En la granja de Bogue et châtaigne donde se liberaron los insectos, el 70% de la cosecha fue destruida en 2023 por estas moscas que ponen huevos en frutos maduros.

Se planean una veintena de lanzamientos de Ganapsis

La situación, similar a la de otras zonas de producción, está relacionada con la prohibición del Imidan, un producto insecticida utilizado contra la Drosophila. Estas pérdidas dieron lugar a un plan de emergencia estatal en el otoño de 2023 para compensar a los arbolistas y financiar la investigación.

Las introducciones en los huertos comenzaron este año, con una veintena de liberaciones previstas de Ganapsis, especialmente en el sureste de Francia.

“Se trata de una fase experimental que podría durar varios años”especifica Nicolas Borowiec, ingeniero de investigación del Inrae. “Necesitamos adquirir suficientes datos para considerar una fase de implementación a gran escala”él añade.

El seguimiento permitirá conocer la eficacia del método, pero no se puede apostar todo a Ganapsis que, según Nicolas Borowiec, será insuficiente para regular toda la población de moscas. Se están explorando otras técnicas, como la introducción de Drosophila estéril.

Mientras tanto, con la humedad y el aumento de las temperaturas, las moscas podrían pulular en los huertos, según Aurélien Soubeyrand, arbolista y representante de la Federación Nacional de Productores de Frutas. “Si hay daños, esperamos el mismo plan de ayuda que el año pasado. En cualquier caso, eso es lo que nos prometió el ministerio”. él dijo.

-

PREV ¿Debería Friburgo ofrecer la primera hora de aparcamiento?
NEXT Clima: el Estado belga sigue siendo generoso con los combustibles fósiles