Níger – Benin: Un oleoducto por el que ya no fluye el petróleo y dos países al borde del enfrentamiento

Níger – Benin: Un oleoducto por el que ya no fluye el petróleo y dos países al borde del enfrentamiento
Níger – Benin: Un oleoducto por el que ya no fluye el petróleo y dos países al borde del enfrentamiento
-

¿Qué está pasando entre Níger y Benin? ¿Qué estamos presenciando entre estos dos Estados vecinos y hermanos? Benin quiere obtener la apertura de la frontera con su vecino del noreste y Níger quiere la aplicación del acuerdo de explotación del oleoducto, que debería prevalecer incluso en tiempos de guerra como el que vemos entre Rusia y Ucrania. Pero estos dos países africanos ya no parecen ser conscientes de que los problemas se resuelven en torno a una mesa de discusión o sentados bajo el árbol de la palabrería. ¿Es la famosa maldición del petróleo la base de este choque de voluntades o estamos asistiendo a una batalla de egos entre dos jefes de Estado?

El Presidente Patrice Talon parece apreciar el ejercicio de comparecer él mismo ante la prensa para comentar y explicar este conflicto, mientras su homólogo militar nigerino guarda silencio y deja a su Primer Ministro responder al Jefe de Estado beninés.

Según las autoridades nigerinas, Benín alberga bases de entrenamiento francesas para que los terroristas ataquen su país, de ahí el cierre de la frontera que Benín desearía ver abierta para que el tráfico de importaciones procedentes de Níger pueda reanudarse desde el puerto de Cotonú. Pero Niamey se mantiene firme en su posición que, según él, forma parte de su seguridad y soberanía. Las autoridades beninesas se sienten frustradas, incluso enojadas, porque la frontera nigerina con Nigeria está abierta. Nigeria, que también había aplicado sanciones de la CEDEAO contra Níger y su presidente, fue incluso el actual presidente de la organización regional durante su período de guerra.

En los intercambios a distancia, los ánimos se calentaron y Benin detuvo a cinco nacionales nigerinos acusados ​​de atentar contra la seguridad del Estado y tener objetivos terroristas. Níger exigió violentamente la liberación de sus nacionales con un ultimátum muy breve y cerró el oleoducto que transporta su petróleo a Benin. ¿Por qué estos dos estados han llegado a este extremo? ¿Podemos ver en esto la acción de otros Estados que tendría algún beneficio en este clima nocivo entre los dos vecinos? ¿Estamos pensando, a ambos lados de la frontera, en los intereses de los pueblos de Benin y Níger?

Este conflicto es una increíble historia africana de presión y relaciones de poder para obtener lo que queremos sin discusión ni respeto mutuo. La ausencia de relaciones corteses y de buena vecindad entre los líderes para tener éxito en el desarrollo de países hermanos es la regla. En 2019, tras la celebración del acuerdo tripartito entre Benín, Níger y la empresa china WAPCO, las tres partes estaban satisfechas. Benin por haber obtenido el paso del oleoducto a través de su país y la construcción del puerto, en detrimento de Nigeria y Chad, que competían. Las inversiones para esta infraestructura fueron las mayores en el país desde su independencia, con 3.000 empleos generados para la construcción y 500 para la operación. Los derechos de tránsito y los ingresos fiscales de Benin se estiman en más de 300 mil millones de francos CFA (alrededor de 15 mil millones por año) durante los primeros 20 años de funcionamiento de la infraestructura. Del lado nigerino, el petróleo debería generar ¼ del PIB y proporcionar la mitad de los ingresos fiscales. Fue un soplo de aire fresco económico en un momento en que los precios del uranio están cayendo.

El yacimiento petrolífero de Agadem beneficia más a los chinos

El proyecto es una fuente de riqueza, empleo, prosperidad y felicidad para Níger, país productor de petróleo, y Benin, país por el que transita antes de zarpar a bordo de barcos hacia diversos destinos, principalmente en beneficio de la empresa WAPCO de China. , país que financió este vasto proyecto desde el yacimiento petrolífero de Agadem en Níger hasta el puerto de Sémè Podji en Benín. Podemos lamentar, sin embargo, que el acuerdo conceda, según algunas fuentes, ¾ del petróleo de Níger a WAPCO y sólo ¼ al propietario nigerino, porque fueron sólo los chinos quienes se arriesgaron a hacerlo financiándolo todo.

El proyecto está paralizado desde el 5 de junio de 2024, tras la detención por las autoridades beninesas de cinco ciudadanos nigerinos por poner en peligro la seguridad del Estado. Esta situación es el último resultado de una crisis que, inicialmente, no fue bilateral sino multilateral. À l’origine était la crise déclenchée par la CEDEAO en réaction au coup d’État des généraux du Niger, contre le président Mohamed Bazoum le 28 juillet 2023. Malgré le dénouement intervenu dans cette crise par l’abandon par la CEDEAO de ses menaces de guerre, et la levée des sanctions et l’ouverture des frontières terrestres et aériennes, le Niger a gardé sa frontière fermée avec son voisin béninois pour des raisons sécuritaires au motif qu’il abriterait des bases françaises d’entraînement de groupes terroristes pour l ‘atacar.

Hacer que Benin pague por las vilezas de la CEDEAO

Este golpe de Estado, como sabemos, lo vivieron muy mal los líderes civiles de África Occidental, quienes se sintieron todos como si estuvieran en un asiento eyectable con los golpes de Estado. Francia también temía que su derrota saheliana continuara en la costa atlántica. Muy rápidamente se adoptaron sanciones, se cerraron las fronteras aéreas y terrestres y se blandió la amenaza de una intervención militar para restaurar la democracia. Pero los jefes de Estado no previeron el rechazo a esta guerra por parte de los pueblos que se movilizaron y de las juntas de Burkina y Mali que decidieron apoyar a sus homólogos de Níger.

¿Ha decidido Níger obligar a Benin a pagar las sanciones de la CEDEAO? Lo cierto es que, tras el levantamiento de las sanciones de la CEDEAO, Benin y Níger no han reanudado la normalización de sus relaciones, a pesar de las reuniones en el seno de la empresa gestora del oleoducto. Ambos países están afirmando sus posiciones sin tener en cuenta al otro ni sus puntos de vista. Todos creen que la ley y la justicia están de su lado. La hostilidad se hace evidente en el arresto o secuestro de los cinco nigerinos. ¿A quién le interesa esta situación, esta crisis que dura desde la inauguración del oleoducto a finales de abril de 2024 con altibajos?

Una guerra entre dos estados que enfrentan ataques terroristas sólo puede beneficiar a los terroristas. ¿Quiere Níger mantener cerrado el oleoducto hasta las elecciones en Benin con la esperanza de que gane un candidato favorable a su causa? Este retraso en la explotación del petróleo tendrá costes financieros que WAPCO China repercutirá en el reparto de acciones que ya no resulta ventajoso para Níger. ¿Qué espera Benín?

Al juzgar a los nigerinos, no logrará sus objetivos ante las autoridades militares de Níger. Emmanuel Macron está a punto de perder poder en Francia y no puede involucrar a su país en una guerra para reconquistar Níger. Togo es el único beneficiario de este conflicto, ya que las importaciones nigerinas pasan por el puerto de Lomé.

¿Podría la CEDEAO actuar de mediador en esta crisis para liberar primero a los nigerinos detenidos y hacer que las autoridades visiten los campos sospechosos de ser bases francesas, ya que Benin asegura que las tropas francesas están ausentes? Ambos países deberían recuperar la serenidad y la confianza para beneficiarse de la explotación petrolera. Dejar que este conflicto se estanque o se exacerbe es hacerle el juego a las potencias extranjeras e impedir que África se beneficie de su riqueza.

chico sano

Lefaso.net

-

PREV “Los sindicatos deberían acoger con satisfacción el programa que vamos a implementar”
NEXT A pesar de la inflación, las cuentas tienen superávit en Saint-Grégoire