Mejor que los coches autónomos, este robot japonés es capaz de conducir por ti gracias a sus 74 músculos y 39 articulaciones

Mejor que los coches autónomos, este robot japonés es capaz de conducir por ti gracias a sus 74 músculos y 39 articulaciones
Mejor que los coches autónomos, este robot japonés es capaz de conducir por ti gracias a sus 74 músculos y 39 articulaciones
-

La última maravilla tecnológica de Tokio: ¡Musashi, el robot que conduce!

Olvídese de todo lo que sabe sobre la tecnología de conducción autónoma: la última innovación de Tokio, Musashi, un robot diseñado para operar vehículos, está abriendo un nuevo camino en el progreso automovilístico.

Lea también:

¿El auge de los pilotos robóticos?

En un laboratorio de la Universidad de Tokio está surgiendo una nueva hazaña tecnológica que combina la robótica y el funcionamiento de vehículos. Musashi, un robot humanoide con capacidades avanzadas, está a la vanguardia de esta innovación. Desarrollado para conducir, el diseño único de Musashi le permite controlar un vehículo como lo haría un humano.

¿Será China la primera nación del mundo en dominar la fusión nuclear con este gran avance?

Un enfoque humanoide

Musashi no es un robot “tradicional”. Diseñado para imitar la anatomía humana, presenta una sofisticada estructura musculoesquelética con 74 músculos artificiales y 39 articulaciones, excluyendo las manos. Este diseño tiene un propósito y permite a Musashi realizar fácilmente movimientos complejos como girar el volante y accionar los pedales. El cuerpo del robot incluye materiales duraderos y un sistema de actuadores neumáticos que simulan la flexibilidad y la tensión muscular similares a las humanas.

Sistemas sensoriales y de control.

Para navegar con seguridad por las carreteras, Musashi está equipado con cámaras de visión de alta resolución integradas en sus ojos. Estas cámaras pueden girar e inclinarse, proporcionando una amplia gama de vistas, desde un simple escaneo de la carretera hasta comprobaciones rápidas en los espejos laterales. Además, las manos y los pies de Musashi están equipados con sensores que evalúan la fuerza y ​​la flexibilidad, esenciales para ajustar controles como el freno de mano, el encendido y los pedales.

Prueba de habilidades de conducción de Musashi

Las pruebas en carretera de Musashi fueron prometedoras. Durante una prueba en un automóvil eléctrico Toyota COMS, Musashi logró manejar con éxito una intersección respondiendo a los semáforos sin intervención humana. Sin embargo, persisten desafíos, como mantener una velocidad constante en terrenos variados y reconocer obstáculos dinámicos como los peatones.

¿Otras posibles aplicaciones?

Aunque conducir es la función principal del Musashi, su diseño humanoide también lo convierte en un candidato ideal para otras funciones, como la de muñeco de pruebas de choque en simulaciones de seguridad. Esta versatilidad abre nuevas posibilidades para aplicaciones robóticas en áreas que requieren una interacción humana detallada sin poner en riesgo vidas humanas.

Los futuros robots humanoides

El equipo de investigación de la Universidad de Tokio es optimista sobre las futuras aplicaciones de robots humanoides como Musashi. El conocimiento adquirido gracias al desarrollo y las pruebas de Musashi allana el camino para futuros avances en la tecnología robótica y la conducción autónoma.

Este campeón francés de la química invierte 250 millones de euros en Estados Unidos y se consolida como un actor imprescindible en el sector clave de los semiconductores

Este artículo explora los pasos innovadores dados por investigadores de la Universidad de Tokio con Musashi, un robot humanoide diseñado para conducir automóviles. Con su diseño avanzado y sus sistemas sensoriales, Musashi representa un importante paso adelante en la integración de la tecnología robótica en las actividades humanas cotidianas.

Fuente: Universidad de Tokio

-

PREV Se aclara el misterio en torno a la muerte de seis turistas en Bangkok, entre cianuro y “asunto privado”
NEXT Precios de gasolina y diésel este jueves