Confusión después de que las autoridades afirmaran haber frustrado el “intento de golpe” en Kinshasa

-
>>

La policía congoleña protege las calles de Kinshasa después de que el ejército congoleño declarara que había “frustrado un golpe de Estado”, el 19 de mayo de 2024. SAMY NTUMBA SHAMBUYI/AP

En Kinshasa, la calma había regresado el domingo 20 de mayo durante la jornada, pero la confusión seguía reinando después de que el Palacio de la Nación, uno de los palacios presidenciales de la capital de la República Democrática del Congo (RDC), y sede del Los Ministros de Economía fueron atacados a primera hora de la mañana por un comando de varias decenas de hombres fuertemente armados. Las autoridades anunciaron que“un intento de golpe de Estado” fue “cortado de raíz”en palabras de Sylvain Ekenge, portavoz de las Fuerzas Armadas de la República Democrática del Congo (FARDC).

Este ” intentar ” participaron unos cuarenta hombres, congoleños y ” extranjeros “, “Tres estadounidenses y un británico”, dijeron, que logró blandir la bandera de Zaire, antiguo nombre de la República Democrática del Congo, en el recinto del Palacio de la Nación. Si bien persiste la incertidumbre sobre los objetivos de este comando, cuyo presunto líder, Christian Malenga, y otros tres hombres fueron asesinados, estos acontecimientos debilitan una potencia ya en tensión debido a una guerra en el este de su territorio y a fuertes incertidumbres políticas.

Leer también | En el este de la República Democrática del Congo, los reveses del ejército sumergen a Goma en la inseguridad

Añadir a tus selecciones

El ataque se produjo en una de las calles más seguras de la capital congoleña, en el distrito de Gombe, donde se encuentran sedes de instituciones y varias residencias de funcionarios y embajadores congoleños, alrededor de las 4:30 de la mañana del domingo. Según los primeros informes, hombres vestidos con uniforme militar abrieron fuego contra la casa de Vital Kamerhe, viceprimer ministro y ministro de Economía, matando a dos de los quince guardias del político que se encontraban allí con su esposa.

“Félix, lárgate”

Luego de aproximadamente una hora de intensos intercambios de disparos, el comando se dirigió hacia el Palacio de la Nación, ubicado en el mismo distrito y logró ingresar sin incidentes. En teoría, el lugar todavía está bajo la protección de la Guardia Republicana, pero este palacio presidencial se utiliza principalmente para recepciones oficiales. No alberga ni la residencia del jefe de Estado, Félix Tshisekedi, ni su oficina principal.

“Félix, lárgate”, proclama el líder del comando en un vídeo que se tomó el tiempo de filmar dentro de los confines de este palacio. Rodeado de varias decenas de hombres vestidos de uniforme y algunos con boinas rojas, Christian Malenga afirma haber tomado el poder y blande la bandera de Zaire, un disco amarillo y una llama roja sobre fondo verde, el nombre del país bajo el dictador Mobutu Sese Seko. (1965-1997). “Ha llegado el momento. ¡Viva Zaire, vivan los hijos de Mobutu!dijo en lingala. Félix cayó (…), salimos victoriosos. »

En circunstancias que aún no están claras, los atacantes fueron luego “neutralizado”, en palabras del portavoz de las FARDC. Desde “drones, bloqueadores y banderas del Congo” fueron encontrados y se detuvo a unos cuarenta hombres, algunos de los cuales habían intentado huir por el río Congo, que separa la República Democrática del Congo del Congo, donde “caparazón” cayó, según Brazzaville. “El ejército tiene perfecto control de la situación”, aseguró su portavoz, y la población fue llamada a ocuparse de sus asuntos mientras continuaba la investigación. El domingo por la tarde, el Ministro de Defensa dijo a la Mundo “supervisar las operaciones” de sus tropas. Las autoridades congoleñas han difundido un vídeo de un atacante que afirma que inicialmente también se había planeado atacar las casas de la primera ministra, Judith Suminwa Tuluka, y del ministro de Defensa, Jean-Pierre Bemba.

>Captura de pantalla de un vídeo publicado en las redes sociales desde el interior del Palacio de la Nación en Kinshasa, durante el intento de golpe de Estado del 19 de mayo de 2024.>

Captura de pantalla de un vídeo publicado en las redes sociales desde el interior del Palacio de la Nación en Kinshasa, durante el intento de golpe de Estado del 19 de mayo de 2024.

Captura de pantalla de un vídeo publicado en las redes sociales desde el interior del Palacio de la Nación en Kinshasa, durante el intento de golpe de Estado del 19 de mayo de 2024. CRISTIAN MALANGA / VÍA REUTERS

Christian Malenga, presunto líder de los agresores, de unos cuarenta años, es “Congoleño naturalizado americano”, afirmó el portavoz de las FARDC. Este soldado, que según varias fuentes sirvió en el ejército de la República Democrática del Congo y en el de Estados Unidos, donde vivía, es una personalidad muy conocida en la diáspora congoleña. “Un poco de ensueño”según un político congoleño que lo conoció, no obstante estaba ” determinado “. Se presentó a las elecciones legislativas de 2011 y dos años después fundó un partido político llamado Partido Congolés Unido, sin arraigo ni peso, pero al frente del cual aspiraba desde 2015 a derrocar el régimen congoleño, primero de Joseph Kabila y luego de Félix. Tshisekedi. Sin embargo, el perfil de este hombre y el desarrollo del ataque cuestionan a varios observadores contactados por El mundo sobre la posible complicidad de la que el comando podría haberse beneficiado y sobre los objetivos reales de lo que oficialmente se calificó como “intento de golpe de Estado”.

Alta incertidumbre política

Desde que llegó al poder a principios de 2019 (fue reelegido con el 73% de los votos hace cinco meses), no es la primera vez que Félix Tshisekedi afirma ser objeto de desestabilización, pero el ataque del domingo es, con diferencia, el acontecimiento más grave. Tiene lugar mientras el este de la República Democrática del Congo vuelve a estar en guerra desde que una rebelión, el Movimiento 23 de Marzo (M23), volvió a lanzarse a la ofensiva hace dos años y medio, apoyado por la vecina Ruanda.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. Félix Tshisekedi, presidente de la República Democrática del Congo: “Ruanda no es la única responsable de las desgracias del Congo”

Añadir a tus selecciones

Además de esta crisis diplomática y de seguridad, el inicio del segundo mandato de Félix Tshisekedi estuvo marcado por una fuerte incertidumbre política. Pasaron más de tres meses desde las elecciones presidenciales hasta que se nombró al nuevo primer ministro y el sábado se pospuso la elección de Vital Kamerhe, blanco de los atacantes unas horas más tarde. “Las vacantes en tales posiciones siempre benefician a nuestros enemigos”, estima un amigo cercano del ministro de Economía. La votación deberá tener lugar ahora en los próximos días y convertir a este aliado de Félix Tshisekedi en el número dos del Estado en el orden constitucional. Un nombramiento clave cuando el presidente dio a conocer un controvertido proyecto de revisión constitucional, lo que generó sospechas sobre su deseo de permanecer en el poder más allá de 2028.

Leer también | En la República Democrática del Congo, Judith Suminwa Tuluka se convierte en la primera mujer nombrada primera ministra

Añadir a tus selecciones

La Unión Africana ha “fuertemente condenado” El ataque se produjo en Kinshasa al igual que la jefa de la misión de Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO), Bintou Keita, quien ofreció su apoyo a las autoridades de la República Democrática del Congo. La embajadora de Estados Unidos, Lucy Talmyn, dijo “conmocionado” Y “Muy preocupado por los informes de ciudadanos estadounidenses supuestamente involucrados”en un mensaje difundido en X. “Tengan la seguridad de que cooperaremos con las autoridades de la República Democrática del Congo en la mayor medida posible”ella añadió.

Anna Sylvestre-Treiner

Reutilizar este contenido

-

PREV Flexispot reduce los precios de sus escritorios de bipedestación, sillones y sillas ergonómicas para ahorrar hasta 200€… – Fredzone
NEXT Raphaël Glucksmann dice que LFI está “dividido y diluido”