La inflación brasileña supera ligeramente las previsiones en abril a medida que se desacelera el ritmo de los recortes de tipos

La inflación brasileña supera ligeramente las previsiones en abril a medida que se desacelera el ritmo de los recortes de tipos
La inflación brasileña supera ligeramente las previsiones en abril a medida que se desacelera el ritmo de los recortes de tipos
-

La inflación anual de Brasil continuó cayendo, pero ligeramente menos de lo esperado en abril, según mostraron los datos oficiales el viernes, en las primeras lecturas de los precios al consumo después de que el banco central del país votara a favor de reducir el ritmo de sus recortes de tipos de interés.

La inflación en la mayor economía de América Latina alcanzó el 3,69% en los 12 meses hasta abril, dijo la agencia de estadísticas IBGE, lo que representa una desaceleración desde el 3,93% del mes anterior, pero un poco más que el 3,66% esperado por los economistas encuestados por Reuters.

A principios de esta semana, el banco central de Brasil recortó las tasas en 25 puntos básicos a 10,5%, desacelerando su actual ciclo de flexibilización después de seis recortes consecutivos de 50 puntos básicos. La decisión dividida hizo caer las acciones y la moneda real después de que los votos minoritarios a favor de un recorte más profundo generaron temores de que la política monetaria pudiera tomar un giro moderado bajo la presión de los políticos.

La inflación anual se mantiene dentro del rango objetivo del banco del 3% más o menos 1,5 puntos porcentuales, pero las recientes incertidumbres globales que respaldan los futuros de las tasas de interés y el dólar estadounidense se han citado como razones para la mayor cautela del banco central.

“La inflación general continúa cayendo y las perspectivas a corto plazo son benignas, pero el repunte del dólar desde febrero comenzará a alimentar presiones inflacionarias en los próximos meses”, dijo Andrés Abadía, economista de Pantheon Macroeconomics.

“Por lo tanto, seguimos creyendo que la tasa de inflación general terminará el año en torno al 3,5%.

Los precios al consumo en abril aumentaron un 0,38% respecto a marzo, según el IBGE, lo que representa una aceleración respecto al 0,16% del mes anterior y supera ligeramente el 0,35% previsto por los economistas en un sondeo de Reuters.

Siete de los nueve grupos estudiados por la agencia de estadística vieron aumentar sus precios en abril. Se destacaron los crecientes costos de la atención médica, los alimentos y las bebidas, mientras que los economistas señalaron como algo positivo la disminución de la inflación de los servicios, que se sigue de cerca.

“A pesar de una lectura superior a la esperada, todavía vemos un proceso benigno y no hay señales claras de que la inflación se vuelva a acelerar”, dijo Rafaela Vitoria, economista jefe del Inter.

“Creemos que el ciclo de flexibilización monetaria continuará con nuevos recortes de 25 puntos básicos, lo que llevará la tasa de referencia al 9,25% a fines de 2024”.

-

PREV ¿La nueva inversión en oro? Compra un bolso Kelly o un reloj Cartier
NEXT Una película coreana que te hará pensar: ¿por qué deberías ver Greenhouse en el cine? – Noticias de cine