El beneficio neto de Swisscom aumenta en el primer trimestre

El beneficio neto de Swisscom aumenta en el primer trimestre
El beneficio neto de Swisscom aumenta en el primer trimestre
-

Zurich (awp) – A pesar de la caída de las ventas, Swisscom aumentó su beneficio neto en el primer trimestre. La primera empresa suiza de telecomunicaciones, que ha recurrido ante el Tribunal Administrativo Federal (TAF) la decisión de Comco relativa a la implantación de su red de fibra óptica, generó un resultado neto de 455 millones de francos suizos (+2,9%).

Entre enero y finales de marzo, los ingresos cayeron un 1,6%, hasta 2.700 millones de francos suizos, según informó Swisscom el jueves. A tipos de cambio constantes, la caída se limitó al 0,5%, mientras que pesó la apreciación del franco frente al euro: el operador en manos de la Confederación generó una facturación de 658 millones de euros, un aumento del 5,6% en Italia. En Suiza, las ventas se contrajeron un 2,5% hasta 1.990 millones.

Sobre la base de la adquisición anunciada a mediados de marzo de las actividades móviles de la británica Vodafone en Italia por 8.000 millones de euros, Swisscom debería aumentar significativamente sus ingresos en la península en el futuro. El gigante azul señala que se han iniciado los procedimientos administrativos destinados a obtener luz verde para la transacción, que se espera que la operación finalice en el primer trimestre de 2025.

Al igual que las ventas, la rentabilidad de las operaciones también se redujo ligeramente: el resultado operativo antes de intereses e impuestos (Ebit) cayó un 0,9% hasta los 568 millones de francos suizos. En cuanto al excedente bruto de explotación (Ebitda), cayó un 0,8%, hasta 1.150 millones.

Recurso ante el TAF

El desempeño fue mejor que las expectativas de los analistas, particularmente en términos de rentabilidad, mientras que Swisscom obtuvo resultados peores de lo esperado en términos de ingresos. Encuestados por la agencia AWP, los expertos habían previsto en promedio un volumen de negocios trimestral de 2,73 mil millones de francos suizos, un Ebit de 544 millones de francos suizos y un beneficio neto de 417 millones de francos suizos.

Además de sus resultados financieros, Swisscom motiva su recurso contra la decisión de la Comisión de Competencia (Comco) porque ésta, al igual que las justificaciones en las que se basa, carece de claridad en algunos puntos esenciales. El ex monopolista considera que actuó adecuadamente en materia de derecho de competencia. La impugnación de esta decisión no tiene ningún impacto en la continua expansión de las conexiones de fibra óptica.

Comco impuso una multa de 18,4 millones de francos suizos a Swisscom, en el marco del procedimiento relativo al desarrollo de la red de fibra óptica del gigante azul. El organismo de control de la competencia consideró que el operador histórico obstaculizó el acceso de sus competidores a dicha red al modificar las modalidades de acceso en 2020, violando así la ley de carteles. La modificación de la arquitectura, que consistió en instalar una única línea de central telefónica en lugar de una fibra para cada hogar, impidió de hecho el acceso directo de otros operadores, limitando sus posibilidades a la distribución únicamente de servicios Swisscom bajo su propia marca.

La multa fue acompañada de una orden judicial dirigida a Swisscom para que desarrolle en el futuro su red de fibra óptica para que terceros puedan utilizar esta infraestructura, garantizando así la diversidad de la oferta en términos de acceso a Internet por cable en Suiza. El histórico operador de telecomunicaciones en Suiza también deberá, antes de finales de 2025, haber puesto en conformidad las conexiones realizadas anteriormente o haberlas desactivado según sus propias preferencias.

Swisscom recordó que ya se había comprometido en otoño de 2022 a continuar el desarrollo de su red de acuerdo con las directivas de Comco, así como a hacer cumplir sus instalaciones existentes.

Respecto al resto del ejercicio, el gigante azul confirma sus previsiones. Swisscom pretende alcanzar una facturación de unos 11.000 millones de francos suizos. El Ebitda debería mostrar una evolución similar y se espera que se sitúe entre 4.500 y 4.600 millones de euros. Este año, el operador pretende invertir 2,3 mil millones, suma que el año pasado ascendió a 2,29 mil millones.

vj/al

-

PREV Absentismo: el gran malestar de las empresas
NEXT Una piedra en el estanque llamado Pouyanné