seis meses de prisión

seis meses de prisión
seis meses de prisión
-

Se conocieron en una red social. De origen ruso, vino a vivir a Francia en el verano de 2023. Y se instaló con él, en Les Rousses. Luego de varios meses de paz, la relación se volvió violenta la noche del 16 al 17 de mayo. Y es por violencia contra un cónyuge que este último compareció este martes ante el tribunal judicial de Lons-le-Saunier. Allí, explicó que “el día anterior al incidente llegó cansado a casa. Las tareas del hogar no estaban hechas, tenía problemas económicos, estaba cansada, su gato me irritaba y sospechaba que ella tenía un amante…”

Un habitual con cuchillos.

Lo que siguió fue una serie de insultos, una bofetada y el arranque de un cuchillo, con el que se “frotaba” el antebrazo… Para él, este gesto es habitual. Porque es molinillo de oficio. Fabrica chalecos antibalas y escudos para las fuerzas especiales suizas. Y, para comprobar si sus cuchillos cortan bien, los prueba en su antebrazo. No para plantar sino simplemente para comprobar su nitidez. Como había “bebido un poco”, este gesto se lo reprodujo a su pareja, que le había confesado su intención de marcharse.

Esta última había conseguido aislarse y, debido a la barrera del idioma, había llamado a un amigo en Moscú para informarle de la situación y de la violencia que acababa de sufrir. En mitad de la noche se puso en contacto con las autoridades francesas y la alerta se transmitió a la gendarmería de Saint-Claude. Quien la había llevado a un lugar seguro y había arrestado a su compañero más tarde esa mañana.

Refugiarse con los padres de su agresor

Desde entonces, la joven, totalmente aislada y dependiente, se refugia en casa de los padres de su agresor. Ante el tribunal, dijo que “no querría que él fuera a prisión porque tiene la custodia compartida de un hijo de una unión anterior”. Y para confirmar que “ya no quiere continuar esta relación” y que “quiere ir a buscar una hermana que viva en Italia”.

Ya condenado dos veces, hace unos años, por violencia doméstica, el acusado recibirá una pena de 12 meses de prisión, seis de los cuales serán suspendidos en libertad condicional. Los seis meses los pasará en casa con una pulsera electrónica. Además de las obligaciones habituales, también tiene prohibido encontrarse con la víctima y poseer un arma.

De conformidad con las obligaciones legales, los nombres de los acusados ​​no se revelan en los casos de violencia doméstica para preservar la identidad de las víctimas.

#French

-

PREV Morbihan: caminaron 100 kilómetros a 6 km/h
NEXT El ganador del millón de euros en el Euromillones llamado a presentarse lo antes posible