El siniestro destino del Castillo de Ferron

-
S

Nuestro pasado quedará marcado para siempre por “las horas más oscuras de nuestra historia”. Si la piedra pudiera expresarse, lloraría los abusos cometidos allí por las milicias, desde noviembre de 1943 hasta agosto de 1944. Hoy, el castillo de Ferron no es más que un cascarón vacío que se deteriora, encierra sus recuerdos, conserva los gritos. de las víctimas torturadas de la Segunda Guerra Mundial, pero también las, alegres, de los invitados a las bodas o de los niños de los centros de ocio. “Llevamos más de diez años luchando contra esto”, lamenta el alcalde de Tonneins, Dante Rinaudo. Los propietarios nunca quisieron desprenderse de él. Hoy están muertos y el sitio es de propiedad conjunta. Me duele ver decaer este patrimonio emblemático de la ciudad. Al menos deberíamos sacarlo del agua…”


Al pie de las murallas.

C.L.

Enamorado de su territorio, el truculento historiador Alain Glayroux, cofundador de “La Mémoire du rivière”, observa impotente cómo las ramas de los árboles se comen este patrimonio tan especial. Al pie de las murallas del castillo de Ferron, el centro de vida silvestre cuida de sus inquilinos a la sombra de su majestuoso vecino. Al otro lado, en la llanura, se encuentran los flamantes cuarteles del cuartel de la gendarmería. “Me hubiera gustado que se construyera una carretera en la orilla del puente del Garona, con Ferron al final para recibir a los viajeros. O quizás crear un lugar para los jóvenes o orientarlo hacia la educación. Allí pasaron cosas terribles, sí. ¿Pero eso te impide hacer algo bonito allí? Durante la época del alcalde Jean-Pierre Ousty [ancien maire de Tonneins, NDLR], se habló de que el ayuntamiento compraría el castillo. Pero no sucedió. Ahora está en ruinas, todo es cemento a su alrededor. »

Castillo de Ferrón, antes del bombardeo del ala.


Castillo de Ferrón, antes del bombardeo del ala.

La memoria del río

El ala bombardeada del castillo nunca fue reconstruida.


El ala bombardeada del castillo nunca fue reconstruida.

La memoria del río

Cuartel general de la milicia

El castillo, de estilo neogótico, “fue construido en la década de 1840 […] en nombre de Louis Alexandre Rosalie Sylvestre de Ferron, entonces propietario del local”, escribe Bernard Lareynie, otro cofundador de “La Mémoire du rivière” en su “Nota sobre la historia del feudo y del castillo de Ferron”. Anteriormente allí se encontraba una casa fortificada del siglo XVI.mi siglo, más grande, del que no queda nada. La propiedad permaneció en la familia hasta que Louise, hija y única heredera de André Édouard Sylvestre de Ferron, se casó con Charles Auguste René d’Adhémar en 1881. “Gracias a esta alianza, el castillo de Ferron pasó (probablemente en 1902) a ser propiedad de la familia Adhémar”, escribe Bernard Lareynie. “En 1940, la propietaria era Denise Vonderheyden, natural de Adhémar. »

Una pintura de acuarela del edificio.


Una pintura de acuarela del edificio.

La memoria del río

Una reunión frente al castillo.


Una reunión frente al castillo.

La memoria del río

En 1943, la milicia francesa requisó el castillo “contra la voluntad de su propietario”, precisa Michel Delawarde, presidente de la Asociación Nacional de Veteranos y Amigos de la Resistencia (Anacr) de Tonneins. La milicia lo utilizó como vivienda y cuartel de la unidad de la Guardia Libre Permanente. Se convirtió en “el segundo centro de la milicia francesa, justo detrás de Lyon”, recordaba Annette Lucas en nuestras columnas en 2000. Detenciones, interrogatorios, torturas, ejecuciones se convirtieron en la oscura cotidianidad del lugar, donde fueron encerrados los combatientes de la resistencia cazados en todo el departamento, en particular los del maquis de Torgue. A poca distancia, el matrimonio Tzaut, directores de la residencia de ancianos Soleil d’Automne, esconde y proporciona nuevas identidades a los judíos, ante las narices de la milicia. Un coraje que los elevará al rango de Justos de Francia.

Durante la época del alcalde Jean-Pierre Ousty, se hablaba de que el ayuntamiento compraría el castillo. Pero no sucedió. Ahora está arruinado, todo está cementado alrededor.

Bernard Lareynie continúa: “El 9 de agosto de 1944, la aviación aliada, la Royal Air Force (RAF), bombardeó el castillo de Ferron, destruyendo una torre y permitiendo que algunos de los combatientes de la resistencia encarcelados allí huyeran. Cuando fue restaurado después de la guerra, al castillo se le amputó todo el edificio principal que había sido afectado. » Después del bombardeo, la milicia huyó. Los tonneins se lanzarán unos días después, el 20 de agosto.

“Todavía sensible”

Por tanto, en 2024 se cumplirán 80 años de esta fecha grabada en la historia de la ciudad. Cada año, los integrantes de la Anacr conmemoran estos hechos, alrededor de una estela en el parque Ferrón. Y ocho décadas después, el tema sigue vivo. “El último combatiente de la resistencia de la asociación murió hace unos años”, explica Michel Delawarde. Pero las familias cuyos miembros estuvieron directamente involucrados, cuyos padres estaban presos, todavía son sensibles al nombre de Ferrón. [lire encadré]. »

A los pies del castillo, la majestuosidad del lugar es significativa.


A los pies del castillo, la majestuosidad del lugar es significativa.

La memoria del río

Para el presidente de la asociación, tendría sentido crear un museo de la Resistencia, con influencia departamental o incluso regional. “Dada la connotación negativa que conlleva este castillo, ¿deberíamos continuar en esta dirección? », pregunta Dante Rinaudo. Preferiría verlo como un alojamiento turístico, “quizás incluso asociado a un pequeño museo, pero no como un lugar de memoria en sí”. Vale, pero ¿con qué financiación? “Eso representaría millones”, continúa el alcalde. Incluso si se resolviera el problema de la tierra, la comunidad no podría lograrlo sola. Por otro lado, estaremos allí para apoyar a cualquier líder de proyecto potencial y buscar todas las palancas de financiación posibles para ayudarle en su negocio. »

Otros destinos

Después de la guerra, sin embargo, el castillo tuvo otros destinos, incluido un hotel-restaurante. Sylvie Laffargue, Tonneinquaise de nacimiento, ahora Langonnaise, recuerda haber pasado por allí cuando era adolescente en 1990. La madre de su entonces novia dirigía el establecimiento. “La vivienda donde vivía la familia ya estaba un poco degradada. Recuerdo un gran edificio de dos plantas, grandes tapices en las paredes, una piscina y un gran granero montado en el parque para bodas. » A los 15 años “se sentía como una princesa. No vi guerra allí, no había más estigmas. No conocí la historia del castillo hasta mucho más tarde. » En 2009, Sylvie regresó allí para asistir al cumpleaños que celebraba su madre en el parque. El estado ruinoso del edificio le conmovió el corazón. “Pero cuando fui ya había problemas, sobre todo con la estructura. Fue una auténtica sangría económica para la familia que gestionaba el hotel-restaurante. »

La entrada al castillo, justo marcada por una barrera metálica y una hoja A4 que prohíbe la entrada.


La entrada al castillo, justo marcada por una barrera metálica y una hoja A4 que prohíbe la entrada.

C.L.

El establecimiento quebró poco después. Durante poco más de un año, entre julio de 2005 y septiembre de 2006, la Asociación Secular Tonneins organizó allí su centro de ocio. Luego, en 2008, se estableció allí una logia masónica por un corto tiempo. Desde entonces, nada. El castillo del siglo XIXmi siglo, con su parque arbolado, sus establos, su piscina, sus 17 habitaciones y sus 1.500 metros cuadrados de superficie, se entrega a las zarzas, a las etiquetas, a los elementos, a los exploradores de lugares abandonados y a los okupas. E incluso a incidentes que no hacen más que agravar este siniestro destino, como un incendio, en diciembre de 2022, que destruyó 30 metros cuadrados de tejado.

El techo de esta torre se derrumbó en un incendio en diciembre de 2022.


El techo de esta torre se derrumbó en un incendio en diciembre de 2022.

C.L.

Las paredes exteriores están cubiertas de vegetación y etiquetas.


Las paredes exteriores están cubiertas de vegetación y etiquetas.

C.L.

“Las balas de los milicianos siguen en las vigas de la finca”

Francine Landi, actual secretaria del comité local de Anacr, es nieta de Fernand Ducasse, uno de los tres fundadores del maquis de Torgue, encarcelado en el castillo de Ferron. Si conoció a su abuelo, que murió cuando ella tenía 16 años, fue sobre todo su madre, acostumbrada a llevar mensajes de resistencia en el manillar de su bicicleta, quien le contó el pasado de la familia. “Fernand era agricultor en Varès. En ese momento, muchos no quisieron ir a la STO y se unieron a la resistencia. A mi abuelo le pidieron que creara un maquis, lo que hizo, con otras dos personas, en su tierra, en julio de 1943. La Torgue es el nombre de un arroyo que pasa por la propiedad. Los resistentes permanecerán seis meses escondidos en un bosque al que llamaron “la zarza”. Inicialmente habrá una decena de ellos en este maquis. Realizarán campañas de propaganda y carteles y han revocado una vía de ferrocarril. Hasta el día de hoy, cuando atentaron contra la vida de un miliciano. La operación fracasó y uno de los combatientes de la resistencia fue capturado, lo que provocó la evacuación de la resistencia en enero de 1944. Mi abuelo continuó su trabajo como agricultor. El 12 de julio de 1944, tras las denuncias, los combatientes de la resistencia fueron fusilados en Laparade. Después de eso, los milicianos se detuvieron en la finca de Fernand para hacerlo hablar. Fue llevado a Ferrón y allí permaneció hasta los bombardeos aliados. Entonces sí, la guerra sigue siendo algo anclado en mí, y el deber de recordar es fundamental en nuestra familia. En la granja del abuelo, los fardos siempre están atrapados en las vigas de la cocina. Y permanecerán allí mientras esta propiedad permanezca en la familia. El Castillo de Ferron es la historia de Toninquae, nuestro patrimonio. Me duele el corazón verlo deteriorarse. »

-

PREV SENEGAL-ECONOMÍA / Kaffrine: jóvenes formados sobre la ley de orientación agrosilvopastoril – agencia de prensa senegalesa
NEXT Detenido un ex maquinista de la RATP tras tomar un autobús en una estación