Narbona: Claire Dutrait en “Ma Pause Bio” para presentar su libro “Vivre En Arsenic”

Narbona: Claire Dutrait en “Ma Pause Bio” para presentar su libro “Vivre En Arsenic”
Narbona: Claire Dutrait en “Ma Pause Bio” para presentar su libro “Vivre En Arsenic”
-

Presentada por la librería Libellis, Claire Dutrait hablará de su libro, publicado por Actes Sud “Vivre en Arsenic”, en Ma Pause Bio, el martes 14 de mayo a las 18 h. Antes de una sesión de firmas, la reunión será moderada por la ecologista electa Viviane Thivent sobre el estado y el futuro del valle de Orbiel.

“Living in Arsenic” de Claire Dutrait es una obra de estilo personal, implicado y poético sobre un tema más que pesado: el futuro del valle de Orbiel, donde permanecen las 397.000 toneladas de arsénico. “Encontrado porque estábamos buscando” ¿130 toneladas de oro? Enterrados o arrojados a una falla, se “filtran” en la naturaleza. La investigación del autor nos da cifras, pero también reúne testigos y relata hechos inquietantes: por ejemplo, en la cantina se podían servir verduras con arsénico traídas por los jardineros a cambio de una compensación a los empleados de la mina. Si “El oro y el arsénico” de Nicolas Rouillé transmiten las voces de los hombres, la obra de Claire Dutrait transmite las voces de la Tierra… Una Tierra que lucha cada vez más por alimentar adecuadamente a los hombres que (su) puertas tiene.

¿Cuál es su intención al publicar este libro?

Mi intención es dar a conocer el patrimonio de los numerosos sitios postindustriales en Francia y en todo el mundo. Este patrimonio reúne varios recuerdos más o menos reconocidos. En el valle de Orbiel encontramos el del valor del oro, el del mundo rural y del mundo laboral, el de las migraciones, el del orgullo por el trabajo, el del desempleo también, el del reconocimiento de las enfermedades, las cuestiones medioambientales y los daños medioambientales. , el del apego a vivir allí… Mi intención es traer el arsénico y el valle como actores de la historia de este territorio.

Describes una situación que es más que alarmante; ¿Qué soluciones propondrías?

Lo alarmante, para el autor que soy, es sobre todo que se hable mal del valle de Orbiel: todavía hay tanta incertidumbre sobre los posibles impactos de la post-mina que esto genera mucha tensión. En mi opinión, lo más importante hoy es reconocer que los residentes tienen experiencia que decir y hacer con la contaminación. En la crisis ecológica global, es urgente tener en cuenta estos conocimientos para renovar el diálogo sobre situaciones difíciles.

Abordas el tema con una forma literaria muy estética, ¿por qué?

Cuento la historia de una investigación sobre un desastre que no dice su nombre. Al principio no estaba seguro de nada, ni del paisaje que tenía bajo mis pies, ni del significado de las palabras que utilizaba para describirlo. Seguí adelante con mis dudas y mis errores. No se trataba de que yo fingiera que tenía una historia ya preparada. Por eso utilizo otros medios: fragmentos, poemas, metáforas. Intento las herramientas literarias que tengo a mi disposición para intentar comprender la situación. Porque no es fácil hablar de contaminación.

-

PREV Comédie du Livre los días 17, 18 y 19 de mayo de 2024
NEXT Cajas de libros, merodeadores… Tres ideas para llevar la lectura a la calle