En la Feria del Libro de Buenos Aires, pesimismo y viento de rebelión contra Milei | TV5MONDE

En la Feria del Libro de Buenos Aires, pesimismo y viento de rebelión contra Milei | TV5MONDE
En la Feria del Libro de Buenos Aires, pesimismo y viento de rebelión contra Milei | TV5MONDE
-

Los argentinos compran menos libros, pero su presidente publica: la Feria del Libro de Buenos Aires, un importante evento literario en América Latina, se celebra en un contexto de pesimismo y vientos de rebelión contra el líder desregulador Javier Milei, él mismo ensayista.

“¿Qué sentido tiene celebrar una feria del libro en un país donde cada día aumentan la pobreza y la indigencia (con) miles de despidos?” El libro “tiene un significado muy especial en este período (…) representa todo lo que está siendo atacado en el mundo de la cultura”.

Recibiendo una gran ovación durante su discurso de apertura de la Feria, la escritora Liliana Heker, de 81 años, marcó el tono de una literatura en resistencia contra una política de austeridad y desregulación, bajo el gobierno ultraliberal del presidente Milei desde diciembre, que afecta los créditos culturales. créditos académicos y la lectura misma.

“En enero los libreros nos hablaban de una caída de las ventas del 20% en un año, en febrero del 25% y en marzo de casi el 40%”, asegura a la AFP Juan Pampín, presidente de la editorial independiente Corregidores y de la Argentina. Cámara del Libro.

El libro sufre por todos lados: por el lado de las materias primas, cuyos precios se han disparado con la devaluación del 54% en diciembre, haciendo subir el precio de los productos importados (por lo tanto pagados en dólares). Y en términos del poder adquisitivo del lector, estrangulado por una inflación que se acumula en un 288% en un año.

La ciudad de los libreros

En las librerías del centro de Buenos Aires, las últimas publicaciones se venden en promedio a unos 18.000 pesos (18 euros), en un país donde el salario mínimo apenas supera los 202.000 pesos (211 euros).

Y, sin embargo, un proyecto gubernamental planeaba desregular los precios de los libros, derogando una ley que protegía a los pequeños libreros.

La onda expansiva es fuerte en una Argentina con fibra literaria, la patria de Borges, Cortázar, Sábato. Un país que, simbólicamente, fue el primero en América Latina “en realizar traducciones abandonando el español estándar para incorporar términos latinoamericanos”, subraya Pampín.

Un país que “de lejos es el de América Latina que tiene más libreros per cápita”, entre 1.000 y 1.200, la gran mayoría en Buenos Aires.

La Feria del Libro (del 25 de abril al 13 de mayo) acoge a unos 1.500 expositores de una cuarentena de países, más de mil ofertas culturales diversas, entre conferencias, talleres y debates. Pero durante el primer año, simbólicamente, el gobierno no tiene postura, síntoma de un ambiente de amargura entre el mundo de la cultura y la administración Milei.

Simple cuestión de “economía”, insistió el portavoz presidencial, según el cual un stand habría costado más de 303.000 euros “una suma exorbitante, completamente loca para la época que vivimos”.

Milei, el libro y la conferencia.

“Mentira”, respondió la Fundación el Libro, organizadora de la Feria, que disputa esta cantidad. Mientras su presidente Alejandro Vaccaro ataca frontalmente a Milei, acusándolo de “un ataque despiadado e injustificado” contra las expresiones culturales y de “desfinanciar” el espectáculo, vía el fin del patrocinio del Banco Nación, el banco público.

Sin embargo, el Jefe de Estado ha monopolizado la atención de la Feria del Libro. Había requisado un gran espacio de exposición para presentar su libro, ante el que se esperaban miles de personas, según la presidencia. Luego canceló estos días, alegando el “nivel de hostilidad” hacia él “que hace sospechar de un intento de sabotear la presentación del libro”.

Irónicamente, el ensayista Milei fue el favorito de la misma Feria en los últimos años cuando, popular economista y polemista en los televisores, vino a presentar y firmar su última obra cada mes de mayo frente a una sala repleta.

Finalmente, en una sala de conciertos con capacidad para 8.000 personas, lejos de la Feria, presentará su libro a finales de mayo, en modo encuentro político. “Capitalismo, socialismo y la trampa neoclásica”, el libro número 18 de Milei, promete una narrativa “desde la teoría económica hasta la acción política”.

Y el economista “anarcocapitalista” que llegó a la presidencia impartirá, como en el Foro de Davos de enero, una clase magistral de economía, su ejercicio favorito.

-

PREV En Estrasburgo, la biblioteca nacional busca libros contaminados con arsénico
NEXT los 5 libros favoritos de la semana del periodista y escritor David Lelait-Helo