El general Mahamat Idriss Déby Itno elegido presidente con un 61,03%

El general Mahamat Idriss Déby Itno elegido presidente con un 61,03%
El general Mahamat Idriss Déby Itno elegido presidente con un 61,03%
-

El general Mahamat Idriss Déby Itno, proclamado jefe de Estado chadiano hace tres años por el ejército, ganó las elecciones presidenciales del lunes con el 61,03% de los votos, según los resultados oficiales provisionales de la comisión electoral del jueves.

Venció a su primer ministro Succès Masra, que sólo obtuvo el 18,53% de los votos, según estos resultados que deben ser validados por el Consejo constitucional.

Poco después del anuncio de estos resultados, los soldados dispararon armas automáticas al aire en la capital, Yamena, de alegría y obviamente para disuadir a la gente de reunirse, informaron periodistas de la AFP. Masra había afirmado más temprano por la tarde que había sido elegido en la primera vuelta, acusando de antemano al bando de Déby de haber manipulado los resultados para proclamarlo electo.

La recopilación de los resultados por parte de su propio bando “confirma la victoria en la primera vuelta, la del cambio sobre el status quo”, anunció Masra en un largo discurso en su página de Facebook. “La victoria es brillante e intachable”. “Chadianos, movilícense pacíficamente, con calma (…) para demostrar su victoria”, afirmó.

Estas elecciones deben marcar el final de una transición militar de tres años y muchos observadores creían que hace apenas 10 días era una conclusión inevitable a favor del joven general de 40 años. Pero el economista Masra, también de 40 años, sorprendió a todos reuniendo a una multitud considerable durante su campaña, hasta el punto de envalentonarse y decir que era capaz de ganar, si no de empujar a Déby hasta una segunda vuelta prevista para junio. 22.

El anuncio de los resultados por parte de la Agencia Nacional de Gestión Electoral (ANGE), compuesta y designada por el poder militar, se anticipó 12 días en el calendario oficial, dejando espacio para todas las especulaciones. El lunes, otros ocho candidatos compitieron contra MM. Déby y Masra, pero como eran poco conocidos o no considerados hostiles al poder, no tenían más posibilidades de obtener más que unos pocos votos.

‘Piloto y copiloto’

Nada más anunciar su candidatura, Masra indicó que participaba para perpetuar la actual tripulación de “piloto y copiloto” (el señor Déby y él, ndr.) de un avión que vuela “hacia la democracia”.

Sus antiguos aliados de una oposición muy violentamente reprimida y amordazada durante tres años lo acusaron de “traidor” unido a la junta y denunciaron una candidatura que supuestamente daría un “barniz democrático” a unas elecciones “jugadas de antemano” a favor del general, para prolongar una ‘dinastía Deby’ de casi 34 años.

Después de 30 años de gobernar Chad con mano de hierro, el mariscal Idriss Déby Itno fue asesinado por los rebeldes en abril de 2021 cuando se dirigía al frente, y el ejército proclamó inmediatamente a su hijo Mahamat presidente de transición al frente de una junta de 15 generales.

Tres años después, el joven general intentó legitimar su presidencia en las urnas. Muchos observadores predijeron hasta hace poco que sería una formalidad, como en el caso de su padre, elegido oficialmente y reelegido cómodamente seis veces después de su golpe de 1990.

Pero las ONG internacionales han expresado dudas sobre unas elecciones que no fueron “ni libres ni creíbles” después de que la junta reprimiera violentamente, incluso sangrientamente, a toda la oposición y eliminara a los rivales más serios del general Déby de la carrera presidencial.

‘Asesinado’

Uno de ellos, el propio primo de Mahamat Déby y su más feroz oponente, Yaya Dillo Djérou, fue asesinado el 28 de febrero por soldados que habían irrumpido en la sede de su partido. La oposición asegura que fue ‘asesinado’, de un ‘disparo en la cabeza a quemarropa’.

La existencia de un “sistema de fraude para varias elecciones” habría llevado al bando de Masra a desconfiar de la ANGE, encargada del recuento de los votos, asegura a la AFP un alto miembro del partido, que pide el anonimato.

En sintonía con el resto de la oposición que pidió boicotear la votación, la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) se mostró preocupada el 3 de mayo por unas “elecciones que no parecen ni creíbles, ni libres, ni democráticas”, “en un contexto deletéreo marcado por (…) la multiplicación de las violaciones de los derechos humanos’.

El miércoles, el partido Les Transformateurs de Masra denunció “graves amenazas” contra su líder y sus seguidores, así como “violencia y detenciones arbitrarias” contra estos últimos desde las elecciones, así como fraude. Y llamó “al pueblo” a “defender su voluntad expresada en las urnas”.

/ATS

-

PREV Un gusano se comió parte del cerebro del candidato Robert Kennedy Jr.
NEXT La policía expulsa a manifestantes pro palestinos de la Universidad de Columbia.