Tatuaje, trajes de época, tarta: “La casa de la pradera” celebró su 50 aniversario en compañía de sus fans en Mónaco

Tatuaje, trajes de época, tarta: “La casa de la pradera” celebró su 50 aniversario en compañía de sus fans en Mónaco
Tatuaje, trajes de época, tarta: “La casa de la pradera” celebró su 50 aniversario en compañía de sus fans en Mónaco
-

Medio siglo es la edad actual de La pequeña casa en la pradera, una serie americana que entró en los hogares de todo el mundo gracias a la pequeña pantalla y que hizo tan familiar a la familia Ingalls, cuyas aventuras allí se cuentan. Laura, Marie, Charles, Caroline, desde su rancho en Walnut Grove, fueron parte de cada familia, durante los muchos años que la serie estuvo transmitida y retransmitida.

Para celebrar este aniversario, gran parte del elenco se reunió este fin de semana en el 63º Festival de Televisión de Montecarlo, el encuentro anual de estrellas de series de televisión. Melissa Sue Anderson (Marie Ingalls), Karen Grassle (Caroline Ingalls), Alison Arngrim (Nellie Oleson), Matthew Laborteaux (Albert Quinn Ingalls), Wendi Lou Turnbaugh y Leslie Landon asistieron al evento de Mónaco. Sólo Mélissa Gilbert, aunque anunciada en el cartel de esta edición, finalmente no estuvo presente.

Desde el pasado viernes, los actores de la serie familiar participan en entrevistas en el Peñón. Pero, lo más importante, allí conocieron a sus fans más fieles. Cerca de la alfombra azul, paso obligado de todas las estrellas para acceder al Foro Grimaldi, Véronique espera su autógrafo bajo el sol. “Me conmueve mucho verlos. Han envejecido un poco pero, para mí, no han cambiado. Siempre son como en la serie.”, explica Lorraine que no dudó en viajar 1000 kilómetros para ver a sus ídolos de juventud.

La élite de la pantalla chica reunida en el Peñón

Fanáticos… ¡de pies a cabeza!

El sábado por la tarde, durante un “Detrás de escena” dedicado a La pequeña casa en la pradera, un encuentro durante el cual los fans pueden hacer preguntas a los actores, fueron Marie y Marine quienes atrajeron todas las miradas. Las dos amigas de Béziers iban vestidas con vestidos confeccionados por ellas y que se parecen en detalle a los que lucieron las actrices de la serie. “Ambos somos grandes fans de la serie. Marine decidió representarnos a Laura y a mí, Caroline. Me llevó horas y horas de trabajo. Pasé noches sin dormir allí. No se trataba sólo de hacer un disfraz. Tuvimos que encontrar los episodios en los que vestía el mismo atuendo para reproducirlo hasta el último detalle. Desde la manga hasta el cuello y el pliegue de la falda, todo se hace de forma idéntica con el tejido adecuado”. explica Marie, cuyo trabajo no fue en vano ya que recibió elogios de Karen Grassle. “Inmediatamente reconoció el atuendo de Caroline. Fue un gran momento.

Para ella, como para el resto de fans, este encuentro fue el de su vida. “La pequeña casa en la pradera, es un poco como la serie de “peluches” de nuestra infancia. Se transmitió a mitad del día cuando estábamos en la escuela, pero cuando regresamos, vimos fragmentos. Y con las repeticiones no nos lo podíamos perder”, continúa la joven de 34 años, recordando en particular la escena en la que Caroline casi le amputan la pierna después de lastimarse con un cable.

50 años de La casa de la pradera en el Festival Internacional de Televisión de Montecarlo ©DR

La serie en la piel.

Más tarde ese mismo día, se celebró el 50 aniversario del programa en una cena privada a la que se invitó a asistir a algunos afortunados fanáticos. Y esto en compañía de los actores de la serie. Fotos, carteles, cajas de DVD y diversos medios estaban listos para recibir los preciosos autógrafos. Y algunas eran más originales que otras…

Originario de Saint-Raphaël, en Var, Frédéric, aficionado desde el principio, llegó incluso a tener el rancho de La pequeña casa de la pradera en el brazo izquierdo. Hace 13 años, tras un encuentro con Alison Arngrim, ella le dejó un autógrafo debajo de su tatuaje, un recuerdo que el hombre inmortalizó con tinta imborrable. Este año ha sido el turno de Melissa Sue Anderson de fichar del brazo de Frédéric, que ya ha concertado una nueva cita con el tatuador.

50 años de La casa de la pradera en el Festival Internacional de Televisión de Montecarlo ©Sylvain Pellegrino/FestivalTéléMonaco

Una tarta original

Por último, ¿qué sería de un cumpleaños sin tarta? Para celebrar como es debido sus cinco décadas de existencia, se entregó a los actores una tarta de mazapán que representa la tienda de comestibles, el hotel y la casa de los Ingall en Walnut Grove, tres edificios de referencia de la serie, y… ¡ametrallada con fotos!

-

NEXT Chris Pratt listo para unirse al DCU tras su paso por el set de ‘Superman’