La gloria eterna de La masacre de Texas

La gloria eterna de La masacre de Texas
La gloria eterna de La masacre de Texas
-

Con su presupuesto limitado, el largometraje se ha convertido en un referente del género y ha visto numerosas secuelas o remakes… que no le hacen justicia.

Rodada a escondidas con pocos recursos y prohibida en varios países tras su estreno, la película tenía muchas posibilidades de caer en el olvido. Pero medio siglo después de su lanzamiento, Masacre de la motosierra Sigue siendo un referente del terror en la pantalla grande. Esta película independiente, ambientada en un lugar remoto de Texas, es precursora de un subgénero del terror, el película de terror: un psicópata con rostro enmascarado ataca a un grupo de jóvenes despreocupados con objetos generalmente punzantes que luego caen en el terror absoluto.

Dentro La masacre de la motosierra de Tejasel título original de Masacre de la motosierrael asesino es Leatherface, un tipo de 1,95 m de altura equipado con una motosierra y un martillo. “Michael Myers (en Víspera de Todos los Santos, 1978) tenía una máscara, Jason (Voorhess en viernes 13, 1980) también tuvo uno, pero el primero fue Leatherface. Él fue quien marcó la pauta”.comenta Josh Hazard, un aficionado de 40 años vestido como su héroe y al que conoció a mediados de mayo por la AFP durante el Texas Frightmare Weekend, cerca de Dallas.

La película celebró allí su 50 aniversario en presencia de actores como Ed Neal. Interpreta al hermano del verdugo, al que los jóvenes hacen autostop y que parece advertirles del baño de sangre que les espera. “Cuando leí el guión me dije: “Está bien, nadie verá nunca esta película…”»dijo a la AFP. “Pero aquí es donde estamos”. “Nadie se imaginaba (un éxito tan popular), ni siquiera se suponía que fuera a estrenarse en los cines. Pero es genial, esta película improbable me llevó por todo el mundo, Alemania, Francia, Canadá”.vuelve a resbalar.

Una “sensación de realidad”

El largometraje dirigido por Tobe Hooper, fallecido en 2017, fue promocionado como basado en hechos reales, lo cual no fue así. Pero algunos lo creyeron, dice también Ed Neal. “Los japoneses vinieron a verme. Realmente pensaron que era un documental sobre gente que vivía en Texas, parecía tan real… Me preguntaron si el camarógrafo estaba muerto. Fue divertido”asegura el actor, ya septuagenario. “Este sentimiento de realidad es realmente lo más aterrador”subraya Jeanette Nolen, una texana de 47 años, vestida con un delantal de carnicero Leatherface.

La película ha cautivado a los niños desde el Masacre comenzó en 1974, convirtiéndose en una franquicia con secuelas, precuelas y remakes. “Hasta el día de hoy no ha habido otra película como Masacre de la motosierra», estima Ronnie Hobbs, director artístico de Gun Interactive, que lanzó el año pasado un videojuego basado en la película. Según él, incluso las otras obras de la franquicia. “no logró reproducir la abrasividad y la inquietud de la versión original”. “Cincuenta años después, sigue en pie. Incluso la generación más joven lo ve”él dijo.

Un presupuesto miserable

Si la película parece real es en parte porque sus diseñadores tuvieron que ser creativos para compensar un presupuesto insignificante, según Chase Andersen, ejecutivo de Exurbia Films, propietaria de los derechos de la franquicia. “No se podían dar el lujo de pagar multitud de complementos o disfraces”señala. “El ejemplo perfecto es que Gunnar Hansen quien interpreta a Leatherface, tuvo que usar el mismo atuendo durante todo el rodaje.. En el rodaje se utilizaron huesos de animales reales y un esqueleto humano. “Hasta el sudor es real”sugiere Chase Andersen. “El calor y la humedad de Texas son casi un personaje de la película”.

Teri McMinn interpretó el papel de Pam, una de los jóvenes que se cruza con Leatherface en una casa remota de las llanuras de Texas. En una escena emblemática, la cámara la sigue, desde un ángulo bajo, hasta la casa donde termina colgada de un gancho de carnicero. El miedo está ahí pero no hay desmembramientos ni salpicaduras de sangre. “Es la escena más difícil”, asegura a la AFP Teri McMinn, de 72 años. Sin embargo, “Se sugiere violencia”. “Cuando la vi por primera vez, pensé: Dios mío. Tenía miedo de que mi madre viera esto”..

-

PREV Recuerdos de los barrios de Sète: “La fiesta dio vida a Pointe Courte”
NEXT “Adiós Julia” de Mohamed Kordofani, una maravilla de Sudán – rts.ch