¿Apple ha perdido su paso hacia la inteligencia artificial?

-

Al presentar su versión de IA, Apple lanzó un mensaje diferente al de la competencia: Apple Intelligence quiere ser útil y personal en lugar de artificial y sorprendente. Una apuesta de divulgación tan atrevida como arriesgada.

Ahora es un actor a tener en cuenta oficialmente. Apple se ha lanzado a la batalla de la inteligencia artificial, pero a su manera. Tras el primer disparo iniciado por Microsoft, Open AI y Google, Tim Cook y su equipo dejaron pasar la tormenta, esperando a que el terreno despejara la superficie y vinieran los cacharros rotos a presentar su solución. Se llama Apple Intelligence y, sólo en su nombre, ya anuncia la visión que lo impulsará.

Porque Apple no quería causar un gran revuelo o un anuncio sorprendente por su gran incorporación durante el discurso de apertura de la conferencia de desarrolladores WWDC en Apple Park. Sin funciones que te dejen sin palabras, sin nuevas características revolucionarias que socaven a la competencia. De todos modos, no es así como lo presentó el dueño del lugar. Apple Intelligence pretende ser “poderosa, segura, útil y sobre todo personal”. Cuatro palabras para resumirlo todo y una hoja de ruta implementada de manera mucho más inteligente de lo que uno podría pensar.

No se busca ningún efecto sorpresa

También es divertido observar que la noción de “artificial” ha desaparecido por completo. Si escuchamos “inteligencia artificial” una vez durante los 45 minutos de presentación que se le dedicaron, eso es todo. Como siempre en Apple: son otros los que lo dicen: periodistas y observadores por igual, no ellos. Detrás de escena, asentimos y sonreímos cuando preguntamos si es porque la artificialidad no tiene cabida en Apple.

Este último también lo reemplazó por… Apple en el término. Es la inteligencia de tu producto Apple a tu servicio. Justo lo que hace falta para sustituir las ya sacrosantas letras del término por las suyas propias (AI). Un plan de comunicación bien ejecutado que dice mucho, sobre todo del deseo de popularizar todo para que sea comprensible para el mayor número de personas posible.

Porque esta IA, cuyos modelos de lenguaje generativo han sido diseñados internamente, quiere hacer todo lo posible para que el uso del iPhone, iPad o Mac que la equipe sea lo más natural y obvio posible, anclado en la vida cotidiana. . Y Apple repite que estará optimizado para comprendernos, apoyarnos en la redacción/corrección de mensajes como edición de fotografías o transcripción, entendiendo lo que necesitamos. En definitiva, usos estándar. Tus preguntas sobre la vida, la cocina, la lección del niño, serán para los demás.

Por lo que reveló Apple Intelligence, no había nada nuevo en los usos. Apple ha hecho Apple al hacer esto comprensible para cualquiera, integrado directamente para que el uso esté a solo un clic de distancia. Ya es una hazaña en sí misma poder popularizar la IA hasta el punto de perder lo que muchos han convertido en un punto de venta: un lenguaje que los filisteos no pueden entender y que da la impresión de flotar sobre las masas dispuestas a unirse a ellos y, por tanto, a se Importante.

Apple Intelligence funcionará con las apps más utilizadas por los consumidores © Apple

Apple quiere una IA sencilla y útil. Debe ser en lenguaje. La marca, aunque acostumbrada a elogiar los valores de cálculo de sus chips, nunca ha hablado de fichas por cientos de miles para dar la impresión de superpotencia con resultados increíbles. De hecho, sabemos que más no significa más eficiente en IA.

En cambio, Apple ha actualizado Siri, ahora impulsado por IA generativa, para comprender mejor al usuario e interactuar de la forma más natural posible teniendo mucho más en cuenta los datos almacenados en su dispositivo.

La seguridad de los datos, el argumento clave

Porque donde Apple también quiere diferenciarse de otras IA generativas es en su enfoque hacia la confidencialidad y seguridad de los datos. Y en esto, Apple no podía arriesgarse a enamorarse demasiado de OpenAI sin salvaguardias. La empresa también ha advertido sobre este tema al padre de ChatGPT, pero también a los usuarios.

Si el usuario de iPhone está dispuesto a compartir sus datos con ChatGPT para obtener respuestas más personales, lo hará con pleno conocimiento y validación. Pero Open AI debe garantizar la seguridad de los datos y no conservarlos para su uso en entrenamiento personal.

Puedes preguntarle cualquier cosa a Siri, mediante voz o teclado, gracias a Apple Intelligence © Apple

Este será el caso de los otros bloques de IA generativa especializados que se irán añadiendo con el tiempo. Apple está estudiando el tema para ir añadiendo poco a poco modelos de lenguaje sobre puntos concretos (salud, ocio, comprensión, procesamiento de la información, etc.). Por eso tampoco se descarta Google Gemini, que pronto debería incluirse en la aventura.

Por el momento, es complicado saber cuándo Apple Intelligence alcanzará su verdadera velocidad de crucero; probablemente en 2025. La IA de Apple solo será accesible para los desarrolladores en el verano y, por lo tanto, no estará disponible en la fase beta de iOS 18, iPadOS 18 o macOS Sequoia implementada en julio.

Tendremos que esperar a las versiones finales en otoño para echar un primer vistazo, en inglés y posiblemente solo en los Estados Unidos al principio, con el mensaje preventivo: “aún no será estable y todavía tendremos que esperar”. para el despliegue final”. ¿Qué tendremos que comer? ¿Se convertirá el iPhone en un arma aún más inteligente? Nadie lo sabe. Esta es una visión que ha dado Apple, su hoja de ruta. Y el camino aún es largo…

-

PREV Donald Trump fue evacuado de una reunión después de las explosiones, el presunto tirador y un espectador murieron – rts.ch
NEXT El precio medio de los vehículos exportados alcanzó un nuevo récord en el primer semestre