Spes non confundit: la bula de convocación del jubileo

-

En la bula de convocación para el Año Santo 2025, el Papa lanza un llamamiento en favor de los presos, los inmigrantes, los enfermos, los ancianos y los jóvenes bajo la influencia de las drogas y la transgresión. El Soberano Pontífice anuncia que abrirá una Puerta Santa en las cárceles, pide el perdón de la deuda de los países pobres, la reactivación de la natalidad, la acogida de los inmigrantes y el respeto a la Creación. Espera la creación de un fondo para la abolición del hambre en el mundo.

Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

El Papa invoca la esperanza como don para el Jubileo de 2025 en un mundo marcado por el choque de armas, la muerte, la destrucción, el odio al prójimo, el hambre, “deuda ecológica” y la tasa de natalidad. La esperanza es el bálsamo que Francisco quiere untar sobre las heridas de una humanidad oprimida por “brutalidad de la violencia” o experimentar un crecimiento exponencial de la pobreza.

Spes no confundido“La esperanza no defrauda”, es el título de la Bula de Invocación del Jubileo Ordinario entregada este jueves 9 de mayo por el Papa a las Iglesias de los cinco continentes durante las segundas vísperas de la solemnidad de la Ascensión. La bula, dividida en 25 puntos, contiene súplicas, propuestas, llamamientos por los presos, los enfermos, los ancianos, los pobres, los jóvenes, y anuncia las novedades de un Año Santo que tendrá como tema “Peregrinos de la esperanza”.

Una fecha común para la Semana Santa

En su bula, el Papa recuerda dos aniversarios importantes: la celebración en 2033 del dos mil aniversario de la Redención y el 1700 aniversario del primer gran concilio ecuménico de Nicea, que, entre otros temas en su agenda, también abordó la fecha de Semana Santa. Incluso hoy, “posiciones divergentes” evitar celebrar el mismo día “el acontecimiento fundacional de la fe”, subraya, recordando que, sin embargo, “por una combinación providencial de circunstancias, esto se producirá precisamente en 2025” (17).

“Este debe ser un llamado a todos los cristianos de Oriente y Occidente a dar un paso decisivo hacia la unidad en torno a una fecha común de Pascua”

La apertura de la Puerta Santa

En medio de estos “grandes pasos”, el Papa decreta que la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro será abierta el 24 de diciembre de 2024. El domingo siguiente, 29 de diciembre, el Sumo Pontífice abrirá la Puerta Santa de la Basílica de San Juan de Letrán, Catedral de Roma, antes, el 1 de enero de 2025, solemnidad de María Madre de Dios, para abrir la de Santa María Mayor y el 5 de enero la Puerta Santa de San Pablo Extramuros. Las tres puertas se cerrarán el domingo 28 de diciembre de 2025 y el Jubileo finalizará con el cierre de la Puerta Santa de la Basílica de San Pedro el 6 de enero de 2026 (6).

Signos de los tiempos

El deseo de Francisco es que “el primer signo de esperanza” del Jubileo puede “traducirse en paz para el mundo sumido, una vez más, en la tragedia de la guerra”.

“Olvidada de las tragedias del pasado, la humanidad se ve sometida a una prueba nueva y difícil en la que muchas poblaciones se ven oprimidas por la brutalidad de la violencia. ¿Qué no han soportado estas personas? ¿Cómo es posible que su desesperado llamado de ayuda no impulse a los líderes de las naciones a querer poner fin a demasiados conflictos regionales, conscientes de las consecuencias que pueden derivarse de ellos a nivel global? ¿Es demasiado soñar que las armas callarán y dejarán de traer muerte y destrucción? (8).

Recuperación de la natalidad

El Papa observa con preocupación “Preocupante descenso de la tasa de natalidad” en diferentes países y por diversas razones: “ritmos frenéticos de vida”, “temores sobre el futuro”, “falta de garantías profesionales y protecciones sociales adecuadas”, “modelos sociales” en el que prevalece la búsqueda del beneficio y no de las relaciones. Para el Papa, es “urgente” que los creyentes y la sociedad civil proporcionen “apoyo convencido”, EL “deseo de los jóvenes de engendrar nuevos hijos” para que el futuro sea “marcado por las sonrisas de muchos niños que vendrán a llenar demasiadas cunas vacías” (9).

Para los presos: respeto, dignidad, abolición de la pena capital

François luego pide “signos tangibles de esperanza” para los prisioneros. Ofrece a los gobiernos “formas de amnistía o remisión de pena”así como “camino de reintegración a la comunidad”. Sobre todo, el Papa pide “condiciones dignas para quienes están encarcelados”En “respeto a los derechos humanos” y para “abolición de la pena de muerte” (10). Para ofrecer a los presos un signo concreto de cercanía, el Soberano Pontífice abrirá él mismo una Puerta Santa en una prisión.

No decepcionéis a los enfermos ni a los jóvenes

También se ofrecerán signos de esperanza a los enfermos, en casa o en el hospital: “Cuidarlos es un canto a la dignidad humana” (11). La esperanza también es necesaria para los jóvenes que tan a menudo ven “sus sueños se desmoronan”.

“La ilusión de las drogas, el riesgo de transgresión y la búsqueda de lo efímero crean, más en ellos que en otros, confusión y ocultan la belleza y el sentido de la vida, haciéndolos deslizarse hacia oscuros abismos y empujarlos a realizar acciones autodestructivas. ”(12). “No podemos decepcionar” declara François.

No a los prejuicios y cierres hacia los migrantes

El Papa vuelve a pedir que las expectativas de los migrantes “No os dejéis molestar por los prejuicios y los cierres”. “Muchas personas exiliadas, desplazadas y refugiadas se ven obligadas a huir debido a controvertidos acontecimientos internacionales para evitar guerras, violencia y discriminación. Se les debe garantizar la seguridad y el acceso al trabajo y a la educación, elementos necesarios para su integración en su nuevo contexto social” (13).

El escándalo de la pobreza

El Papa no olvida, en la Bula, a tantos ancianos que viven la soledad y el abandono. Tampoco olvida el “miles de millones” gente pobre que “a menudo carecen de las necesidades de la vida”. Ellos “sufrimos la exclusión y la indiferencia de muchos”. “Es escandaloso” Según Francisco, los pobres constituyen la mayoría de la población de un mundo. “dotado de enormes recursos dedicados en gran medida a armamentos” (15). Luego pide una gran generosidad por parte de los ricos y renueva su llamado a la creación de una “Fondo Mundial […] con miras a erradicar el hambre de una vez por todas” con dinero del gasto militar (16).

Condonación de la deuda de los países pobres

Se extiende otra sincera invitación a las naciones más ricas a “Decidir perdonar las deudas de los países que nunca podrán pagarlas”. “Es más una cuestión de justicia” escribe el Papa Francisco, “agravada hoy por una nueva forma de inequidad”, como la “deuda ecológica”, particularmente entre el Norte y el Sur (16).

El testimonio de los mártires

En la Bula Jubilar, el Papa nos invita a mirar el testimonio de los mártires, pertenecientes a diferentes tradiciones cristianas, y expresa el deseo de que durante el Año Santo “una celebración ecuménica […] ser resaltado” (20).

La importancia de la confesión y las Misioneras de la Misericordia

Francisco habla luego del sacramento de la penitencia y anuncia la continuación del servicio de los Misioneros de la Misericordia, establecido durante el Jubileo Extraordinario. Pide a los obispos que los envíen a donde “La esperanza se pone a prueba” o donde “Se vulnera la dignidad de la persona” (23).

La invitación a las Iglesias orientales y ortodoxas

El obispo de Roma se dirige “una invitación especial” a los fieles de las Iglesias orientales que “han sufrido mucho –a menudo hasta la muerte– a causa de su fidelidad a Cristo y a la Iglesia”. Estos hermanos “Deben sentirse especialmente acogidos en esta Roma que es también su Madre”. Un pensamiento también para los hermanos y hermanas ortodoxos que ya viven “la peregrinación del Vía Crucis”, obligados a abandonar su país debido a la violencia y la inestabilidad.

Parada de oración en los santuarios marianos

Francisco también invita a los peregrinos que vienen a Roma a rezar en los santuarios marianos para invocar la protección de María, a fin de “experimentar la cercanía de la madre más cariñosa que nunca abandona a sus hijos” (24).

-

PREV “Ladrón”, “perturbado”: ​​Trump y Biden se insultan entre Texas y Georgia
NEXT “Comentario Hebdo”, un nuevo semanario para fortalecer el panorama mediático