La escuela Perrault La Fontaine tiene un nuevo jardín verde donde se vive bien

-

Desde marzo, los niños del colegio Perrault La Fontaine pueden disfrutar de un parque infantil rediseñado por el equipo docente, el de las Ciudades Educativas, los padres de los alumnos, la Educación Nacional, sin olvidar a los propios niños. Este nuevo patio se compone de tres espacios: uno dedicado a la motricidad con juegos, un oasis vegetal y un huerto con cocina exterior. Una garantía de bienestar para los alumnos del colegio.

“Habéis decidido, hijos, transformar vuestra escuela, embellecerla para que podáis pasar buenos momentos en ella y convertirla en un remanso de paz durante los momentos de recreo. Podemos felicitarle y saludar la calidad de la escuela de la República y de la escuela de Boulogne”, sonríe Frédéric Cuvillier, alcalde de Boulogne-sur-Mer.

Este proyecto de jardín verde es fruto de la reflexión conjunta entre el equipo docente y los padres de los alumnos. “Nuestro objetivo era promover la bondad y el bienestar de los niños, porque los niños que se sienten bien son niños que triunfan”, anuncia Estelle Blanpain, directora de la escuela. Un proyecto que salió adelante con las Ciudades Educativas y el servicio de Parques y Jardines de la ciudad para repensar el horario y la organización de los parques infantiles para que los niños puedan disfrutar de una pausa lúdica adaptada y de una vuelta con tranquilidad a clase en óptimas condiciones. Educación, conciencia ambiental y bienestar son, por tanto, las palabras clave de este trabajo conjunto.

El patio de la escuela Perrault la Fontaine cuenta ahora con 3 espacios:

  • una zona de motricidad con objetos que ruedan y se balancean, zonas de juego en el suelo y juegos varios,
  • un oasis vegetal
  • un huerto y un huerto educativo con manzanos, ciruelos, melocotoneros, cerezos, higueras y madroños

Pequeños muebles para sentarse, baldosas sensoriales, una avenida (realizada con virutas de madera recicladas), árboles que darán sombra si es necesario y una parra cardinal completan la instalación que próximamente se enriquecerá con un hotel para insectos, habilitado por los estudiantes, y un Panel de control. Los animales tienen aquí su lugar, ya que Jean Fontaine, conserje del colegio, también ha decorado los jardines con cajas nido y comederos. La clase mayor se ocupa de los pájaros en invierno.

Las obras de acondicionamiento del patio del colegio fueron financiadas con 21.000 euros por los fondos “J’aime Mon École”, las Ciudades Educativas y los del proyecto “Nuestra escuela, hagámoslo juntos”. Lo que

Desde su implementación en marzo de 2024, la observación es clara: las instalaciones están en pleno uso y el equipo docente es muy activo para darles vida entre el mantenimiento diario y colectivo de las instalaciones y el cumplimiento de las instrucciones de uso del oasis. Los niños se involucran y se responsabilizan del uso de los equipos que cuidan con el mayor esmero.

-

PREV L’Ardoise, un nuevo restaurante en la avenida Colbert
NEXT León. La policía advierte sobre una nueva técnica casi invisible utilizada por los ladrones