Los empresarios compran casas para alojar a trabajadores extranjeros

-

Ante la escasez de mano de obra y de vivienda, los fabricantes de la región están comprando casas para alojar a los trabajadores extranjeros.

En los talleres de confección de la fabricante de ropa y bolsos Identification Sports, ubicados en el distrito de Chicoutimi, en Saguenay, 11 nicaragüenses manejan máquinas de coser.

Michel Boivin, propietario del negocio junto con su hija, recurrió hace unos años a sastres y costureras en este país centroamericano bordeado por el mar Caribe y el océano Pacífico, ante la falta de encontrar algunas en Saguenay-Lac-Saint-Jean. . Allí trabajan decenas de miles de personas en la industria textil.

Elegí el mismo país para que hubiera comunicación entre los empleados, para que pudieran tener una familia aquí.explica el propietario.

>>>>

Abrir en modo de pantalla completa

Michel Boivin, propietario Identificación Deportes

Foto: Radio-Canadá / Claude Bouchard

Para alojarlos, Michel Boivin intentó primero alquilar apartamentos, aunque en el equipo había un poco menos. Sin embargo, rápidamente se desilusionó. Es complicado con los arrendamientos. Y no está amueblado, se necesitan estufas, refrigeradores y todo eso.enumera.

El contratista pagó por apartamentos que a veces permanecían desocupados durante meses.

No se sabe cuándo llegarán los trabajadores. No sabemos cuándo se van. No sabemos nada. Tienes que estar preparado.

una cita de Michel Boivin, propietario de Identification Sports

Michel Potvin ya está preparado: primero consiguió una propiedad y luego otra. Los equipó completamente para acomodar a los trabajadores. Tengo la segunda casa en funcionamiento, tengo las camas, las toallas, la tostadora, los platos.

La propietaria de Savard Chaussures y Savaco, Jessica Savard, también adquirió una casa para alojar a sus empleados marroquíes que trabajan en su taller de confección en el sótano de un edificio del barrio de Chicoutimi.

>>>>

Abrir en modo de pantalla completa

Jessica Savard, directora general de Savard Chaussures y Savaco, muestra los productos de la división industrial de la empresa.

Foto: Radio-Canadá / Claude Bouchard

metros. Podrán desplazarse a pie”,”text”:”Tuve suerte de encontrar una casa que está justo al lado del trabajo. Ni siquiera 200 metros. Podrán desplazarse a pie”}}”>Tuve suerte de encontrar una casa que estaba justo al lado del trabajo. Ni siquiera 200 metros. Podrán desplazarse a pieconfía quien también ocupa el cargo de director general.

Ola de trabajadores temporales

Según los Fabricantes y Exportadores de Quebec, actualmente hay entre 12.000 y 13.000 trabajadores extranjeros en la provincia, mientras que en 2015 eran sólo 650. Ante este número creciente, la presidenta de la asociación, Véronique Proulx, sostiene que es necesaria una reflexión colectiva.

Porque la mayoría de las veces, estas personas procedentes de todos los rincones del planeta quieren quedarse en Quebec después de la expiración de su contrato de trabajo, afirma.

grados. Hay necesidades, las empresas quieren satisfacerlas, ¿qué podemos implementar como solución??”,”text”:”A menudo, aspiran a tener una inmigración permanente. El empleador quiere conservarlos. Después de eso, está toda la cuestión de la capacidad de recepción y alojamiento… Pero creo que tenemos que mirar el desafío con una lente de 360 ​​grados. Hay necesidades, las empresas quieren satisfacerlas, ¿qué podemos implementar como solución?”}}”>A menudo aspiran a tener una inmigración permanente. El empleador quiere conservarlos. Después está toda la cuestión de la capacidad de acogida y alojamiento. Pero creo que tenemos que mirar el desafío con una lente de 360 ​​grados. Hay necesidades, las empresas quieren satisfacerlas, ¿qué podemos implementar como solución?

>>La señora en la sala de conferencias detrás de la gente charlando informalmente.>>

Abrir en modo de pantalla completa

Véronique Proulx es presidenta y directora ejecutiva de Manufacturiers et Exportateurs du Québec. (Foto de archivo)

Foto: Radio-Canadá / Catherine Paradis

Llegado a Quebec en 2020, unas semanas antes de la pandemia, el nicaragüense Félix Castellon, que pasó por inviernos difíciles en Quebec, sueña, por ejemplo, con hacer una vida aquí y seguir ganando dinero fabricando bolsos, entre ellos el famoso Lavoie. en Identificación Deportes. Dinero que podrá enviar a su familia en su país de origen.

Me gustaría convertirme en ciudadano aquí, pero es un proceso largo y difícil. Espero que funcione bienél dice.

Mientras tanto, vive con ocho compañeros en una de las casas adosadas adquiridas por Michel Boivin. Admite que compartir alojamiento, pero con sus compañeros de Nicaragua, no siempre es fácil. Debemos aprender a vivir juntos.

Según un informe de Claude Bouchard

-

PREV Cuando Ariège abre un restaurante-tienda de comestibles en Toulouse
NEXT En Bruselas, la implicación de Bouchez en la negociación tensa al PS y a Groen: “No será la suegra pero siempre tendrá voz y voto”