Un territorio fracturado según el informe anual de Secours Catholique

-

El jueves 16 de mayo, la asociación Secours catholique d’Indre-et-Loire, el Observatorio de las Desigualdades y Compas (1) dieron a conocer un inventario de la pobreza para el año 2023. Es en casa de Cáritas de Tours, durante una rueda de prensa, que estos nuevos Se revelaron cifras relativas al departamento.

Las intervenciones de Louis Maurin, director del Observatorio de las Desigualdades, Ursula Vogt, delegada departamental del Secours catholique, y Michel Bonnet, presidente del Secours catholique 37, permitieron poner de relieve las ciudades y los barrios más pobres del territorio.

La línea de pobreza depende del ingreso mensual. Según el INSEE (2), una persona soltera se considera pobre cuando gana menos de 1.158 euros. Estos datos varían dependiendo de la situación familiar. Para una pareja sin hijos, el umbral de pobreza se fija en 1.737 euros y para una pareja con más de dos hijos de 14 años, este aumenta hasta 2.895 euros.

Un departamento “normal” pero desigual

Según estos datos, la tasa de pobreza alcanza el 12,8% en Indre-et-Loire. Esto representa más de 75.360 personas que viven por debajo del umbral de pobreza. Aunque la tasa del departamento sigue siendo inferior a la media nacional (14,5%), este porcentaje oculta una realidad que se sitúa a nivel más local.

El territorio tiene muchas desigualdades entre ciudades y especialmente entre barrios. La ciudad de Saint-Pierre-des-Corps (3), por ejemplo, tiene una tasa de pobreza tres veces superior a la de Saint-Cyr-sur-Loire (4).

En cuanto a los distritos de Tours y su metrópoli, las ciudades están divididas por áreas urbanas donde casi una de cada dos personas vive por debajo del umbral de pobreza. La pobreza también está profundamente arraigada en las zonas rurales del departamento.

A pesar de estos amplios datos, Ursula Vogt advierte que este informe es “trabajo limitado e imperfecto” ya que la investigación sólo cubre el 60% del territorio. Las localidades de menos de 2.000 habitantes no se incluyen en la estadística.

Por otra parte, la labor de Secours catholique y el apoyo directo de las personas más vulnerables han permitido “Conocimientos y experiencia de referencia cruzada” para producir este informe.

Precariedad creciente

También somos conscientes de que incluso el perfil de las personas que viven por debajo del umbral de la pobreza varía: madre divorciada, solicitante de asilo, “indocumentado”, sin hogar, beneficiario de RSA… La labor del Secours catholique d’Indre-et-Loire es apoyar a estas personas en sus necesidades y procedimientos.

Por tanto, la situación en 2023 en comparación con 2022 no ha mejorado. Michel Bonnet incluso destaca este año un “Aproximadamente entre un 25 y un 30% de aumento en las solicitudes de ayuda” con el Socorro Católico de Indre-et-Loire.

Paralelamente a este aumento de la demanda, los fondos y las donaciones destinados al Secours catholique d’Indre-et-Loire están disminuyendo. Esta situación obliga a la asociación a restringirse, viéndose así en la necesidad de recibir recursos de otras delegaciones del país.

Por lo tanto, Louis Maurin pide una mayor movilización y apoyo de la comunidad política para resolver estos problemas de precariedad. Para él, “No podemos aceptar que los niños sigan durmiendo en las calles”.

(1) Oficina de diseño al servicio de los territorios.
(2) Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos.
(3) Tasa de pobreza del 24% (3.818 personas pobres).
(4) Tasa de pobreza del 8% (1.360 personas pobres).

-

PREV Exposición dkr loft: primer plano de las palomas
NEXT El ganador del millón de euros en el Euromillones llamado a presentarse lo antes posible