Challenge Cup – “Bienvenidos a los Sowakulas”: informe de la pareja neozelandesa de Clermont, Pita-Gus Sowakula y Toka Natua

-

Instalados en Clermont durante cuatro meses, Pita-Gus Sowakula y Toka Natua nos abrieron las puertas de su casa. Entre la adaptación a las costumbres francesas y un cambio radical de vida, la pareja parece vivir en armonía en Auvernia.

Una casa de madera, los llantos de una niña, un coche con la leyenda “Ejército Amarillo” frente al buzón. Pita-Gus Sowakula y Toka Natua viven tranquilamente en medio de este barrio suburbano de Cébazat (Puy-de-Dôme), a pocos kilómetros de Clermont-Ferrand. En el interior, los juguetes de Lavenia, su hija de dos años, salpican los azulejos del capullo de los dos neozelandeses, sosteniendo también una guitarra. “Está guardado en su estuche, pero lo uso a menudo. La música es mi segunda pasión después del rugby. Cuando tenemos gente en casa, especialmente los fijianos, ¡la toco casi siempre mientras canto!” sonríe Pita-Gus Sowakula, delante de su hija, que su esposa sostiene en el regazo. “¡Tiene el carácter de mi hermana y abuela de Pita! Pero es un poco más cercana a Pita, es muy sonriente y siempre hace bromas, aunque a veces puede ser ruidosa”, dice la madre, a pesar de todo. la “pareja del rugby” se aclimata semana tras semana a su nueva vida en Auvernia. “Tengo que estar en la sala de pesas de ASM a las 8 de la mañana, así que me levanto antes que mi pareja y mi hija, y muchas veces les preparo el desayuno” continúa PGS. “Y por la noche entreno con las chicas de Romagnat, por lo que él cocina a menudo. Su plato favorito es el pollo con arroz o el cerdo, ¡pero tengo que admitir que no cocina tan mal!” bromea Toka Natua. Juntos, los dos neozelandeses encontraron su lugar cuatro meses después de su instalación permanente a las puertas de Clermont-Ferrand.

Sowakula llegó en medio de los volcanes el pasado mes de octubre, procedente de los Waikato Chiefs, mientras que el pilar de ASM-Romagnat llegó recién en diciembre. Un período de dos meses marcado por el shock climático del primero y la precisa organización del segundo. “Extrañé mucho a mi pareja y a mi hija, sobre todo cuando estuve en un departamento pequeño durante las dos primeras semanas, pero en cuanto tuve la casa me sentí mejor. Me proyecté más con ellos y el tiempo se iba acercando. También pasé el cumpleaños de Lavenia y el mío sola en Clermont, además hacía un poco de frío (risas), ¡me puse dos o tres chaquetas para motivarme a ir a entrenar!” susurra el feroz número 8. “Para mí fue más fácil porque tenía a toda mi familia y a nuestra hija en Nueva Zelanda. Estaba realmente concentrado en hacer la mudanza y empacar nuestras cosas. Mantuvo mi mente ocupada, pero sabíamos que solo era una espera de dos meses y que todo sería más sencillo cuando llegáramos a Clermont.” recuerda el ex diseñador gráfico.

Pita-Gus Sowakula, junto a su hija, Lavenia.
Clément Labonne

¿Toka? ¡Ella es la cabeza de la casa, ella dirige todo!

Sorprendió el anuncio del fichaje de la pareja internacional. El 12 de diciembre de 2022, Clermont anunció la doble llegada de Toka Natua, 21 partidos con Nueva Zelanda, y Pita-Gus Sowakula, dos partidos con los All Blacks. Mucho antes de la oficialización, el poderoso tercera línea se había propuesto como cuestión de honor venir con su esposa y poder jugar con los campeones de Francia de 2021. Un año y medio después de los primeros contactos, Toka Natua cuenta la trayectoria del equipo. trato. “Pita estaba muy feliz de recibir esta oportunidad porque ya conocía a Peceli Yato y Jono Gibbes en ese momento. Con Jono, se habían conocido en Waikato, todo empezó desde allí en realidad, y por mi parte, yo “lo había logrado”. Todo en Nueva Zelanda como jugador de rugby quería vivir una nueva aventura con Pita, pero dejar a mi familia fue probablemente la parte más difícil de nuestra partida. recuerda al campeón del mundo de 2017. “Durante las negociaciones, ASM me preguntó si Toka todavía quería jugar y les dije: “claro, ¿pueden integrarlo en el equipo de Romagnat?” y sucedió así”.

A diferencia de muchos de sus compañeros, la neozelandesa no trabaja fuera del rugby y “admira” a quienes tienen que hacer malabarismos entre el balón ovalado y el trabajo. Con toda su atención en su carrera deportiva, la exjugadora de Waikato se ocupa más de Lavenia y, al mismo tiempo, da dirección dentro del hogar. “Toka es la cabeza de la pareja, ella dirige todo! Siempre me dice qué hacer en la casa o con el pequeño, ¡es muy directiva!” sonríe el coloso de la eterna sonrisa, que aprecia más que nada su nueva vida en Puy-de-Dôme. “Madame” Sowakula enumera las diferencias respecto a su antiguo hogar, en la tierra de la larga nube blanca “Aquí es mucho más tranquilo, en Nueva Zelanda había peleas, la gente en los autos chirriaba y la gente gritaba casi todas las noches. Además vivíamos con mis padres, así que había mucho ruido incluso dentro de la casa (risas)”.

Toka Natua anotó un try en la final del Mundial de 2017 contra Inglaterra.
Imágenes PA / Icon Sport – Brian Lawless

La integración del rugby está por completarse

¿Y el rugby, en plena tranquilidad de Auvernia? El pilar y el número 8 tienen el punto común de integrarse de forma lenta pero segura en sus respectivos clubes. Aunque jugó en noviembre contra Bayona, Pita-Gus Sowakula se vio frenado por la regla del Jiff y el todavía sorprendente nivel de juego de Fritz Lee. Pero desde principios de 2024, “PGS” juega más y gana impulso semana tras semana. El ex jefe de Waikato debe sobre todo adaptarse a un rugby más duro, sistémico y estratégico. “Estaba acostumbrado a tener más espacio en Nueva Zelanda y jugar un poco más con instinto. Aquí es mucho más directo, tenemos que hacer nuestras tareas, el plan de juego es muy estricto, a veces tengo problemas para concentrarme en nuestra estrategia durante partidos, ¡pero me adapto! Elegido mejor jugador del partido contra los Cheetahs en los octavos de final de la Challenge Cup, el neozelandés recibió elogios de su compañero… que, sin embargo, sigue siendo un perfeccionista.

“Hizo un buen partido, ¡pero podría haber evitado a algunos delanteros para hacerlo aún mejor! Hablamos de nuestros partidos los fines de semana porque el rugby es nuestra vida, pero no llevamos cuadernos con estadísticas como nuestros entrenadores (risas)”. Toka Natua fue arrojado al fondo en enero luego de lesiones en la posición del pilar. Un bautismo de fuego bastante exitoso en Montpellier, aunque admite haber estado lejos de su nivel internacional. “Realmente no estaba en buena forma, no esperaba jugar tan temprano pero el partido fue bien, creo que respeté bien las instrucciones de los entrenadores. Sigo poniéndome en forma y mejor. Pero es curioso porque en los entrenamientos algunos Las chicas me dicen “¡Toka, no demasiado fuerte, por favor!” ¡Así que creo que estoy ganando impulso!”

Pita-Gus Sowakula destacó en la Copa de Campeones, especialmente en las finales contra Cheetahs y Ulster.
Pita-Gus Sowakula destacó en la Copa de Campeones, especialmente en las finales contra Cheetahs y Ulster.
Icono Deporte – Baptiste Fernández

Iré a correr a Puy-de-Dôme este verano, ¡Christophe (Urios) estará feliz!

La pareja internacional aprovechará el final de temporada, pero sobre todo las vacaciones de verano, para afinar su integración. Entre finales de junio y principios de septiembre, la pareja internacional también tiene previsto visitar los volcanes de Auvernia para tomar aire fresco antes de su segunda temporada en amarillo y azul. “Aún no los he visitado, pero planeo ir este verano. Iré a correr allí, Christophe (Urios) estará feliz, ¡será bueno para la preparación física (risas)!”. Otro gran desafío: la adaptación a la cultura francesa y a sus habitantes. “Desde que estamos en Clermont, el vecindario es muy tranquilo y los vecinos son encantadores con nosotros, a menudo nos preguntan si necesitamos ayuda”. Para integrarse más rápidamente, Pita-Gus Sowakula invita a menudo a sus compañeros de origen fiyiano (Peceli Yato, Viliame Tutuvuli, Alivereti Raka) a compartir preciosos momentos en torno a la famosa kava, la bebida tradicional del país. “Es muy importante para nosotros. Creamos una pequeña comunidad un poco como los argentinos o los australianos en Clermont, hablamos fiyiano en esos momentos, la pareja de Peceli también cuida a nuestra hija a veces los fines de semana. Termina, es muy apreciado”.. Si la pareja todavía tiene dificultades para manejar el idioma de Molière, los dos neozelandeses intentan ante todo comprender a su personal y adaptarse a las costumbres francesas.

“Cada vez puedo entender mejor a Christophe (Urios), ¡sobre todo cuando se enfada! No hacen falta muchas explicaciones (risas), pero afortunadamente nos habla un poco de inglés para ayudarnos a entender. es más tranquilo” sonríe “PGS”, acompañado por su compañero. “Amo a mi equipo, las chicas son muy acogedoras, aunque todavía tengo que acostumbrarme a saludar individualmente. En Nueva Zelanda simplemente gritamos “¡hola!”. ¡A todos y es bueno! Aquí, todos se abrazan o se dan la mano, fue realmente un choque cultural al principio, ¡pero me adapto semana tras semana!” En la parte trasera de la casa del matrimonio Natua-Sowakula, nuevos tablones de madera están listos para ser instalados y cambiar la fachada. “Estamos esperando un poco más para instalarlas, algunas partes de la fachada están desgastadas y tenemos muchas ganas de sentirnos bien como en casa” explica el coloso de Clermont. ¿Qué quedarse a largo plazo en tierras de Arverna? “Los contratos son tan cortos en el rugby que no podemos planificar nada durante diez o quince años, pero ¿por qué no?”.

-

PREV BALÓN NARANJA – El baloncesto landés en la final, Élan Béarnais casi en los playoffs
NEXT Girondins4Siempre es insoportable este tipo… Si están ahí hoy, también creo que tiene una gran, gran parte de responsabilidad”.