Una veintena de civiles asesinados a principios de semana cerca de Mali

Una veintena de civiles asesinados a principios de semana cerca de Mali
Una veintena de civiles asesinados a principios de semana cerca de Mali
-

Una veintena de personas murieron en un ataque perpetrado por “bandidos armados” a principios de esta semana en un pueblo de la región de Tillabéri, en Níger, un país del Sahel que regularmente es blanco de grupos yihadistas.

“La región de Tillabéri (…) estaba de luto tras un ataque perpetrado por bandidos armados el lunes 20 de mayo de 2024, que lamentablemente provocó la pérdida de una veintena de personas”, afirmó el miércoles la radio pública nigerina La Voix sobre el Sahel.

La radio no especifica las circunstancias de la masacre, pero indica que se produjo en el pueblo de Djambala, en la carretera nacional número 1, a una treintena de kilómetros de Tillabéri, la gran ciudad del sureste de Níger, situada a 100 kilómetros de la capital, Niamey.

Entre las víctimas se encuentran mujeres y niños, según información publicada en redes sociales por habitantes de la zona.

Níger es desde hace casi diez años blanco de ataques yihadistas regulares en varias zonas de su territorio.

Está dirigido desde julio de 2023 por un régimen militar encabezado por el general Abdourahamane Tiani, que derrocó al presidente electo Mohamed Bazoum.

“Ante esta situación inhumana e indigna, el Jefe de Estado, Abdourahamane Tiani, ha encargado al Ministro de la Juventud, portavoz del Gobierno, coronel mayor Abdramane Amadou, que vaya a mostrar toda la compasión del pueblo nigerino y presente sus condolencias a las familias de los víctimas”, especifica la radio.

Estos últimos “se reunieron en las tumbas” y “se rezó una fatiah (oración) por el resto de las almas de los difuntos”, continúa.

Tillabéri es una región enorme e inestable con una superficie de 100.000 km2, situada en la llamada zona de las “tres fronteras” entre Níger, Burkina Faso y Malí.

Considerada un refugio de grupos armados yihadistas que operan en los tres países, esta región ha sido escenario de acciones sangrientas por parte de estos grupos vinculados a Al Qaeda y al Estado Islámico desde 2017: desde entonces se encuentra bajo estado de emergencia.

– “Amenaza persistente” –
Desde el golpe de julio, Níger ha dado la espalda a sus socios tradicionales en la lucha antiyihadista: el régimen ha pedido, en particular, a los soldados franceses y luego estadounidenses que abandonen su territorio.

Las autoridades se han acercado notablemente a Moscú, con la llegada de un centenar de instructores rusos a Niamey.

Los ataques continúan a pesar del despliegue masivo de fuerzas antiyihadistas nacionales.

El lunes pasado, siete soldados nigerinos murieron en un ataque en Boni, cerca de la frontera entre Níger y Burkina Faso, según el gobierno de Niamey, que precisó que sus fuerzas mataron a “varias decenas de terroristas” en respuesta.

El Frente Patriótico por la Soberanía, coalición de la sociedad civil creada tras el golpe, “condenó enérgicamente los recientes atentados terroristas”, citando en particular los de Boni y Djambala.

Estos ataques “son una prueba más de la persistente amenaza que representa el terrorismo para la seguridad y la estabilidad de nuestro país”, continúa la organización.

A finales de enero, veintidós civiles fueron asesinados en la aldea de Motogatta, cerca de Ouallam, en Tillabéri.

En agosto de 2023, el ejército nigerino sufrió uno de los ataques más sangrientos, perdiendo 17 soldados en “una emboscada terrorista” entre Boni y Torodi.

-

PREV Estados Unidos: Autorizada la liquidación de activos del teórico de la conspiración Alex Jones
NEXT Las condiciones de Bardella para permanecer en Francia