Mucho antes del éxito de la película de Artus, este restaurante alsaciano ya contaba con un equipo con “un plus”

Mucho antes del éxito de la película de Artus, este restaurante alsaciano ya contaba con un equipo con “un plus”
Mucho antes del éxito de la película de Artus, este restaurante alsaciano ya contaba con un equipo con “un plus”
-

lo esencial
Mientras que la película “Un p’tit truc en plus” dirigida por Artus acaba de superar los 7 millones de espectadores, convirtiéndose en el mayor éxito del cine francés desde la crisis del Covid; Un restaurante que sigue su camino alegre, en Mulhouse, también pone en primer plano a las personas con discapacidad y también se llama… “Un poco más”.

Sólo una letra los separa. Con o sin apóstrofe, el restaurante alsaciano, al igual que la película de Artus, resalta ese “algo extra” que tienen sus empleados. Este extra es el cromosoma adicional que tienen las personas con síndrome de Down y quizás también la amplia sonrisa que muestran cuando reciben a los clientes de un restaurante.

Lea también:
“No mezclamos paños de cocina y paños de cocina”: ¿se han negado las marcas de lujo a vestir a los actores de la película “Un P’tit truc en plus”?

¿Artus ha disfrutado alguna vez de un almuerzo en “Ptit truc en plus”? La historia no lo dice. Pero la exitosa película y el restaurante tienen en común este deseo de dar visibilidad a las personas con discapacidad. Héroe de una película, invitados de honor del festival de Cannes por un lado, camarero, cocinero, empleados “como los demás” por otro, todos demuestran que las personas con discapacidad tienen su lugar en el cartel.

“¡Sin filtro!”

En “A little extra thing” trabajan cinco empleados a tiempo parcial con síndrome de Down, apoyados por varios voluntarios, entre ellos Martine Grosz. Esta jubilada de 66 años elogia las cualidades interpersonales de sus “compañeros”: “No tienen filtro, es espontáneo: se siente muy bien, de verdad”. Y los clientes también parecen disfrutar del ambiente del restaurante. “Vengo con regularidad. Es bueno, bonito, agradable”, confiesa Karine Bechler a la AFP. Con una copa de vino blanco en la mano, dice que es “muy importante” que existan lugares como éste. “Crea inclusión en la sociedad”, se alegra.

Lea también:
Café Joyeux, una cafetería solidaria

Fue en Nantes donde el cofundador del restaurante encontró la inspiración. “Cuando vi todas las emociones que pasaron […]los clientes que fueron super cariñosos […]”Me dije que sería muy bonito si lo hiciéramos en casa”, explica el chef de 41 años.

Y el reciente éxito de la película de Artus no puede sino confirmar el apego de los franceses a las personas que tienen “algo extra”. Tom Cardoso, director general del Centro de Rehabilitación de Mulhouse (CRM) y cofundador del restaurante, intentó varias veces contactar con el equipo de filmación, pero fue en vano. “Un pequeño guiño, estaría bien”, sonríe Aurélie Bernard, a quien le gustaría “un encuentro o incluso un intercambio”. […] ¡De esa manera podrán decirnos por qué eligieron este nombre para esta película!

-

NEXT La tercera edición de Nocturnos arranca este martes 2 de julio