En Cannes, Gaël Morel impacta con “Vivir, morir, renacer”

En Cannes, Gaël Morel impacta con “Vivir, morir, renacer”
En Cannes, Gaël Morel impacta con “Vivir, morir, renacer”
-

Gaël Morel impacta con “Vive, muere, renace”

Edmée Cuttat

Publicado hoy a las 20:10 horas.

En este punto encontrarás contenido externo adicional. Si acepta que los proveedores externos coloquen cookies y que, por lo tanto, se les transmitan datos personales, debe permitir todas las cookies y mostrar contenido externo directamente.

Permitir cookiesMas información

Treinta años después de la presentación de Les Roseaux sauvage de André Téchiné, donde se inició como actor, Gaël Morel regresa como director a la Croisette con “Vivir, morir, renacer”, película presentada en Cannes Première. Luminoso, romántico y dramático, evoca el deseo homo y heterosexual, el amor, la amistad, la alegría de vivir, de compartir.

Principios de los años 90, en París. Emma (Lou Lampros) y Sammy (Théo Christine) se aman. Sammy no le oculta a su amada que ha tenido aventuras con hombres, pero para Emma no es un problema. Incluso lo encuentra bastante emocionante. Mientras advierte a su amante que de ahora en adelante lo quiere todo para ella. Sammy no está en contra y dan a luz al pequeño Nathan.

Un día, Sammy conoce a su vecino Cyril (Victor Belmondo), un fotógrafo muy talentoso, que imagina una serie de retratos de padres e hijos. Pretexto o no, lo cierto es que los dos hombres se enamoran. Emma lo descubre, acepta, pero no quiere tener nada que ver con su aventura. Luego, Gaël Morel profundiza en estas dos relaciones, sin que se trate nunca de un ménage a trois.

Las cosas van en equilibrio hasta el día en que llega el sida y lo dinamita todo. Cyril, que es seropositivo desde hace mucho tiempo, goza de buena salud. Por otro lado, Sammy, que nunca se hizo la prueba, desarrolló la temida enfermedad antes de conocer a Cyril e infectó a Emma. Por otro lado, Nathan escapó.

Mil preguntas ante el miedo a la muerte

Gaël Morel, que desarrolla su historia a lo largo de diez años, ofrece una película especialmente conmovedora, que plantea mil preguntas ante el miedo a la muerte que le invade. Cómo vivir, sobrevivir, amar con el SIDA, cómo proyectarse hacia el futuro con esta terrible incertidumbre sobre ti. En esta pregunta sobre el tiempo que queda, el director evoca la esperanza, incluso la realidad de la curación y la victoria del amor.

Esta obra inteligente y muy inspirada está protagonizada por tres excelentes actores. Lou Lampros está perfecta en el papel de Emma, ​​a veces comprensiva, generosa, enojada, exasperada. Mientras Sammy se deja llevar por la enfermedad, Théo Christine nos rompe el corazón, mientras Victor Belmondo seduce como Cyril con su sensibilidad a flor de piel. Un verdadero favorito.

¿Encontró un error? Por favor infórmenos.

0 comentarios

-

NEXT Valady. Jean Couet-Guichot y Gaya Wisniewski, dos artistas residentes en la región