El infierno de la mascarilla protectora en plena Eurocopa

-
La difícil adaptación de Mbappé a la mascarilla protectora

Kylian Mbappé y el calvario de la mascarilla protectora

Pasado en una rueda de prensa antes de los octavos de final de la Eurocopa contra el Bélgica Lunes (6 p.m.), Kylian Mbappé (25 años, 81 partidos internacionales y 48 goles) habló de la dificultad de jugar con mascarilla protectora. El delantero de la selección francesa, víctima de una fractura de nariz, no oculta su vergüenza sobre el terreno de juego.

Visión deteriorada y sentidos perturbados.

No lo creía, pero jugar con una máscara es un horror absoluto.”, reconoció el internacional francés. La máscara, que supuestamente protege, rápidamente se convierte en una carga. “Me cambié la máscara porque cada vez algo andaba mal.Esta confesión de Mbappé pone de relieve un problema poco conocido: la incomodidad y la alteración visual que provoca el uso de una máscara durante un partido de alto nivel.

Mbappé explica: “Es difícil, es muy complicado porque limita la visión, el sudor queda bloqueado por lo que siempre hay que sacarlo para dejarlo fluir.“Las molestias provocadas por el sudor y la visión parcial afectan directamente el rendimiento en el campo, creando un obstáculo adicional para un jugador de su calibre.

Una adaptación compleja

Los primeros días tuve la impresión de estar en 3D y de que me invitaban a la Eurocopa como VIP. Vi gente y tuve la impresión de que no era yo quien jugaba,dijo Mbappé. Esta descripción ilustra la desorientación que se siente, donde la realidad del juego parece distorsionada, interrumpiendo así la concentración y el compromiso habituales del jugador.

En cuanto pueda quitármelo, me lo voy a quitar. Ahora no tengo elección, no puedo jugar sin él pero es aburrido. Ya viste, me cambié la máscara cinco veces.A pesar de estos inconvenientes, Mbappé sigue decidido. Su capacidad para adaptar constantemente su equipo demuestra su resiliencia ante circunstancias imprevistas.

Un desafío aceptado con resiliencia

Pero mi competencia será con eso y en ningún caso será una excusa porque solo puedo jugar así, así que tengo que darle las gracias a la máscara,” puso a Mbappé en perspectiva. Esta declaración refleja una actitud positiva y pragmática. Al aceptar esta limitación, demuestra una fortaleza mental que podría inspirar a sus compañeros y seguidores.

Kylian Mbappé pasa por un calvario inesperado mientras usa una máscara protectora. A pesar de las dificultades encontradas, su espíritu de lucha y su determinación de no utilizar este inconveniente como excusa demuestran una notable fuerza interior.

-

PREV todos los detalles de la presentación de Mbappé revelados
NEXT “Vamos a demostrar que la montaña de Auvernia Ródano Alpes es la más sostenible del mundo”