Las redes sociales, cómplices de los estragos del planeta en France 5

Las redes sociales, cómplices de los estragos del planeta en France 5
Las redes sociales, cómplices de los estragos del planeta en France 5
-

En un nuevo número de “On the Front”, Hugo Clément señala que nuestros nuevos hábitos digitales tienden a degradar algunos de los lugares más bellos del mundo.

“El Ojo del Panda” en Étretat siempre está lleno. Esta cavidad, situada en lo alto del famoso acantilado, se ha convertido en un atractivo turístico. La vista excepcional del lugar circuló en las redes sociales. Desde entonces, ha venido gente de todo el mundo para hacerse una foto de este lugar… aunque eso signifique dañar el lugar.

¡El pueblo de 4 km2, que cuenta con 1.300 habitantes, recibe cada año a 1,5 millones de visitantes! El desarrollo turístico cada vez más intenso de la región amenaza el sitio. Hugo Clément, interesado en un nuevo número de “Al frente” emitido este lunes 13 de mayo en France 5, destaca el papel de las redes sociales en los estragos del planeta. Va a encontrarse con Shaï Mallet, un joven residente que creó la asociación “Étretat Demain” cuyo objetivo es sensibilizar a los visitantes sobre la protección de este sitio natural y preservarlo del exceso de turismo. Porque, además del acantilado, todo el ecosistema de la región está amenazado. Así, los guijarros que forman la playa bajo el acantilado y la protegen de la erosión desaparecen a gran velocidad. Según cálculos de una asociación local, cada día desaparecen 400 kg de estas piedras en los bolsillos de los turistas.

Leer también¿Volverá el programa “Nuestras Grandes Decisiones” a pesar de la decepción del público? Hugo Clément responde

Una playa prohibida en Crozon y cuotas en Porquerolles

Étretat no es el único destino turístico francés amenazado por el exceso de turismo y algunas ciudades ya han tomado la iniciativa de proteger sus lugares más bellos. En Crozon, la playa de la isla virgen figuraba en el puesto 14 entre las playas más bellas del mundo en un ranking publicado hace unos años por el periódico británico The Guardian. Los turistas acudieron entonces en masa a este pequeño paraíso. Para protegerla, la ciudad ha prohibido todo acceso a la playa. En la isla de Porquerolles, el número de visitantes está limitado cada día por cuotas. Previamente, 12.000 pasajeros realizaron el cruce para llegar al lugar. Hoy sólo quedan 6.000.

Un vertedero al aire libre en un paraíso indonesio

Hugo Clément no limitó su investigación a Francia. Fue a la isla indonesia de Gili Trawangan, que se ha convertido en un lugar muy solicitado por jóvenes turistas de todo el mundo. En las redes sociales circulan por todas partes fotos de sus lagunas paradisíacas y de sus hoteles ecoturísticos certificados. Allí no hay coches ni ciclomotores. Sin embargo, estas idílicas tomas de arena blanca y aguas turquesas esconden un enorme vertedero a cielo abierto. Cada día se vierten entre 12 y 15 toneladas de residuos a pocos metros de los bungalows destinados a turistas ávidos de naturaleza y ecología. Algunos residentes se están movilizando para intentar invertir la tendencia, como Delphine Robbe, una francesa que se enamoró de esta isla y que está multiplicando iniciativas para concienciar a los turistas.

Leer tambiénHugo Clément y un exdiputado se pelean por un golden retriever en un tren

El periodista también viaja a las Maldivas, un país que constantemente busca nuevas ideas para acoger a cada vez más turistas. No duda en sacar nuevas islas del mar, a pesar de los riesgos para la supervivencia del fondo marino. Deprimente… Afortunadamente, el programa destaca las iniciativas lideradas por entusiastas decididos a salvar estos lugares excepcionales.

” data-script=”https://static.lefigaro.fr/widget-video/short-ttl/video/index.js” >

-

PREV Muy malas noticias para la temporada 2 de la serie de Netflix
NEXT Después de ver el programa, Mélissa Bédard no puede creer que se haya convertido en jueza de instrucción en Chanteurs masqueés