el día que supe que lo iba a dejar

el día que supe que lo iba a dejar
el día que supe que lo iba a dejar
-

Sus inicios tienen sabor a picnics junto al río, en Ardèche, en verano, cuando tenían 15 años. “Nos reuníamos con amigos a la orilla del agua para tomar un refrigerio, para reír y él era primo de mi mejor amigo, sonríe Ninon (todos los nombres han sido cambiados a petición del testigo). Es un amor verdaderamente juvenil. »

Con Aurélien, todo empieza con riñas adolescentes, “Nos buscamos, hay un juego de seducción, pero al principio no pasa nada, la edad influye”, continúa este corrector de 27 años. Hará falta una pijamada en casa del mejor amigo, una cama demasiado estrecha y algunos momentos más de disputa para que un primer beso siente las bases de una aventura de siete años.

La escuela secundaria, la educación superior, sus primeros trabajos, la vida en común, Ninon y Aurélien atraviesan juntos todas las etapas de este período crucial. “Crecimos juntos, hicimos planes para el futuro, nuestro sueño era ir a vivir a la Camarga, hablamos del futuro”. recuerda Ninon, en ese momento “muy enamorado”. “Tenía muchas inseguridades pero con él se resolvió solo, pensó. Fue lineal, pacífico. »

Lea también: Testimonios. Un detonante o una larga desintegración: cuentan el día que supieron que todo había terminado

ellos crecen juntos

Los dos jóvenes amantes no ocultan nada a sus familias, al contrario. “Nuestros padres preferían que sucediera bajo su techo y no a sus espaldas, nos sentían más seguros”. explica Ninón. En los primeros años, el adolescente se iba de vacaciones con Aurélien y sus padres. Asiste a todas las comidas familiares en casa de Ninon y se hace amigo de sus primos. Cuando los padres de Ninon se divorciaron, ella se mudó a casa de sus suegros, primero por un fin de semana, luego un poco más, “Y al final me quedé durante años”. Los dos amantes tenían entonces 18 años.

Pasan los años, Ninon se embarca en un BTS en el sector inmobiliario antes de aceptar contratos de duración determinada “De derecha a izquierda” mientras Aurélien se convierte en carnicero, su pasión por el trabajo. La pareja habla de mudarse juntos a su propio apartamento y de casarse. Son una parte integral de la familia del otro. Cada fin de semana se reencuentran con su grupo de amigos de sus meriendas en el río.

“Empezó a beber por beber”

Pero alrededor de los años veinte se produce un cambio. “Llevamos cinco años juntos, yo estoy planeando una vida adulta, con el plan de tener nuestro propio departamento y él, que nunca ha bebido una gota de alcohol, está descubriendo las tardes de copas con amigos”, rastrea a Ninón. ” Intentar “, una Nochevieja, Aurélien toma una copa, luego dos, tres… “antes de hundirse, beber por beber”.

El joven sólo bebe los fines de semana, con sus amigos. “Pero fue de viernes a domingo, terminando estafado”. explica Ninon, que poco a poco se aleja. “Desde el principio hicimos todo juntos y me gustaban los momentos amistosos con amigos, los asados ​​en el campo, pero esto era más así, ella se da cuenta. Empecé a liberarme del grupo, a tener noches de cine sola, a ir a ver un…

-

PREV Guerra en Ucrania: “Rusia debe rendir cuentas por sus crímenes…” Lo que sabemos sobre el ataque contra el hospital infantil de Kiev
NEXT Emmanuel Macron “niega la realidad”, lamenta Manon Aubry, mientras el jefe de Estado pide “construir una mayoría sólida”