Perspectivas de Inflación Junio ​​2024: Análisis y Pronóstico

Perspectivas de Inflación Junio ​​2024: Análisis y Pronóstico
Perspectivas de Inflación Junio ​​2024: Análisis y Pronóstico
-

Publicación del índice de precios al consumidor (IPC) de junio de 2024 (https://www.ins.tn/publication/índice-del-precio-del-consumo-junio-2024) revela un ligero aumento de la tasa de inflación hasta el 7,3%, frente al 7,2% de mayo.

Este fenómeno se atribuye principalmente al aumento de los precios de los productos alimenticios, mientras que el ritmo de aumento de los precios del grupo “restaurantes, cafeterías y hoteles” ha experimentado una ligera desaceleración.

Análisis de los componentes de la inflación.

La inflación de alimentos alcanzó el 10,2% interanual. Los aumentos más notables de preocupación:

– café en polvo: +35%

– carne de ovino: +24,3%

– aceites comestibles: +22%

– condimentos: +16,7%

– carne de vacuno: +16%.

Estos aumentos reflejan presiones sobre los costos de las materias primas e interrupciones en las cadenas de suministro.

El aumento de los precios de los productos alimenticios básicos podría aumentar la presión sobre los hogares, especialmente aquellos con bajos ingresos, y exacerbar las desigualdades económicas.

  • Productos y servicios manufacturados.

Los precios de los productos manufacturados aumentaron un 6,9% interanual, impulsados ​​por:

– ropa y calzado: +9,4%

– productos de mantenimiento rutinario del hogar: +8,6%

Los servicios también experimentaron un aumento del 5,5%, debido principalmente a aumentos en los sectores de “restaurantes, cafeterías y hoteles” (9,9%).

Estas cifras indican que la inflación no sólo se concentra en los productos alimenticios, sino que se está extendiendo a otros sectores de la economía, afectando así el poder adquisitivo de los consumidores en general.

  • Inflación subyacente y productos supervisados

La inflación subyacente (sin incluir alimentos ni productos energéticos) se estabilizó en el 6,8%, mientras que los precios de los productos libres aumentaron un 8,1% interanual, frente al 4,6% de los productos regulados.

Esta relativa estabilidad de la inflación básica sugiere cierta resiliencia en los precios de las materias primas, excluidos los alimentos y la energía, pero los aumentos de las materias primas libres muestran una presión inflacionaria continua.

Variación de precio mensual

En junio de 2024, los precios al consumidor aumentaron un 0,5% respecto al mes anterior, debido principalmente a:

– alimentación: +0,4%

– ropa y calzado: +1,7%

– restaurantes y hoteles: +0,9%.

Los aumentos intermensuales notables en los precios de los alimentos incluyen la carne de oveja (+2,5%), la fruta fresca (+0,9%) y las verduras frescas (+0,7%), mientras que los huevos (-4%) y las aves de corral (-0,6%) experimentaron declina.

Contribuciones a la inflación

Los sectores de “bienes manufacturados” y “servicios” hicieron las mayores contribuciones a la inflación general, con un 2,6% y un 1,9% respectivamente.

En términos de dieta, los grupos “no alimentarios gratuitos” y “alimentos gratuitos” contribuyeron con un 3,6% y un 2,7% respectivamente, mientras que los “productos alimentarios regulados” hicieron la contribución más baja con un 0,1%.

Perspectivas y previsiones

En el futuro inmediato, es probable que la inflación se mantenga elevada debido a las continuas presiones sobre los precios de los alimentos y las continuas perturbaciones en las cadenas de suministro.

Los consumidores podrían ver un aumento continuo en los costos de los bienes esenciales, lo que podría afectar el consumo discrecional.

En el mediano plazo, los esfuerzos por estabilizar los precios de los alimentos y fortalecer las cadenas de suministro podrían comenzar a dar frutos.

Las políticas monetarias restrictivas destinadas a contener la inflación también podrían desempeñar un papel clave. Sin embargo, las incertidumbres globales, como las fluctuaciones de los precios de las materias primas y las tensiones geopolíticas, siguen siendo factores a tener en cuenta.

A largo plazo, las reformas estructurales destinadas a mejorar la productividad agrícola y diversificar la economía podrían ayudar a aliviar las presiones inflacionarias.

Centrarse en la resiliencia de las cadenas de suministro y la adopción de tecnologías avanzadas en la manufactura y los servicios también podría contribuir a la estabilización de precios.

En última instancia, el ligero aumento de la inflación en junio de 2024 hasta el 7,3% refleja presiones persistentes sobre los precios de los alimentos y una propagación de la inflación a otros sectores económicos.

Un seguimiento continuo y medidas políticas adecuadas serán esenciales para mitigar los impactos sobre los consumidores y estabilizar la economía a largo plazo.

=============

*Dr. Tahar EL ALMI,

Economista-Económetro.

Ex docente-investigador del ISG-TUNIS,

Psd-Fundador del Instituto Africano

Economía Financiera (IAEF-ONG)

-

PREV ¿Desacuerdo interno en los Lakers? La loca revelación sobre el draft de Bronny: “Ella es quien…
NEXT titulares de la prensa estadounidense tras el intento de asesinato contra Donald Trump