Kylian Mbappé y PSG, una imagen que sigue borrosa

Kylian Mbappé y PSG, una imagen que sigue borrosa
Kylian Mbappé y PSG, una imagen que sigue borrosa
-

Seis títulos de liga y máximo goleador de la Ligue 1, 256 goles en siete temporadas, el récord habla por sí solo, ¿es suficiente para convertir a Kylian Mbappé, que dejó el PSG por el Real Madrid, en el mejor y más grande jugador de la historia del club parisino?

« KYlian Mbappé es el mejor jugador que jugó en el PSG”. En la cadena estadounidense CBS, de la que es asesor, Thierry Henry se ha decidido. “Algunos dirán que es (George) Weah, o incluso (Mustapha) Dalheb pero, para mí, es Mbappé, el más grande de la historia del PSG”.

Si el entrenador del equipo francés Espoirs y Olympique menciona a Weah es porque es el único jugador del club que ha ganado el Balón de Oro (en una temporada a caballo entre el PSG y el AC Milan), si se refiere al internacional argelino. es porque encarnó maravillosamente el ascenso al poder del club a principios de los años 1980.

En L’Equipe, su ex compañero belga, Thomas Meunier, va en la misma dirección: “No hay duda, es el número 1, con diferencia. No hay debate, en el campo, en los medios, en el carisma… Es Mbappé. »

LEE TAMBIÉN: toda la actualidad del fútbol en tu revista

Más emoción por la partida de Rai…

En términos de carisma, el internacional belga quizás olvida un poco rápido el impacto del brasileño Rai, elegido mejor jugador del siglo por la afición antes de la llegada de Mbappé, también porque estuvo en la única victoria europea del club en 1994 ( C2).

La emoción sentida por todos los que estuvieron presentes el día que Rai se despidió del Parque es mucho mayor que la que acompañó el último partido del capitán de la selección francesa al final de la temporada.

“Es incomparable, nos dice Vahid Halilhodzic, exjugador y entrenador del PSG, Porque el club ha evolucionado mucho mientras tanto. Sobre el terreno de juego, Mbappé es mejor jugador, más decisivo, más explosivo, con cualidades técnicas y físicas superiores al brasileño, pero la influencia de Rai en el equipo también fue muy fuerte, quizá más en un papel de verdadero líder que Mbappé sólo asumió en sus últimas temporadas tras la marcha de Neymar y Messi. También porque era más joven. »

Rai, Mbappé, dos épocas incomparables

Para el ex defensa parisino Alain Roche, “También necesitamos poner en contexto las actuaciones de todos. Mbappé jugó durante siete temporadas en un equipo que dominaba escandalosamente el campeonato, con compañeros de mucho talento, nada que ver con el PSG de los años 90 que no tenía el mismo estatus europeo. »

« Pero Kylian tuvo tal influencia en el juego, tal impacto en los resultados del equipo que, para mí, es el mejor de todos los tiempos en París. Weah, Susic, Ginola, Ronaldinho, Dalheb, Rai, Ibrahimovic, Neymar, Messi… ningún otro jugador antes que él ha sido tan decisivo en los resultados del PSG con una gran regularidad en sus actuaciones. »

De goleador excepcional a goleador excepcional, el recorrido del niño de Bondy se parece un poco al de Jean-Pierre Papin en el OM, donde permaneció seis años para ganar cuatro campeonatos y coronarse cinco veces mejor goleador. Al marcar 182 goles en 228 partidos (frente a 256 en 308 partidos), JPP también perdió una final de la Liga de Campeones, pero logró ganar el Balón de Oro en 1991, cuando Mbappé quizás podría haberlo tenido en 2020, después de perder la final ante Bayern, sin la pandemia del Covid.

“Mbappé determinante en el éxito del PSG”

El paralelo con otro exdelantero y capitán de la selección francesa se volvería preocupante si Mbappé, como Papin, cayera por segunda vez en la final de la Liga de Campeones con el Real… contra el PSG.

“Antes del JPP, OM nunca había alcanzado el alto nivel europeo, analiza el ex entrenador del Marsella, Rolland Courbis, Y aunque el club ganó la Copa Big Ears sin él, e incluso contra él, a los ojos de la afición él fue parte de la aventura y pertenecerá para siempre a esta leyenda. En París, antes de Mbappé, el PSG ya había ganado la Recopa y había logrado hazañas en la Liga de Campeones. »

« Todos esperaban que ayudara al club a llegar aún más alto. Si lo hubiera hecho, habría sido él para siempre quien les hizo ganar. Y no habría más debate, sería el mejor de la historia. »

También en este caso había que estar en el Vélodrome el 30 de mayo de 1999, durante su jubileo, para sentir la intensidad del vínculo que unía a Papin con la afición olímpica, y para considerar que en ningún momento Mbappé logró crear una relación tan profundo, para tocar el corazón de las personas con tanta autenticidad. Sin redes sociales, en un momento en el que el fútbol francés aún no había integrado a todos los sectores de la sociedad gracias a la victoria de los Bleus en 1998, Papin era más accesible cuando Mbappé siempre estaba obligado a protegerse más, a poner distancias.

Un héroe nacional más que un héroe parisino

Su acercamiento a la profesión, más calculado y estructurado, le dio una imagen más fría y realista. Quizás sea injusto porque el hijo de Bondy todavía hace muchas cosas por su entorno más cercano, pero encarna menos que un Rai o un Luis Fernández la idea que tenemos del jugador popular que moja su camiseta y se pone constantemente al servicio. de su equipo. Sus ánimos la pasada temporada para fichar por el Real Madrid, su deseo de no renovar su contrato, han alterado su imagen sin mermar su palmarés indiscutible.

Sus seis títulos de Liga, sus cuatro Copas de Francia, sus seis trofeos seguidos como máximo goleador del campeonato (un récord), su doblete inédito como máximo goleador-mejor pasador en 2022, sus 42 goles en la Liga de Campeones contra los mejores equipos de continente lo hacen intocable a los ojos de quienes nunca habían visto a un jugador francés marcar tantas diferencias individuales, en París o en cualquier otro lugar.

También estamos hablando de un campeón del mundo, un jugador capaz de marcar cuatro goles en su segunda final de un Mundial disputada con sólo 23 años. Un héroe nacional que hizo que Francia ganara más que el PSG a nivel internacional y que, al marcharse al Real Madrid este verano después de la Eurocopa, no aspira a otra cosa que al título de CABRA (mejor jugador de la historia) del fútbol francés.

Mbappé en el PSG

  • 2017-2018: 44 partidos, 21 goles y 16 asistencias, Campeón de Francia, Copa de Francia, Copa de la Liga, octavos de final de C1
  • 2018/2019: 43 partidos, 39 goles, 15 asistencias Campeón de Francia, finalista de la Copa de Francia, octavos de final de la C1, máximo goleador de la L1 (33 goles)
  • 2019/2020: 37 partidos, 30 goles, 14 asistencias, Campeón de Francia, Copa de Francia, Copa de la Liga, finalista de la C1, máximo goleador de la L1 (18 goles)
  • 2020/2021: 47 partidos, 42 goles, 11 asistencias, 2º en L1, Copa de Francia, semifinalista en C1, máximo goleador en L1 (27 goles)
  • 2021/2022: 46 partidos, 39 goles, 21 asistencias, Campeón de Francia, 8.º de final de la Copa de Francia, 8.º de final de la C1, máximo goleador de la L1 (28 goles)
  • 2022/2023: 43 partidos, 41 goles, 9 asistencias Campeón de Francia, 8.º de final de la Copa de Francia, 8.º de final de la C1, máximo goleador de la L1 (29 goles)
  • 2023/2024: 48 partidos, 44 goles, 10 asistencias, Campeón de Francia, Copa de Francia, semifinalista de la C1, máximo goleador de la L1 (27 goles)

LEE TAMBIÉN: nuevos galácticos en Madrid

-

PREV “El fútbol está en un proceso de decadencia”, el grito de alarma de Bielsa antes de derribar a Brasil con Uruguay
NEXT Resistencia a la violencia estatal, luchas mexicanas de ayer y de hoy –