Donald Trump llama a Joe Biden un viejo montón de mierda

Donald Trump llama a Joe Biden un viejo montón de mierda
Donald Trump llama a Joe Biden un viejo montón de mierda
-

A cuatro meses de unas elecciones presidenciales llenas de peligros, el tono se está volviendo aún más duro. Impulsado por su abrumadora victoria sobre Joe Biden durante el debate del jueves pasado, Donald Trump se permitió algunas floridas confidencias durante un partido de golf el miércoles. El vídeo ha finalizado su difusión en las redes sociales. Ante un interlocutor que le pregunta qué piensa de su actuación contra el demócrata, el multimillonario no se contiene: “Le di a este viejo montón de mierda en ruinas”, se jacta.

Donald Trump luego afirma que Joe Biden “simplemente se retiró”. “Lo saqué de la carrera. Eso significa que vamos a tener a Kamala”, anuncia. El republicano ataca entonces con ironía a la vicepresidenta: “Creo que estará mejor… Es tan mala. Ella es tan patética. Ella es tan jodidamente mala”. Luego, Trump imagina cómo sería si Kamala Harris tuviera que enfrentarse a Vladimir Putin o Xi Jinping. “Es un hombre feroz. Un tipo realmente duro”, advierte el multimillonario, refiriéndose al presidente chino.

N’en déplaise à Donald Trump, Joe Biden n’a pas l’air de vouloir renoncer à un second mandat: l’actuel président n’envisage «absolument pas» de retirer sa candidature, a affirmé mercredi sa porte-parole Karine Jean -Piedra. Para Estados Unidos, es el final de una semana vivida al ritmo de una telenovela demencial.

Jueves 28 de junio. Tan pronto como terminó el debate, un torrente de mensajes de demócratas anónimos y aterrorizados se difundió por la prensa. Instan a Joe Biden a dimitir para evitar un naufragio contra los republicanos en noviembre. En una reunión en Carolina del Norte, Joe Biden admitió al día siguiente que no “debatió tan bien como antes”. Pero, asegura, “puedo hacer el trabajo”.

No lo suficiente para convencer a los donantes ricos del Partido Demócrata. Algunos de ellos exigen mediante tuits promesas concretas que demuestren la vivacidad del líder, sobre las que la Casa Blanca sigue informando. Atrincherado en Camp David, el clan Biden cierra filas con la esperanza de que pase la tormenta. Pero el martes se rompió un primer dique: la tenor demócrata Nancy Pelosi, muy influyente dentro de su partido, cree que es “legítimo” cuestionar el estado de salud de Joe Biden.

En el proceso, un demócrata electo por primera vez, el texano Lloyd Doggett, pide al presidente que deje de postularse para un segundo mandato, instándolo a no “entregarnos a Trump en 2024”. Un segundo parlamentario hizo lo mismo 24 horas después, mientras un puñado de otros expresaron, por primera vez públicamente, fuertes reservas sobre la edad del capitán. Bombardeada por preguntas, la portavoz de la Casa Blanca intenta apagar el fuego evocando a su vez “un resfriado” y un “desfase horario” tras un viaje para justificar los malos resultados de su jefe.

En las redes sociales, en las veladas sociales, todo el mundo tiene su teoría sobre quién, Kamala Harris o tal o cual gobernador destacado, podría sustituir al presidente en poco tiempo. Con comunicados de prensa asesinos, el equipo de campaña de Donald Trump se deleita con “el colapso total del Partido Demócrata”. “Si estuviera en el equipo de campaña de Donald Trump, estaría viendo la telenovela demócrata mientras comía palomitas de maíz y me decía ‘¡esto es genial!’ No tengo que defender a mi jefe, acusado de pagarle a una estrella del porno”, comenta Peter Loge, politólogo de la Universidad George Washington.

-

PREV Ayer se entregaron las llaves de 251.890 unidades en todo el territorio nacional: Operación megarepartición de viviendas
NEXT A pesar de la inflación, las cuentas tienen superávit en Saint-Grégoire