Día Nacional | Un campo de lirios en el parque Maisonneuve

-

Montreal pudo celebrar como es debido el 190° aniversario de la fiesta nacional de Quebec, bajo un cielo tan azul como la bandera Fleurdelysé, omnipresente entre la densa multitud.


Publicado ayer a las 23:06 horas.

Ni la tierra batida ni el suelo, todavía húmedo por las precipitaciones de primera hora de la mañana, impidieron que miles de personas se reunieran al final del día en el parque Maisonneuve.

“Al unísono, digamos te amo, te amo a nuestra lengua francesa, te amo a nuestra cultura y te amo a todo lo más bello de nosotros”, lanzó en la ceremonia de inauguración el presidente de la Asociación Nacional de Quebec. Comité del Día en Montreal, Marie-Anne Alepin. “Cualesquiera que sean nuestros orígenes, juntos creamos esta belleza. »

Bajo el tema de la nostalgia, los artistas se turnaron uno tras otro para hacer bailar y cantar el campo de lirios que tenían delante. La música disco francófona se ha mezclado con los coros que hoy componen la música quebequense.

  • FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

    Claude Dubois

  • Roxane Bruneau

    FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

    Roxane Bruneau

  • reina

    FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

    reina

  • Kanen

    FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

    Kanen

  • Daniel Lavoie y El viento del norte

    FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

    Daniel Lavoie y El viento del norte

  • FouKi

    FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

    FouKi

  • Patsy Gallante

    FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

    Patsy Gallante

1/7

Desde Claude Dubois hasta Patsy Gallant, pasando por FouKi, Queenie o Éléonore Lagacé y Judi Richards, todas las generaciones estuvieron en escena.

Uniendo a los quebequenses

Organizada por tercera vez por Pierre-Yves Lord, la edición de este año reunió una vez más a los quebequenses en torno a una misma cultura que les es única.

FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

Queenie, Judi Richards y Éléonore Lagacé

“Queremos unirnos y permitir que los quebequenses conecten sus corazones”, explicó Pierre-Yves Lord, poco antes de subir al escenario. “Es nuestra historia y siempre es interesante recordar de dónde venimos. »

La edición de este año, titulada una oportunidad que tenemospretendía ser sobre todo un lugar de encuentro para los quebequenses de Montreal y de otros lugares.

“Vimos con el eclipse que, a veces, sólo una coincidencia astronómica nos permite recordar por qué estamos en la tierra y que somos buenos cuando estamos todos juntos”, añadió.

FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

Pierre-Yves Lord fue el anfitrión del espectáculo presentado en el parque Maisonneuve.

Este año, el eclipse fue la primera parte de la fiesta nacional y vamos a intentar aprovechar estas emociones.

Pierre-Yves Señor

Unidad y nostalgia

Aunque nos dejó el pasado mes de abril, el legendario Jean-Pierre Ferland no estaba muy lejos. Los artistas le han rendido homenaje en varias ocasiones cantando la música que marcó su dilatada carrera. La primera parte de la velada concluyó con un homenaje final al pequeño rey. Al unísono, los artistas versionaron su clásico que dio título al gran espectáculo.

FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

Personas reunidas en el parque Maisonneuve

Le Vent du Nord también rindió homenaje a Karl Tremblay, fallecido el pasado mes de noviembre, retomando Marina Mercante Y Mientras tengamos amor Franjas de vaqueros. Fue él quien tuvo que cerrar las fiestas prendiendo fuego al parque Maisonneuve al ritmo de la música tradicional.

Un momento de unidad marcó la velada en la que Claude Dubois compartió escenario con el artista innu Kanen mientras versionaban juntos la famosa canción. Labradoren sus respectivos idiomas.

FOTO MARIKA VACHON, LA PRENSA

Una gran cantidad de artistas se reunieron en el escenario.

Destacamos también la actuación del Sr. PY que, acompañado de imágenes de archivo, remezcló una cincuentena de canciones que han dado forma a la cultura musical quebequense.

Una oportunidad para estar juntos

Muchos habían venido para dejar que sus hijos vivieran el frenesí de la fiesta de San Juan Bautista que ellos vivieron en su infancia. Es el caso de Marie-Eve Bouchard, que vino con sus hijos y su marido para celebrar el orgullo quebequense. Su prima incluso viajó a Chicoutimi especialmente para la ocasión.

“Para nosotros es importante participar en las festividades. Esta mañana fuimos al Biodôme, luego fuimos a ver el desfile y terminamos aquí, dijo. Estabamos asustados [qu’il y ait de la pluie], pero lo planeamos todo, los paraguas y los abrigos, porque eso no nos podía faltar. »

Para Marie-Eve Bouchard, la fiesta nacional es sobre todo una manera de reunirse y celebrar juntos lo que significa ser quebequense, ya sea que haya nacido aquí o haya dejado recientemente su equipaje en la provincia francófona.

Es una fiesta a la que todos están invitados, todos nos unimos y nos convertimos en uno. Es una fiesta para todos.

Marie-Eve Bouchard

Esta es una observación que comparte Geneviève Dufort. Estos últimos sólo tuvieron que cruzar la calle para disfrutar del ambiente de las fiestas.

“Es la fiesta nacional de Quebec, mucho mejor si vienes a celebrarlo conmigo y te sientes quebequense”, dijo. Hay muchos inmigrantes en la zona y están felices de celebrarlo aquí con nosotros. »

-

PREV Sin tarifas de gas para transferencias de Stablecoins
NEXT ¿Quién es Clémence Guette, propuesta por LFI como posible primera ministra?