Espectáculo de los hermanos Guèdèhounguè en el bar Wézon: una apuesta ganada por Jean Louis Gnidokponou

Espectáculo de los hermanos Guèdèhounguè en el bar Wézon: una apuesta ganada por Jean Louis Gnidokponou
Espectáculo de los hermanos Guèdèhounguè en el bar Wézon: una apuesta ganada por Jean Louis Gnidokponou
-

Cada dos semanas, el bar restaurante Wézon se ha comprometido a sorprender a sus clientes a través de actuaciones en directo. El pasado sábado 15 de junio, fue el turno de los hermanos Guèdèhounguè de realizar la apuesta de una velada excepcional que permitió al promotor Jean Louis Gnidokponou ganar sin problemas la apuesta de una organización.

Una oportunidad que permitió a los hermanos Guèdèhounguè demostrar que están dotados de un talento extraordinario. Todos vestidos de blanco como de costumbre, demostraron a los espectadores la riqueza de los ritmos tradicionales de Benin. Durante más de 2 horas, este grupo formado exclusivamente por hijos del famoso sacerdote vudú “Sossa Guèdèhounguè” dio la alegría al público.

En el escenario, tenían músicos a su lado, entre ellos dos guitarristas, un baterista, tres percusionistas y un pianista. Con esta procesión de instrumentistas, los hermanos Guèdèhounguè han magnetizado el espacio y destruido nidos de ocultismo. Repasaron varias piezas (escoba mística, Kocou, Sèmandégbé, Haladja, Azangban…), todas ellas portadoras de mensajes edificantes que alegran al público. Ya fuera Agbadja de Sahouè, Adjan, mami dan, Blékété o zandrô, todos los ritmos estaban ahí. Si los más tímidos preferían quedarse allí a bailar, otros subían al frente del escenario para expresar su éxtasis. Incluso las personas más inesperadas se han entregado a esta euforia.

El reconocimiento del promotor y del público

“Hemos tomado la opción de satisfacer a nuestros clientes, pero también de contribuir a la construcción de la música beninesa”, confió Jean Louis Gnidokponou, añadiendo que “dentro de dos semanas, todavía tendremos derecho al pasaje de un grupo de orquesta y de un artista. . Será así hasta el día antes del Día de la Independencia”.

“Nunca tuve la oportunidad de verlos en el escenario. Es la primera vez para mí y lo disfruté mucho”, confiesa Maxime. “Son momentos para renovarse y disfrutar del propio placer”, dice Sidoine G. “No hay nada mejor que relajarse mientras vibras al ritmo de las piezas que amas. Estoy orgulloso de esta iniciativa y enhorabuena a los hermanos Guèdèhounguè. Lo han asegurado”, afirma Mathias Zohoun, promotor del bar de Las Vegas que vino a apoyar a su hermano amigo de Wézon. También estuvo presente Christian Gnidokponou, jefe del distrito 10. “Amo mucho sus canciones. Promueven la cultura beninesa. Soy de Sahouè y dije que no quiero perder esa oportunidad”, valoró muy feliz. “La cita se concreta dentro de dos semanas, pero será la gran velada de la noche de la independencia”, anuncia Fidèle Akododja, responsable de comunicación de Wézon Arts and Cultures.

-

NEXT A pesar de la inflación, las cuentas tienen superávit en Saint-Grégoire