“El cómic irriga la creación desde hace un siglo, ha influido en los grandes artistas”

-
>>

Laurent Le Bon, presidente del Centro Pompidou, en París, en 2021. DIDIER PLOWY/CENTRO POMPIDOU

Designado en 2021 para la presidencia del Centro Pompidou de París, del que fue uno de los conservadores a principios de la década de 2000, Laurent Le Bon nunca ha ocultado su interés por el cómic.

¿Por qué resaltar los cómics de esta manera?

El verano es un buen momento para innovar en lo que respecta a la programación. Nos dijimos que ofrecer cómics resonaría con los Juegos Olímpicos, en la medida en que los jóvenes pudieran identificarse con ellos, aunque el medio se dirigiera a todos. Queríamos mostrar su diversidad a través de un panorama que al final resulta ser un proyecto bastante grande. Todos los componentes del Centro Pompidou contribuyeron, incluido el IRCAM, con un concierto espectacular. Esta propuesta también debe verse como un guiño al nuevo proyecto cultural que se implementará en 2030, tras las obras de renovación, y que ofrecerá una nueva mirada al Centro Pompidou a través de “todas sus plantas”. Y no sólo en el Foro, donde el cómic había quedado relegado, cuando yo quería defenderlo como conservador.

Se refiere a la exposición “Hergé” de 2006, de la que usted fue curador, que se realizó en la planta baja y no en el Museo Nacional de Arte Moderno.

Proponer una exposición sobre Hergé había sido una verdadera lucha, realmente pensé que iba a aprobar un examen oral de historia del arte, como: “¿El cómic es un arte? » El apoyo del entonces presidente, Bruno Racine, que es un gran tintinófilo, fue decisivo.

¿En qué aspecto se centró la tensión?

Sobre la política de adquisición de obras. Mis colegas conservadores no estaban a favor de abrir un nuevo campo de adquisiciones. Por el contrario, pensé que, en lugar de comprar un Matisse adicional, habría sido pertinente invertir en campos que aún no habían sido arados. Para que conste, esta exposición “Hergé” no aparece, hoy, en nuestro ranking de las exposiciones temporales más visitadas. Se hizo invisible, con el pretexto de que era gratuito. Sin embargo, este es quizás uno de los mayores éxitos del Centro…

¿Ha vuelto a encontrar resistencia a la hora de organizar “Cómics a todos los niveles”?

No. Al proponer este evento, sentí interés tanto por parte de la Biblioteca de Información Pública, actor esencial del Centro Pompidou para el cómic, como por parte del departamento de cultura y creación. A petición mía, el museo siguió. Todo el mundo está entusiasmado. Nuestra pseudoespecialidad, que es mostrar originales, se ve reforzada por la magia de los tesoros que se muestran. Estamos asombrados. Los cómics son tan diversos, tan abundantes.

Te queda el 49,21% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.

-

NEXT Sepa dónde ver transmisiones en vivo y transmisiones por televisión en India