¿Cómo producir gas sostenible?

-

La directiva europea conocida como “RED II” (en inglés “Renewable Energy Directory”) define un conjunto de objetivos para los productores de energía renovable a escala europea a partir de la metanización en cogeneración e inyección. Se trata de instalaciones que producen más de 2 megavatios (MW) en cogeneración y más de 19,5 gigavatios hora (GWh) PCS o más de 200 metros normocúbicos por hora (Nm3/h) en inyección. Los requisitos de RED II requieren la implementación de una trazabilidad específica para demostrar que se cumplen los criterios de sostenibilidad de la biomasa, reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y eficiencia energética.

Los principios a respetar

⇒ Los materiales introducidos en el metanizador deben ser duraderos. Los combustibles de biomasa no deben producirse a partir de materias primas que procedan de tierras de alto valor en biodiversidad; tierras con una importante reserva de carbono o tierras procedentes de turberas. Respecto a las instalaciones puestas en servicio entre 1ejem De enero de 2021 y 31 de diciembre de 2025, la producción de electricidad o gas deberá tener un potencial de reducción de GEI de al menos el 70% respecto de las emisiones de GEI resultantes del uso de combustibles fósiles. Este porcentaje se incrementa incluso hasta el 80% para las instalaciones que se pondrán en servicio a partir del 1ejem Enero de 2026.

⇒ El decreto de 1ejem Febrero de 2023 especifica los niveles esperados de emisiones de GEI.

⇒ La directiva exige, a través de sistemas de certificación, alcanzar un balance de masa equilibrado. La implementación de esta evaluación requiere conocer todos los flujos entrantes o salientes de la unidad de metanización.

Planes voluntarios y auditorías

Los operadores deben registrarse en un sistema de certificación voluntario. La Comisión Europea ha reconocido varios para seguir especificaciones acordes con la directiva RED II para la certificación. Hay muchos esquemas, pero los más utilizados en Francia siguen siendo el ISCC(1), el REDcert y el 2BSvs. Los dos primeros son alemanes y el tercero francés. Las unidades de metanización también deberán elegir una oficina de auditoría para verificar su cumplimiento de los requisitos del régimen voluntario elegido. Una vez realizada la auditoría, la oficina emite un informe y el certificado RED II del sitio.

Hitos posteriores a la certificación

⇒ Una vez obtenida la primera certificación, es necesario trabajar diariamente para mantener el nivel de requisitos de la directiva RED II.

⇒ Se debe realizar periódicamente una declaración de prueba de sostenibilidad (POS por sus siglas en inglés) con el comprador de biometano. Lo que se requiere son los materiales incorporados y su tonelaje, la producción de biometano del mes, el autoconsumo de gas del mes, los valores de GEI de los materiales validados durante la auditoría anterior, el país de origen y el potencial metanogénico. de los materiales.

⇒ Al menos trimestralmente se deberá actualizar el balance de masa de la unidad para la siguiente auditoría.

⇒ La actualización requiere contar con todas las partes de sostenibilidad para la producción agrícola. Por tanto, procede comprobar anualmente la sostenibilidad de las parcelas implicadas, especialmente en el caso de nuevos aportantes.

Validar materiales entrantes

¡El gas sostenible sólo puede producirse con los llamados materiales “sostenibles”! Por definición, los residuos son sostenibles, pero requieren una autodeclaración. Pueden ser residuos industriales, de almacenamiento, agrícolas, etc. Los residuos de la agricultura son variados: efluentes ganaderos, cultivos degradados por mala producción (ataque de parásitos, etc.), residuos de cosecha (paja, paja pequeña, residuos de silos, rastrojos de maíz, etc.), tramitando las desviaciones en el marco de talleres de diversificación. Un material clasificado como residuo no llevará factores de emisión de GEI distintos de los vinculados al transporte. La biomasa agrícola requiere comprobar la sostenibilidad de la parcela de producción. Los cultivos energéticos intermedios (CIVES) o cultivos dedicados son productos que requieren justificantes específicos vinculados a la producción. Cualquier coproducto debe estar asociado a un valor de GEI y a un certificado de sostenibilidad emitido por el fabricante. Cualquier falta de certificación de la durabilidad del material en el momento de la entrega hace que el material sea automáticamente insostenible. No está prohibido el uso de materiales no duraderos. Sin embargo, esto producirá gas insostenible que no se pagará al precio contractual. El uso de este gas insostenible en tu caldera, tu antorcha o tu cogeneración para autoconsumo es posible. Este consumo teórico permite reducir los volúmenes de gas inyectado insostenibles.

(1) Certificación Internacional de Sostenibilidad y Carbono.

-

PREV Los incendios forestales se cobran vidas en Türkiye
NEXT Países Bajos – Francia: ¿cómo ver el partido de la Eurocopa 2024 en streaming?