Marruecos entre los cuatro primeros africanos, a pesar del descenso global

Marruecos entre los cuatro primeros africanos, a pesar del descenso global
Marruecos entre los cuatro primeros africanos, a pesar del descenso global
-

A pesar de una caída significativa de los precios del combustible a nivel mundial, estos precios siguen estando entre los más altos en Marruecos en los últimos tiempos, una situación que suscita muchas preguntas y críticas. Mientras que los consumidores globales se benefician de costos más bajos, los marroquíes continúan pagando precios altos por el combustible, lo que convierte al Reino en uno de los países con precios más altos de África.

Según las reseñas del sitio “Global Petrol Prices”, especializado en el seguimiento de los precios del combustible a escala mundial, Marruecos ocupa actualmente el cuarto lugar entre los países africanos con los precios más altos del combustible. A 20 de mayo, el precio del litro de combustible en Marruecos es de 1,54 dólares, justo después de República Centroafricana, Senegal, Seychelles y Zimbabue.

Marruecos también ocupa el primer lugar entre los países árabes con los precios más altos de los combustibles, en particular el diésel, cuyo coste medio por litro ronda los 14,79 dirhams (1,4 dólares estadounidenses). En cuanto al precio medio del litro de gasolina, alcanza los 15,46 dirhams, o aproximadamente 1,54 dólares estadounidenses.

Esta elevada posición a pesar de la tendencia global a la baja es un indicador alarmante. El precio del combustible en Marruecos cayó sólo mínimamente, lo que no fue suficiente para sacarlo de los primeros puestos de los países con los precios más altos de África.

Aunque recientemente se ha registrado una reducción en los precios del combustible, ha sido mínima y no ha cambiado fundamentalmente la situación. Marruecos sigue siendo uno de los países africanos con los precios de combustible más altos, lo que se traduce en importantes beneficios para las empresas que operan en este sector.

Caída mundial de los precios del petróleo

La situación marroquí contrasta marcadamente con las tendencias globales. Informes internacionales recientes indican una disminución en el comercio de petróleo debido a las preocupaciones de los inversores sobre la continua y estricta política de la Reserva Federal de Estados Unidos y los riesgos de una reducción de la demanda estadounidense. Los precios de los futuros del Brent para entrega en julio cayeron un 0,76% a 82,25 dólares por barril, mientras que los precios de los futuros del WTI estadounidense cayeron un 0,84% a 78 dólares por barril.

Según el Instituto Americano del Petróleo, los inventarios de petróleo crudo de Estados Unidos disminuyeron en 2,48 millones de barriles en la semana que terminó el 17 de mayo, mientras que los inventarios de gasolina aumentaron en 2,09 millones de barriles, lo que indica una disminución en la demanda de combustible en la economía más grande del mundo.

Esta discrepancia entre los precios mundiales y los practicados en Marruecos suscita numerosas críticas. Las empresas de combustible en Marruecos han sido frecuentemente criticadas en los últimos años por los altos precios que cobran a los consumidores. La situación actual no hace más que acentuar estas críticas: los consumidores marroquíes se sienten cada vez más agraviados en comparación con sus homólogos mundiales.

Mientras el resto del mundo se beneficia de los precios más bajos del combustible, Marruecos sigue estancado en una espiral de precios altos, lo que pone de relieve una paradoja que merece especial atención y un análisis en profundidad. Los consumidores marroquíes están esperando medidas concretas para alinear los precios internos con las tendencias globales, y las compañías de combustible están bajo presión para justificar sus altos precios.

Marruecos se encuentra en una situación paradójica en la que los precios del combustible siguen siendo altos a pesar de una caída global. Esta situación, puesta de relieve por las revisiones de los “Precios globales del petróleo”, suscita críticas generalizadas contra las empresas de combustible que operan en el país. Con ganancias significativas en juego y una presión creciente de los consumidores, es crucial que se tomen medidas para restablecer el equilibrio y alinear los precios del combustible en Marruecos con las tendencias globales.

-

PREV “El precio pagado por Cooperl a sus obtentores no es inferior al precio medio en Francia”
NEXT “¡Bruno es un idiota!”