Los materiales textiles representan casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero en la ropa

Los materiales textiles representan casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero en la ropa
Los materiales textiles representan casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero en la ropa
-

Le guide de décarbonisation destiné aux entreprises du textile, co-instruit par WeCount (Académie du Climat pour les Entreprises), l’Union des Industries du Textile (UIT) et 16 entreprises du secteur, fournit des données chiffrées sur l’impact écologique de la moda.

Según los diversos estudios ya realizados para conocer y comprender el impacto de carbono del sector textil, a escala global o nacional*, el sector textil contribuye entre el 2 y el 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Con el 44% de las emisiones de gases de efecto invernadero (balance de GEI), las materias primas textiles representan la principal fuente de emisiones en el sector textil.

Los procesos de fabricación industrial representan al menos el 20% de las emisiones. El impacto del carbono se distribuye de la siguiente manera: el 43% proviene del hilado, el 34% está vinculado a las etapas de tejido y tricotado, el 3% al acabado y el 20% a la fabricación. Esta puntuación relativamente baja puede explicarse en parte por el hecho de que las empresas encuestadas tienen su sede en Francia. De hecho, ciertos procesos tienen lugar en Francia, un país donde la electricidad no produce emisiones de carbono. Tenga en cuenta que los diferentes acabados utilizados generalmente durante el acabado no se han podido contar debido a la falta de datos precisos por parte de los proveedores.

Aunque la cadena de valor del sector está globalizada, con el 9% de las emisiones de GEI, el transporte no se encuentra entre las principales fuentes de emisiones del sector textil.

El fin de vida de los productos comercializados equivale al 7% del impacto. Esto incluye el final medio de vida de los textiles que se consideran enterrados e incinerados, así como el de los accesorios, especialmente los metálicos, los embalajes y los productos químicos utilizados. Con un 3%, la huella de carbono de los empleados (viajes entre el hogar y el trabajo, TI, etc.) es insignificante en comparación con otras emisiones de GEI.

Los demás % se distribuyen de la siguiente manera: energía de edificios y máquinas 6%, compras y servicios 3%, uso de productos textiles 3%, otros 6%.

*Estudios realizados por Quantis, McKinsey y la Fundación Ellen MacArthur y, a escala más local, como Francia, por Cycleco.

-

NEXT DIRECTO. Euro 2024: primer partido del grupo de Francia, Inglaterra entra en liza… sigue la tercera jornada